BOLIVIA.- Los trabajadores Bolivianos se rebelaron contra Evo Morales

bolivia-huelga-mineros

Por Ricardo Condori Machaca

El bloque de clases que sostenía la Revolución Democrática y Cultural como le llama el régimen masista al proceso revolucionario-democrático que vive Bolivia, definitivamente se ha roto, eso lo demuestra las más recientes movilizaciones protagonizadas por la Central Obrera Boliviana (COB) anteriormente afín al gobierno debido el alto costo de la vida y la intransigencia del gobierno.

Sin embargo la actuación a la dirección de la COB y su secretario general Pedro Montes, más que una iniciativa reivindicativa de esta se debe a la presión que las bases sostienen debido al insoportable alto costo de la vida, siendo las medidas del gobierno como el decreto 0809 que solo aumenta el salario mínimo para los empleados públicas (educación, salud, seguridad y defensa) en un 10 % mientras a los trabajadores en general en un 20 %, algo que la población lo considero insuficiente y enfureció a los sectores organizados del pueblo boliviano. El aumento general es de 96 dólares a 116 dólares, mientras que la canasta básica para cinco miembros de una familia se encuentra en 1,100 dólares, sin duda un mísero aumento.

El ultimo veces el aumento de los precios de productos de primera necesidad ha sido en un 30 %, pues desde que fue derrotado el gasolinazo, un intento del gobierno de beneficiar a las empresas distribuidoras de combustible aduciendo perdida de estos por el contrabando, medida neoliberal que afectaba los bolsillos del pueblo, derrotado en la movilización popular, los precios de los productos básicos no han parado de subir, preguntamos, a quien en verdad beneficia este gobierno y porque no implanto control de precios por lo menos en los productos básicos y control de los especuladores de estos productos.

La tasa de inflación acumulada se sitúa en un 5 % pensando que llegara a fines de este año hasta un 6 %, mientras el rubro de alimentos ha tenido un acumulado de un 40 % de aumento, de hecho la Confederación General de Trabajadores Fabriles de Bolivia, cuestiona que las fórmulas para medir la inflación no son reales en un intento del gobierno de esconder la realidad. Estos mismos denuncian la caída del salario real de los trabajadores y que cada vez es mayor la parte de este que se destina para la compra de productos alimenticios, ubicándose en 2010 en un 60 %.

Los empleados de salud, educación, los obreros fabriles y mineros en sus demandas están un aumento de hasta el 30 por ciento, la COB por su parte planteaba que sería aceptable un aumento de solo 15 %; así también otras reivindicaciones son la reactivación aparato productivo industrial y de transformación de materias primas, algo que el gobierno se le ha olvidado exigirle a las trasnacionales que exploran y explotan gas y petróleo y que juntos hacen cuantiosas ganancias. Otras son al defensa de la Caja de Salud y la abrogación del neoliberal decreto de 1982, 2160, que fue la base de la privatización y desnacionalización de la economía, con una supuesta descentralización de los recursos primordiales (minerales, gas, petróleo, caña de azúcar, etc), porque este gobierno “revolucionario” no ha derogado tal decreto. Bueno, sin duda mientras se exigen un aumento del 30 por ciento el gobierno se reduce a un ínfimo aumento, junto a la existencia de 300 mil desempleados y un 70 % de la población ocupada está en el sector informal.

La bronca exploto y los obreros y empleados, caminaron desde distintos puntos del país hacia La Paz, ahí juntos a sus hermanos de la ciudad, hicieron tomas de las principales calles y entradas de la ciudad, la toma de las mil esquinas, se le llamo, la respuesta del gobierno fue insultos “son demandas injustificadas, el país no puede, etc”, junto a la represión, balas y heridos, lo cual fue respondido por los mineros con dinamitazos, por su parte el mismo presidente Evo Morales, con más mentiras “quieren dar un golpe de estado”; y presionado por la bases Pedro Montes respondió: “a la violencia del estado tendremos que responder con violencia revolucionaria”. Nuevamente nos interrogamos, ¿la represión, las mentiras, acusaciones, es la forma de escuchar de gobierno revolucionario?.

Otra táctica infame usado por el gobierno del Movimiento al Socialismo (MAS) fue utilizar las organizaciones sociales afines, el MAS controla una serie de organizaciones en su mayoría campesinos y cocaleros desde los intentos golpistas de la derecha hace ya unos años, pues esta vez tales organizaciones que sirvieron para detener los planes de la tradicional oligarquía junto al imperialismo, ahora fueron usados para enfrentar las movilizaciones de la COB, sin embargo para el bien de la alianza obrero-campesina, dicho maniobra no tuvieron éxito y la respuesta de muchas organizaciones fue no asistiendo a las movilizaciones anti obreras convocado por el MAS y el gobierno de Morales. Esta situación era una táctica muy usada por los gobiernos militares, enfrentar obreros y campesinos, que izquierda la del MAS que las mismas acciones utiliza

