“De las vacas sagradas…se hacen las mejores hamburguesas”

 

Por Josefina Arguello.

No cabe duda que el V Festival de poesía Internacional de Poesía en Granada, Nicaragua, es uno de los mejores lobbies para la proyección de la intelectualidad nicaragüense. Días antes de la semana del Festival, los temas de conversación entre los literatos son: ¿Vas a ir a Granada? o ¿fuiste invitado al Festival? Por supuesto que participar de este magno evento es una de las mayores atracciones para nuestra criolla elite literaria porque en él se dan cita algunos nombres que pululan en el ambiente literato internacional y que pueden “darte una manito” ya sea para hablar del trabajo como poeta o proyectarlos fuera de los preceptos y conceptos literarios de los intelectualoides nicaragüenses.

“Noche de poesía Joven”

Con su enorme melena y polar sonrisa casi sacada de Vanity Fair, la controversial Gioconda Belli dio la bienvenida en un lunes perezoso a quienes llegaban a escuchar una de las novedades que este año ofreció el Festival, una noche dedicada a los poetas jóvenes. En tres rondas de lectura los poetas de menor trayectoria literaria, pero con algunos significativos premios, reconocimientos y gestión cultural en cada uno de sus países dieron muy buenas críticas no solo del público asistente, sino de algunos poetas de renombre que siempre han tenido sus reservas en cuanto a los poetas jóvenes sobre todo los nicaragüenses.

La poesía joven nicaragüenses estuvo muy bien representada, aunque definitivamente siempre se excluye a alguien o se autoexcluye alguien porque en las anteriores versiones del festival los poetas jóvenes han enarbolado banderas de rivalidades que iniciaron cuando, incluso, algunos de ellos no había ni siquiera nacido y otros estaban demasiado pequeños para darse cuenta de tales diferencias. Sin embargo, hay que reconocer que por primera vez la junta directiva del Festival Internacional de poesía, de manera un tanto timorata reunió en una noche, a algunos jóvenes poetas para limpiar un poco la imagen de “vacas sagradas y consagradas” adjetivadas de esa manera por no permitir entrar a cualquiera a ese círculo literario. Al parecer los únicos que hasta la fecha cuentan con bienaventuranza del clan liderado por Francisco de Asís “Chichi” Fernández son: Hansel Lacayo, Irving Cordero, Madeline Mendieta y Francisco Ruiz Udiel, este último fue el presentador de la noche de la lectura juvenil. No obstante, estos cuatro nuevos poetas, ya están perfilando cierto nombre dentro de ese enorme encuentro literario y al parecer están tomando al píe de la letra la lección de su mentor “Chichí” Fernández porque entre ellos ya forman un pequeño circulito cerrado y un tanto excluyente, será ¿qué estos serán el nuevo relevo bendecido por la Directiva del Festival? ¿Serán tan macabros estos cuatro jinetes de hacer hamburguesas de sus propias vacas sagradas? El tiempo lo dirá.

Pero, obviando las elucubraciones de quienes son el próximo relevo del Festival, es evidente que existe la necesidad de estrechar a estas generaciones de escritores que, a diferencia de otras artes donde se pueden tener un tutor, mentor o maestro, durante muchos años la brecha literaria presenta una ruptura difícil de conciliar por razones de índole geográfica, generacional, política y estilística esta última con mayores sesgos porque mientras los mayores todavía piensan que la literatura tiene algún rol social y reconocen la escuela “Cardenalicia” del exteriorismo, los jóvenes tienden, nuevamente, al regreso del “Yo” a la poesía interiorista como una expresión del ego ante una realidad socio cultural y política tan polarizada como la que les ha tocado afrontar.

