HONDURAS.- Dialogando con Manuel Flores

José Manuel Flores Arguijo

 

Editorial del Programa Radial del COPRUMH, 23/3/2014

Hola Manuel, hoy a las 3:20 PM te van a matar, de nada sirve avisarte como si esta fuera una historia de Deja vu, al final las balas llegan y tu caes y en esa caída se fueron muchas cosas, se perdió toda una vida. Cada vez que el calendario marca 23 no importa de qué mes, tu memoria me lleva y me trae por tu trayectoria de ser humano, de noble revolucionario socialista, pero sobre todo, por esa amistad que irradió tantas vidas como un sol de ternura.

Desde que te mataron han pasado muchas cosas, no sé ni por dónde empezar pero como te dije una vez, la oligarquía que te quitó la vida, nos ha quitado todas las conquistas; del INPREMA y del Estatuto del Docente ya no queda nada, pero no sólo eso Manuel, también han seguido repartiendo bala y matando más compañeros obreros campesinos, estudiantes, abogados, periodistas, en fin, este país es una jungla de sangre que nadie para. No sé cómo serán las cosas en el cielo pero aquí vivimos un infierno de violencia e impunidad horrendo.

Te cuento que el 24 de noviembre de 2013 hubieron elecciones y un Tal Juan Orlando Hernández se hizo presidente a “guevos”, es el mismo que era presidente del Congreso Nacional cuando te mandaron a matar, al man le dio la tara de ser presidente y se impuso con un fraude escandaloso pero todo pasó sin que pasara nada, porque aquí manolo, no hay oposición popular, apenas existen unos tibios intentos de oposición legislativa que no ajustan para revertir la situación.

Esta semana se presentó al Congreso Nacional el Ministro de educación Marlón Escoto a defender la jornada extensiva de trabajo, vos no lo conociste, este vino a continuar la obra de Alejandro Ventura, toda la dirigencia y amplios sectores de base se tragaron el cuento de que Escoto era distinto a Alejandrito pero rapidito sacó las uñas, pues resulta que en dicha comparecencia, un diputadillo, un tal Milton Puerto de Olanchito sacó la conclusión de que Escoto era lo mejor de lo mejor porque gracias a él se había derrotado a la dirigencia magisterial; pucha Manuel, que pobre exhibición de argumentos para un hombre que viene de una ciudad tan culta; este diputado transpira la ignorancia como un sudor negro porque ante la incapacidad de construir un argumento pedagógico, contrae su cerebro a los estrechos límites que provoca la soberbia. En la misma línea de este diputado, hay dentro del magisterio autoridades departamentales, distritales, municipales y directores de centros educativos que babean de sus bocas un líquido viscoso llamado represión; pero se van a joder, porque un día Manuel vendrá tu sangre alegre, valiente y revolucionaria a levantar la moral del magisterio, tu sangre vendrá a lavar el miedo que hoy paraliza al magisterio y cuando eso suceda, tu corazón repartido en pétalos de fuego brillara en el pecho de cada maestro y maestra de Honduras; ya vas a ver Manuel, volveremos a levantarnos y allí estarás tu como invitado de honor a la fiesta de una nueva conciencia magisterial que ya empezamos a construir desde la base.

Me olvidaba decirte que hemos descubierto un nuevo libro, es como la actualización de La Pedagogía del Oprimido de Freire, el libro se llama “Educación y Neoliberalismo” de Carlos Alberto Torres, mira Manolo, no sabes cómo estoy disfrutando este libro, me ha abierto miles de perspectivas, se me ocurre que las organizaciones magisteriales lo deben importar por miles y convertirlo en un texto de capacitación masiva; lo leeré en vos alta para que el viento lleve las palabras hasta el cielo y podas conocerlo, te gustará mucho ese libro porque para ti leer, escribir y luchar era lo más humano de la tierra.

Haces mucha falta Manuel, sobre todo en este momento tan difícil para para la clase trabajadora; no queda más que seguir trabajando por un mundo diferente, si tu distes la vida por cambiar esta realidad, qué más nos toca a los que todavía vivimos, si es que a esto se le puede llamar vivir. Hay cosas que yo no acepto Manuel, por ejemplo que aquí se haya hablado de reconciliación cuando tu sangre y la de muchos compañeros y compañeras sigue corriendo en el pecho del pueblo; la tal reconciliación la hicieron hasta cancioncita de campaña electoral, vieras que ridículo e inmoral se escuchaba eso, pero bueno, tu que estas en el cielo sabrás que en la viña del señor hay de todo.

Te queremos Manuel, perseguiremos eternamente a la bala asesina que te quitó la vida, sabemos que la trayectoria tiene origen en el gobierno de Porfirio Lobo Sosa y si a esta generación no nos alcanza para ver justicia, ya estamos preparando a la nueva generación que levantará tu sangre para restregarla en el rostro del enemigo de clase; como dijo el poeta John Connolly: tus asesinos jamás tendrán un sol bajo la almohada; por ahora te invito a un café, al café de siempre, al que nos unió entre libros, documentos, palabras y esperanzas; desde el COPRUMH y el magisterio nacional te decimos: ¡hasta luego comandante flores.!

Share