Porque el gobierno boliviano insulta a la clase obrera, pues en el 2010 el Estado cerro con un gran déficit fiscal pese al incremento de los ingresos por la exportación de gas, la alta cotización de los minerales y la acumulación de importantes reservas monetarias, así la inversión social producto de las ganancias en la exploración y explotación de hidrocarburos vienen cada ves mas en descenso. En 2010 el déficit fue de un 4.9 % del PIB mientras en 2011 se provee que sea de un 4.2 %, esto mientras los ingresos por gas aumentaron un 53 % en este trimestre en relación al mismo trimestre el año pasado, mientras los ingresos por exportación de minerales del año pasado fueron de 2, 642 millones de dólares. A su vez nuevas reservas de gas se descubren, esta vez en la oriental provincia de Santa Cruz, planeándose invertir 70 millones de dólares con una capacidad estimada de producción de 6.5 millones de metros cúbicos diarios, a cargos de empresas de capital italiano-argentino como Tecpetrol y la poderosa trasnacional francesa Total, con esto las reservas totales de gas aumenta un 30 por ciento llegando a 13, 5 trillones de pies cúbicos, por cierto en el acto de inauguración del proyecto Evo Morales hasta con una camisa de la selección francesa salió.

Lo que se conoce poco es las ganancias que estas empresas se llevan a sus países de origen, cuanto de estas materias primas se industrializan, las ganancias de la estatal Yacimientos Petrolíferos Bolivianos Fiscales (YPBF), cuanto de estos se destina a la reinversión de tal empresa, cuanto pasa a los presupuestos públicos, como se usa, las salarios de los gerentes de la estatal, de los privadas, etc. Por eso es un insulto las palabras de los funcionarios de gobierno como el ministro de trabajo, el presidente y el vicepresidente, cuando plantea que las demandas obreras están fuera de la capacidad del Estado y sobre las ganancias producidas por la explotación de los recursos naturales se quedan callados, sin duda para la nueva elite que se beneficia desde el Estado le es más importante cumplir sus responsabilidades con la burguesías brasileñas, chilenas, francesas y argentinas, que favorecer a su pueblo, pues ganan más así que en los programas sociales que al final se quedan en migajas. Mientras las ganancias de los bancos se calculan en 4300 millones dólares gracias a la inflación y la emisión de valores, sostenido por una política gubernamental que también contempla que las fondos de previsión privados, algo que el gobierno no atacado sino beneficiado inviertan en algunas empresas estatales tales como las YPFB y en los títulos valores de estas.

Nuevamente más acusaciones de parte del gobierno y del MAS, que las movilizaciones son un intento de la derecha de desestabilización, que la dirección de la COB esta infiltrada, el presidente acusa directamente a Jaime Solares líder de esa central obrera por un lado y por el otro al Partido Obrero Revolucionario (POR) de filiación trosquista, histórico partido auténticamente revolucionario, aunque muchas veces sectario fincado en el magisterio boliviano y que fue de los pocas organizaciones de izquierda que no confiaron en el gobierno masista desde el comienzo.

Después de importantes movilizaciones en la capital y en importantes puntos del país, en un ampliado de la COB pero con la mitad de las organizaciones aceptaron la propuesta gubernamental de solo aumentar al 11 por ciento y la promesa de aumentar solo un punto porcentual, ni siquiera llegar a los 15 % que proponía esta central única que de por si era casi ínfima suspendiendo la huelga general indefinida, siendo sobre todo los mineros quienes apoyaron tal propuesta, maestros y trabajadores febriles, consideraron esto una burla y prometieron seguir en la lucha.

Otras de los ofrecimientos gubernamentales esta derogar el decreto 2160 y la recuperación del aparato productivo pero eso son solo ofrecimientos vacíos si nos es la clase obrera y campesina no las elites nacionalistas burguesas, pequeño burguesa y burocráticas las que tienen el poder real, pues con la mitad de la industria de los hidrocarburos y de otro recursos estratégicos en manos de trasnacionales y de las elites que gobiernan a través del MAS por un lado y la otra en manos de la oligarquía tradicional concentrada en el capital financiero y en otros sectores por otro lado, así tal situación es imposible.

Recién firmado el acuerdo, los jubilados iniciaron movilizaciones rumbo a La Paz por considerar insuficiente el aumento del 5 % a sus rentas, además la oposición de ciertos sindicatos de empresas privadas de cementos e ingenios a la estatización, un aviso de la oposición de los obreros a que las empresas pase a manos estatales sin control obrero, situación sin duda utilizada por la patronal. Junto a eso la presión a la dirección de la COB para que se movilice ante el temor de descuentos salariales por los días del paro, ponen claro que tal situación de repudio a las medidas anti populares seguirán.

Desde el Partido Socialista Centroamericano (PSOCA) saludamos la movilizaciones obreras y juntos a otros organizaciones revolucionarias marxistas llamaos a las bases obreras a exigir la escala móvil de horas de trabajo (mas turnos) reduciendo las jornadas (pero sin menor salario); de igual forma si bien no se logró casi nada de las reivindicaciones salariales, lo cual llama a presionar a la dirección oportunista de la COB en las próximas elecciones de esta, así como para que asuma una posición más combativa y a no confiar en las promesas gubernamentales, consideramos que la clase obrera mostró su capacidad de movilización, es necesario rescatar la alianza con el movimiento campesino y otras organizaciones cooptadas por el MAS.

Fundamental es la reconstrucción de una dirección revolucionaria que retome los tareas pendientes de esta etapa democrática burguesa, que la actual dirección masista ya mostró su poco interés de profundizarla y avanzar hacia la revolución hacia el socialismo.

Share