“Poeta, esto está de juerga, la poesía sentando minifaldas...Exhibicionistas a la vista en suplementos literarios” con acento de reclamo Irving Cordero en el poema “Sábado en crisis” enfatiza en sus versos el favoritismo, los premios prefabricados, los malos poetas y los fabulosos escritores productos del marketing y las relaciones. En “Fotografía con vaca Sagrada” Alejandra Sequeira, valientemente encara a los miembros del Festival y no titubea al decir: “La estatua de poeta mil veces restaurada y ahora envejecida”…”Eres ya ahora un souvenir de ese viaje” tal como si lo predijese Alejandra, muchos pedían sacarse una foto con algunos de los grandes poetas invitados, tal vez para hacer constar que realmente asistieron al evento o que su viaje por Nicaragua, al menos valió la pena llevarse una fotografía de un personaje importante. Por su parte, Francisco Ruiz Udiel, profetisa que “Cada cuatro años nace una poeta suicida” “Cada cuatro años la muerte abre la llave del gas de una cocina”…”Cada cuatro años la muerte toma anfetaminas para adelgazar” con tono caricaturesco, Ruiz Udiel describe como la muerte convive con las cosas cotidianas, y como fuma un cigarrillo esperando que los poetas se desesperen dejándose seducir por la marginalidad del poeta no comprendido y que no hace eco a la indiferencia, por tal razón, los jóvenes poetas acuden al suicidio.

Martín Mulligan, a través de su voz narrativa Emilia Persola, utiliza el lenguaje periodístico como recurso estilográfico para desafiar a sus mayores generaciones, aunque este estilo epigramático fue incorporado por la Vanguardia Granadina, ya homenajeada en pasados festivales. “Poema asiste al Crimen de una sinestesia” al parecer, reitera Emilia esa necesidad de muerte, de acabar con las viejas estructuras “he develado una estructura de la forma entre palabras, enunciados y líneas circunspectas”. En “Homo émulo de mulo” el más estructuralista de todos, Víctor Ruiz nos dice: “Pletórico mulo nulo la palabra, no de miope estructura exagerada” continúa acusando la falta de visión que tienen sus antecesores de las nuevas formas de escritura y manejo de la palabra.

En el poema “Se busca” Madeline Mendieta, la única mujer del cuarteto que acuna el Festival, continúa con la línea de crítica de Mulligan, ”La estampida ignorante opaca las palabras” señala y acusa a quienes utilizan la poesía como artículo disponible a la venta “La galaxia abecedaria sucumbe en páginas amarillas”. Hanzel Lacayo quien además tuvo varias intervenciones leyendo la versión en español de varios poetas no hispanohablantes, dice: “Tuve que fermentar a fuerza de no madurar y me siento ya hecha toda una leyenda” en este poema “Eva, la nueva” Lacayo manifiesta el sentimiento de madurar rápidamente para poder estar a la altura de los poetas consagrados y más aún a los que son leyenda.

Los poetas de Dinamarca, de Alemania y Suiza. pusieron en escena un “performance” término utilizado hasta el punto del abuso pero muy en “voga” según las nuevas tendencias interdisciplinarias, en las cuales se incluye, en la presentación de un poeta, elementos de la plástica, el teatro, la danza y la música. Los jóvenes, leyeron en 5 idiomas al unísono el mismo poema, tomando como único recursos sus voces mezcladas creando en el auditorio un efecto sonoro muy estridente y urbano dando la sensación de estar sumergido en el apabullante tráfico de New York o Río de Janeiro muy propio de las grandes metrópolis.

Los Mayorcitos

Cardenal, Yevtushenko y Ann Waltman fueron sin lugar a dudas, los poetas “showman” de la semana. El pasado año, el sacerdote Ernesto Cardenal se vio enredado en una disputa legal de unas propiedades en Solentiname y quiénes son sus admiradores afirman que es un juicio político. El Centro Nicaragüense de escritores, dirigido por el poeta y ex editor del NAC Luís Rocha encabezó una campaña a favor de Cardenal enviando una catarata de correos a centenares de intelectuales, pensadores y grandes personajes internacionales con el fin de mover la opinión pública en contra del gobierno de Ortega por el hostigamiento y la persecución que le hacían al poeta del Cántico Cósmico. No obstante, el juicio ha perdido ruido y en definitiva el ranking literario de Cardenal mueve las fibras mundiales para postularlo, una vez más, al premio Nóbel de Literatura.

