HISTORIA.- La Revolución de Febrero de 1917 y el nacimiento de la democracia obrera.

Por Aquiles Izaguirre.

Han pasado más de 20 años desde que se proclamó el fin de la historia y el triunfo del capitalismo. El edicto de la victoria del capitalismo fue firmado en Washington y llevado a casi todos los rincones del planeta. Pero el triunfo de la “democracia” sobre el “totalitarismo” esconde una historia secreta pocas veces contada.

Es la epopeya de otra forma de poder distinta a la democracia burguesa, en la que los millonarios y sus políticos gobiernan a los explotados. Esta historia olvidada conscientemente por los poderosos, es la de los soviets y sus órganos de poder dual, es la saga de los explotados y su formas de democracia directa, en la que las clases sociales explotadas tomaron el poder, logrando destruir el Estado de los poderos y ricos, para transformarlo, aunque por un corto período, en una república controlada por los explotados.

El origen de los soviets.

La traducción de la palabra soviets es sencilla, se traduce como Consejos o Juntas. Las primeras experiencias del poder soviético o poder alternativo al de los poderes del Estado burgués nace en las gélidas tierras Eslavas. Fue en la Rusia Zarista de 1905, en medio de la revolución que se comenzó a observar esta estructura de poder obrero y campesino.

Pero el poder soviético u obrero no es una receta propia de Rusia, sino que es un fenómeno que aparece en los momentos de crisis cíclicas del capital, cuando el poder burgués entra en decadencia, surgiendo movimientos espontáneos de los trabajadores y campesinos que buscan como organizarse para defenderse de las represiones y sobreexplotación. Estas organizaciones chocan contra la naturaleza del Estado burgués, ya que los comités de trabajadores y campesinos comienzan a realizar labores propias del Estado, es decir, legislan, crean impuestos, y crean sus propias milicias. Al realizar estas funciones del Estado, estos dos poderes, uno embrionario y otro formado, luchan entre sí, hasta que uno se alza victorioso sobre el otro.

Hay que regresar a 1905 para estudiar por primera vez este fenómeno embrionario. Fue la revolución la que parió a los soviets, y no una idea preconcebida de alguna organización política, más bien, fue producto del actuar espontaneo de las masas en un momento histórico convulsivo.

El soviet de Ivánovo-Vosnesensk.

El primer soviets surgió en la cuidad de Ivánovo-Vosnesensk, centro de la industria textil rusa y una de las ciudades con el movimiento obrero más antigua del país. Estallada la revolución, el 12 de mayo, inició una huelga de los obreros textiles en dicha ciudad. Rápidamente se transformó en una huelga general, y el 13 de mayo, a orillas del rio Talki se realizó una asamblea de aproximadamente 30.000 obreros quienes eligieron un consejo de 110 delegados que estaban nombrados para negociar con los patronos y autoridades, así como para dirigir la huelga.

Pero en una época agitada las funciones esenciales de este comité fueron cambiando, por ejemplo, en la ciudad no se podía imprimir un solo panfleto sin la autorización del soviet, quien también autorizaba el uso de espacios públicos, organizaba la protección de las fábricas y los bienes de la ciudad. El prestigio del soviet de Ivánovo-Vosnesensk fue tan grande que: “durante todo el período en que fue dueño absoluto de la población no se registró ni un solo acto de robo o de saqueo. Fue precisamente cuando se disolvió el Soviet que empezaron los asaltos a las tiendas.” (Los Soviets: Su origen, desarrollo y funciones Andreu Nin)

El 3 de julio el zarismo organizó una represión, bajo el ataque, las asambleas que realizaban los 110 delegados se suspendieron por 2 semanas, al regresar el soviet ya tenía un carácter más político eligiendo un comité ejecutivo de 5 miembros, llamando a la realización de una asamblea constituyente, organizando comisiones para recolectar fondos, formó milicias para defender las fábricas y organizó un tribunal para juzgar a los responsables de la represión del 3 de julio. El 25 de julio el Soviet decidió dar por terminada la huelga en vista de que el hambre empezaba a reinar en los hogares obreros y de que los patronos habían hecho concesiones considerables.

Esta experiencia se repitió por las principales ciudades obreras rusas y los campesinos imitaron al movimiento obrero creando sus propios consejos. Como vemos, el desarrollo del fenómeno soviético es espontaneo de las masas y parte de la necesidad de defenderse del poder. Los consejos o soviets más importantes fueron el de Moscú y el de San Petersburgo.

