La Dictadura Revolucionaria del Proletariado

Este libro fue escrito a finales de 1979, por Nahuel Moreno (1924-1987), uno de los más importantes dirigentes del trotskismo. Fue una apremiante repuesta teórica ante el revisionismo introducido por Ernest Mandel (1923-1995) en el seno de la Cuarta Internacional, en torno al debate sobre la “democracia socialista”.

A mediados de los años 70 un sector de los partidos stalinistas de Europa (francés, italiano y español) creo una corriente llamada “eurocomunismo”, que –sin romper totalmente su dependencia política con Moscú-- se distanciaron del régimen dictatorial imperante en la Unión Soviética, reivindicando las virtudes de la democracia burguesa. El “eurocomunismo” fue un fenómeno de socialdemocratización de estos partidos stalinistas, fue un gran salto hacia atrás. En contraposición, muchos partidos de la izquierda  revolucionaria en Europea, comenzaron a desarrollar nuevas y extrañas teorías sobre la “democracia socialista”, revisando la teoría marxista sobre la dictadura del proletariado.


Desde Carlos Marx (1818-1883) hasta V. I. Lenin (1870-1924) las formulaciones sobre la dictadura del proletariado fueron bastante generales. Fueron los bolcheviques, quienes desde 1917 en adelante, defendieron a sangre y fuego la primera experiencia de dictadura revolucionaria del proletariado, la cual terminó degenerando burocráticamente. El stalinismo fue la representación de este proceso de degeneración interna del primer Estado Obrero. Los maestros del marxismo nunca escribieron sobre la degeneración de la dictadura del proletariado.
La experiencia traumática del stalinismo, no solo al interior de la Unión Soviética, sino en el conjunto del movimiento obrero internacional, dejó profundas huellas en la conciencia de los trabajadores. El rechazo al régimen burocrático del stalinismo, se convirtió, en algunos casos, como los eurocomunistas, en una reivindicación velada de la democracia burguesa.
El derrumbe de la URSS en 1990, inició un proceso de restauración capitalista en los estados obreros burocráticamente degenerados, el cual todavía perdura. Este brusco giro de la historia borró la teoría marxista sobre la dictadura del proletariado en muchos de los programas políticos de los partidos de izquierda. Desde 1990 en adelante, hemos observado que la mayoría de la izquierda mundial, en cualquiera de sus variantes, rechaza abierta o solapadamente la sola posibilidad teórica que de las próximas revoluciones triunfantes surjan nuevas dictaduras revolucionarias del proletariado.
En los últimos 22 años, se ha borrado prácticamente más de un siglo de lucha teórica contra la ideología democrática burguesa, sobre la necesidad que el proletariado tome el poder y ejerza su propia dictadura, como una dominación de la clase trabajadora sobre la minoría de explotadores.
Obviamente, los socialistas tenemos siempre presente las causas materiales y políticas que permitieron el surgimiento del stalinismo. Y aquí es donde surge nuevamente el debate entre los revolucionarios. La crisis actual del capitalismo no es un hecho aislado o casual, estamos inmersos en la etapa de decadencia del capitalismo y del imperialismo. Las revoluciones son inevitables, las condiciones de vida se irán haciendo cada vez más insoportables, y estallaran procesos revolucionarios en cualquier parte del mundo.
Por ello, el Partido Socialista Centroamericano (PSOCA) publica esta importante obras teórica de Nahuel Moreno, consciente que es apenas un resumen o síntesis de la teoría marxista sobre la dictadura del proletariado, que debe ser enriquecido por necesario debate de la izquierda socialista. Sin teoría revolucionaria, no hay movimiento revolucionario.

Centroamérica, 27 de Junio del 2012

Melchor Benavente


Para bajar la version encuadernada lista para imprimir , haz click aqui

Share