Yevtushenko

El ruso al igual que Cardenal, opositor del régimen comunista de la Rusia de Stalin, nominado varias veces al premio Nóbel de Literatura. Ha vivido mayor parte en el exilio fue la mayor atracción que pudo este año ofrecer el Festival Granadino. Yevgeny Yevtushenko, un personaje histriónico con un dominio escénico propio de su formación de actor dramático, arrancó no solo muchas sonrisas y una que otra carcajada sino que ofreció toda una cátedra de poesía con un alto contenido social, pero con giros de humor muy fino y elaborado, sin descuidar la esencia y la mística de la poesía. “Esta es una poesía dedicada a mi país Rusia, pero cualquier semejanza con Nicaragua no es a propósito” dijo con su resonante acento ruso durante la presentación de su poemario editado en especial para el Festival “Caminando sobre Tejado” traducido por el poeta chileno Javier Campos. “Así que el amor por la Patria y el amor por el Estado, es realmente un divorcio, pero donde nunca hubo antes ningún casamiento” Señala Yevtushenko en su poema “El Estado”

La Música

Los hermanos Carlos y Luís Enrique Mejía Godoy son ya íconos infaltables en el programa musical que al final de las largas jornadas de lectura, caen como bálsamo en los fieles asistentes que se agrupan en la Plaza principal frente a la Catedral de Granada para escuchar a los poetas del mundo y los conciertos gratuitos con los artistas nacionales de enorme trayectoria en la lucha por la dictadura Somocista y que fueron con su música y letra pegajosa un gancho infalible para la enajenación de miles de jóvenes que se sintieron identificados con la protesta hecha canto y que entonaron “La tumba del Guerrillero” como un segundo himno nacional. Durante la noche, Carlos con su voz pausada, deletreando suavemente las frases agradeció la presencia del vicepresidente de la república Jaime Morales Carazo, quien por ser pariente de Francisco de Asís ha salvado un poco la aridez con la que el actual gobierno ha tratado al Festival así como la presencia muy silenciosa y muy “proper” del director del Instituto de Cultura Luís Morales quien prácticamente dio la cara por Rosario Murillo pues se dice quien es uno de los hombres de mucha confianza de la primera dama.

El Carnaval

Este año no lucía tan vistoso el carnaval poético, en el cual hacen un simbólico entierro con un lema distinto cada año, en esta ocasión enterraron “La Mentira y el Engaño” muy subliminal estos mensajes porque tendríamos que descifrar ¿quién está engañando a quién? Si el Festival a los poetas o viceversa. No obstante, el carnaval siempre es un atractivo turístico para los poetas de continentes con culturas muy opuestas a la nuestra, como el poeta de Taiwán quien bailó al son de los Chicheros durante casi tres horas que duró el carnaval. El carnaval representa a cada uno de los municipios con sus bailantes tradicionales y son en su mayoría apoyados por el gobierno municipal de cada localidad. Sin embargo, fue notorio que hubo pocos participantes probablemente producto de las recién pasadas elecciones municipales y los alcaldes electos no contaban con presupuesto para apoyar este evento. Lo más simpático fue en una mínima representación del Toro Venado de Masaya, las representaciones caricaturescas que hicieron de la primera dama Rosario Murillo quien ataba del cuello al poeta Ernesto Cardenal quien marchaba a la par de su emblemático poema “Bienaventurado el hombre que no sigue las consignas del partido, ni asiste a sus mítines”.

Es evidente que una quinta edición del Festival quien ya se enrumba a estar dentro de los tres mejores de Latinoamérica, realiza un enorme esfuerzo por juntar tres cosas, poesía, turismo y venta de libros y artesanías en pro de la ciudad de Granada quien en una proclama firmada por los asistentes solicitaron ante UNICEF ser declarada patrimonio intangible de la humanidad. Si esto lo aceptan, no cabe duda que tendremos un Festival Internacional de Poesía dedicado a Francisco “Chichí” Fernández.

Share