ESTADOS UNIDOS.- Esclavitud moderna para los trabajadores latinos

latinos en usaPor Alejandra Juárez

“Babysitting / Housekeeping, Live in – CA”, con esta lectura comienzan su mañana muchas de las mujeres en busca de una mejor vida en los Estados Unidos, cuidar niños o  limpieza de casas es a lo que pueden aspirar la gran mayoría de las latinas en California, sin importar la preparación académica que hayan obtenido en sus países de origen, el sistema no las excluye como fuerza de trabajo barata. Para el sector doméstico existen dos modalidades de contratación: Live Out cuya traducción popular al español es “vivir afuera de la casa donde se labora”, con una jornada de 8 horas diarias, y la segunda opción es vivir adentro o encerrada “Live In”, lo que implica permanecer día y noche en el lugar de trabajo durante los días establecidos.

Encerrarse suele ser el trabajo más común entre las inmigrantes recién llegadas a California, pero es una esclavitud moderna, que les niega el derecho a tener una vida propia y una superación personal. Obligadas a laborar normalmente de 12 a 14 horas diarias, sin obtener remuneración por las horas extras debido al salario fijo que se impone por semana, desde un inicio se explota cien por ciento su fuerza de trabajo. Además es importante resaltar que  social y políticamente son un sector activo pero invisibilizado. Ser niñera y limpiar casas es un fenómeno de carácter existencial, (se existe al momento de concretar el trabajo, pero se deja de existir cuando no hay una legislación que regule un salario base, que otorgue beneficios laborales como el derecho a un seguro medico, indemnización o vacaciones, especifico para dicho sector).

El escaso dominio del ingles es otro problema que limita a la mayoría de trabajadoras a laborar con patrones latinos, que cuentan con bajos ingresos mensuales, razón por la cual no ofrecen salarios justos. Los latinos radicados por años en el país, por lo general pagan a la semana por Live In de $250.00 a $300.00 dólares la semana que equivale de $4.17 a $5.00 dólares la hora. Pero trabajar con estadounidenses en cuidades como Beverly Hills, Thousand Oaks, Woodland Hills, Calabasas etc, que son centros donde radica la población con mayor preparación académica o empresarios por generaciones, no es nada distinto, de $350.00 a $400.00 dólares la semana, es decir, de $5.83 a $6.67 dólares la hora es lo suelen pagar a domesticas sin permiso de trabajo y sin licencia de conducir.

Con esto la practica social vuelve a demostrar que este sistema basado en la acumulación de riqueza y capital, la explotación laboral es equivalente a la cadena alimenticia, el más fuerte se come al más débil, pero en este caso los sujetos no son débiles físicamente, sino que son débiles en cuanto a las condiciones sociales, políticas y económicas en que se han desarrollado. Para los latinos no importa si se esta en el país de origen o en el Norte, ambas regiones no ofrecen un contexto equitativo y justo que le permita el desarrollo integral que todo ser vivo merece.

Latinoamérica cierra las puertas a sus propios hijos porque esta subsumida a la dominación extranjera, subyugado no solamente a los intereses norteamericanos, sino a las decisiones y conveniencias del capital financiero y el libre mercado; el Norte también cierra sus puertas con derecho talvez, pero injustamente puesto que a pesar de autodenominarse defensor de los derechos humanos, niega a diario uno de los derechos universales e individuales más sagrados: El Trabajo, condenando a muchos a la miseria, el tormento psicológico y la clandestinidad. Para los latinos no importa si es de día o si es de noche, la división en clases sociales siempre permitirá que alguien este acechándolos para explotar su trabajo.

Share