La oleada revolucionaria obligó al zar Nicolás II a ceder y “otorgar” una constitución haciendo el llamado a una asamblea (llamada la Duma). Las concesiones hechas por el zar, convenció a los liberales que tenían ganada la partida y se alejaron del movimiento revolucionario. Con ese respiro el Zar se sintió fortalecido y en diciembre dispersó salvajemente el consejo (soviet) de San Petersburgo. En Moscú el soviet organizó la insurrección que fue brutalmente aplastada. Pero la primera revolución Rusa solo fue el ensayo para los consejos obreros y campesinos, la verdadera prueba de su valía y poder sería 12 años después, en 1917.

La revolución de 1917.

En febrero de 1917 explota la segunda revolución rusa, en este proceso los soviets tomarían el papel histórico más importante floreciendo de nuevo por toda Rusia. En este mes, una insurrección popular toma San Petersburgo, la flota ordenada a destruir el levantamiento se niega a disparar contra la población. En ese proceso, la Duma (disuelta por el zar) se encarga de crear un nuevo gobierno provisional y de pedir la abdicación de Nicolás II, que terminaría dimitiendo. Luego de la abdicación del zar se creó un gobierno provisional de duraría hasta Octubre de 1917.

Fue el partido bolchevique y Lenin los que vieron la importancia de los soviets y su papel histórico: “el éxito extraordinario de Lenin consistió en pasar de ese incontrolable y anárquico levantamiento popular al poder bolchevique (…) lo que sobrevino no fue una Rusia liberal y constitucional occidentalizada (…) sino a un vacío revolucionario, un impotente «gobierno provisional» por un lado y, por el otro una multitud de «consejos» populares (soviets) que surgían espontáneamente por todas partas como las setas después de la lluvia” (Hobsbawm, Eric. Historia del siglo XX)

El punto a destacar es precisamente que la democracia occidental estaba naciendo en Rusia con la “Duma” o Asamblea legislativa y su Gobierno Provisional. Pero la historia también estaba pariendo una nueva forma de gobierno diferente al de los empresarios y acaudalados, esta forma de gobierno era la del Estado obrero, a través de sus consejos o soviets. Es decir, mientras la duma legislaba los soviets creaban leyes que se cumplían, mientras la duma mandaba el ejército, los soviets mandaban soldados y creaban milicias.

Poco a poco, estas dos formas de poder profundamente contradictorias se acercaban a un choque titánico, ya que una de las dos debía subsistir porque representaban clases sociales enemigas. En Octubre el partido bolchevique dirige una insurrección y le entrega el poder a los soviets, a partir de ese momento se crea el primer Estado obrero y campesino de la historia de la humanidad.

Pero ¿porque el éxito de los soviets? Según uno de sus más grandes dirigentes, León Trotsky: “los soviets no estaban ligados a ningún programa en particular, sino que todas las capas de la población presentaban sus propios programas para poder así trazar la línea adecuada, destacando su carácter a-partidario, deliberante y ejecutivo” (Trotsky, León. El Programa de Transición) Asimismo, los consejos le ofrecieron: “un aparato estatal, instrumento por el cual los sectores populares rusos ejercieron su gobierno, suministrando una fuerza armada de obreros y campesinos con la cual se hacía efectivo el poder” (Los Soviets, Ignacio González Bozzolasco)

Desgraciadamente el Estado soviético no vivió mucho tiempo, el atraso del país y la derrota política de los que lucharon por mantener vivo el espíritu de esos consejos llevó al poder a la encarnación de la burocracia y lo más decadente del bolchevismo, José Stalin. Este demolería la Constitución soviética en 1939, en donde los soviets existían solo formalmente como poder, instaurando una “democracia” de votos al estilo occidental, con la presencia de un partido único.

Democracia burguesa vs democracia obrera

La historia de  la humanidad ha visto muchas formas de Estado, en las aulas nos enseñan que la democracia nació en Grecia, pero nunca enseñan que en esa democracia esclavista eran los dueños de esclavos los que gobernaban y tenían derechos, que los esclavos eran solo un objeto de uso.

Así pasa en nuestra “democracia” moderna, donde vemos que aún contra los intereses de la mayoría que votamos cada 4, 5 o 6 años son los acaudalados los que gobiernan adecuando las leyes para obtener grandes beneficios. Por eso es importante abrir un debate como sociedad, sobre el rol de la democracia que deseamos, la democracia donde mandan los millonarios, o la democracia de los explotados, sea la forma soviética u otra forma, pero siempre hay que recordar que la humanidad vio por corto período a los consejos o soviets, pero existieron.

Share