PERÚ.- El modelo de desarrollo del nuevo gobierno

  • Categoría: Perú
  • Visitas: 2910

Valoración del Usuario: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive

Por Hugo Blanco

Estamos acostumbrados a muchas promesas no cumplidas por los candidatos. También sabemos de promesas no cumplidas por Ollanta Humala. Sin embargo partamos de que creemos fielmente lo prometido por él:

Prometió respetar el derecho de consulta a los pueblos indígenas antes de ejercer cualquier acción que pueda afectar a sus territorios. Este derecho es señalado por el Convenio 169 de la OIT que es ley peruana de nivel constitucional pues fue votado por el parlamento.

Por otra parte prometió respetar a las empresas multinacionales que están depredando la naturaleza peruana a través de la minería y la agroindustria. Precisamente piensa cumplir sus promesas sociales con el impuesto a las sobreganancias de dichas empresas, a las que ha prometido impulsar. Ese impuesto no será determinado por lo que el gobierno considere justo, sino, como dijo, será concertado con las empresas depredadoras.

Hay mucho que comentar sobre lo que hará el gobierno, pero en un editorial no hay espacio para ello, por lo tanto hablaremos sólo de lo más importante: El modelo de desarrollo.

El Perú es un país agrícola

Tenemos una cultura agrícola forjada durante 10,000 años. Entre otras cosas vivimos en lo que fue uno de los 8 centros mundiales de domesticación de plantas alimenticias. Nuestros antepasados domesticaron 182 especies, entre ellas 3,000 variedades de papa.

Esto no se debe a que seamos más inteligentes que otros, sino a que tenemos la fortuna de vivir en un territorio con diversos climas y microclimas:

Tenemos: Parte de la selva tropical más grande del mundo, la Amazonía. La cordillera andina con su diversidad de alturas; que además tiene la ventaja de estar en dirección norte-sur y no este-oeste, lo que hace que el clima en una altura de 1,500 metros en el norte, cerca la línea ecuatorial, sea diferente del clima a la misma altura en el sur, lejos del ecuador. Tenemos la costa, que pese a su aridez, agrega la vegetación de otros microclimas.

Como si esto fuera poco disfrutamos de una rica fauna marina, pues siendo un país que está en el trópico, por nuestro mar circula la corriente fría de Humboldt, la que provoca que las aguas calientes del fondo asciendan a la superficie, produciéndose por lo tanto no sólo un movimiento horizontal del agua, sino también vertical. Las aguas llevan consigo el fitoplancton y el zooplancton (flora y fauna microscópicas) que alimentan a gran variedad de peces.

Viviendo en ese paraíso, era natural que nuestras culturas desarrollaran una rica agricultura. El incanato fue sólo la última parte de ese desarrollo, todavía se pueden ver las terrazas o andenes, las ruinas de Tipón que son un poema arquitectónico al agua, las ruinas de Raqchi que muestran restos de gran cantidad de almacenes para las épocas de hambruna. Hubo planificación centralizada de la agricultura a nivel del Tawantinsuyo, que determinaba qué se debía cultivar en cada microzona y a dónde se debía enviar gente para cultivar. Comunidades de media altura enviaban rotativamente parte de su población a la ceja de selva a cultivar coca y otra parte a la alta puna a criar alpacas.

Depredación

Todo esto fue destrozado por la invasión europea. Las huestes de Pizarro tienen el honor de ser los iniciadores de la depredación de nuestro territorio que ahora es continuada en forma y ritmo monstruosos por las empresas multinacionales que tienen como sus sirvientes a los gobiernos de turno.

Los españoles destrozaron la planificación agrícola, rompieron los canales, destrozaron waruwarus (zanjas alternadas con tierras altas en el altiplano para acumular agua en épocas de sequía y contrarrestar el frío de la helada con el calor conservado por el agua), maldijeron a los productos de debajo de la tierra por estar cerca del demonio, principalmente a la papa, pues el demonio había hecho que llevara el mismo nombre que el Santo Padre, por eso cambiaron el nombre a patata, que es el que ha pasado al inglés y otros idiomas, maldijeron a la kiwicha y la coca porque eran adoradas por los nativos.

Parte de la historia de depredación agrícola fue el criminal saqueo del fertilizante guano de isla usado por nuestros antepasados, para fertilizar el suelo de Inglaterra. Por ese saqueo se dice que Castilla fue el mejor presidente del Perú.

Ahora la depredación adquiere características monstruosas. La voracidad de los grandes capitales multinacionales que gobiernan el mundo se lanza ferozmente contra la Madre Tierra. En nombre del progreso roban el agua de la pequeña agricultura que nos alimenta, mediante la minería a cielo abierto que además envenena el agua matando a animales, vegetales y humanos. Roban el agua para hidroeléctricas, amenazando el desalojo de miles de agricultores (Inambari). Roban el agua para la “industria alimenticia” que trabaja para la exportación, nos mata con transgénicos y productos químicos y mata el suelo cultivable con la monoproducción y el uso intensivo de agroquímicos (fertilizantes, insecticidas, herbicidas).

El “progreso” que trae la minería podemos verlo en el departamento más pobre del Perú, Huancavelica, centro minero desde el virreinato o en la Oroya y su paisaje lunar.

El tesoro de la diversidad biológica de la Amazonía se depreda para extraer petróleo y gas envenenando los ríos, talando la selva para la ganadería y el monocultivo, entre otras cosas de biocombustibles para alimentar a los carros.

Las compañías depredadoras tienen a su servicio a los gobiernos que masacran a quienes defienden el medio ambiente, a los grandes medios de difusión en sus manos que cantan loas al “progreso” (progreso de los caudales de las empresas depredadoras).

No estamos contra el desarrollo, defendemos el desarrollo basado en nuestras raíces históricas contra el “desarrollo” colonial que hasta ahora sufrimos. Para ese desarrollo contamos con la sabiduría genética que continúa progresando en manos de nuestros agricultores y de agrónomos que siguen esa línea. En los Andes contamos con el suficiente sol y viento para impulsar las energías solar y eólica. Para exportar contamos con la kiwicha usada por los astronautas y con otros vegetales proteicos muy apreciados en países del norte, como quinua, qañiwa, tarwi (chochos). Además tenemos el tesoro de la biodiversidad amazónica rica en medicinas naturales, de las cuales la quinina que salvó la vida del futuro rey Sol de Francia y la uña de gato no son más que dos ejemplos.

Por las declaraciones de Ollanta Humala, sabemos que continuará con el “desarrollo” extractivista, que impulsará la minería en manos de las empresas multinacionales y que impulsará la agroindustria, ambas depredadoras.

Nosotros, como lo hemos hecho hasta ahora, continuaremos defendiendo a Pachamama al lado de las poblaciones nativas que ofrecen sus vidas por ella, continuaremos defendiendo a los agricultores no indígenas, continuaremos defendiendo a las poblaciones urbanas como Tacna y Moquegua a quienes roba el agua la minería.

Con ello, también estaremos defendiendo la salud de toda la población peruana, incluyendo la familia del presidente, garantizando que disfrute de la sana alimentación que nos brinda la pequeña agricultura y que no sufra los ataques de la “industria alimentaria” que con transgénicos y sustancias químicas sólo busca mayor ganancia para las grandes empresas a costa de la salud de los consumidores.

Si nos equivocamos y Ollanta, inspirado en su nombre indígena, vuelve sus raíces e impulsa el desarrollo basado en la defensa de Pachamama, del Agua, de la Vida, prometemos autocriticarnos en quechua y en castellano.

PERU.- Paro Nacional y crísis política

  • Categoría: Perú
  • Visitas: 4021

Valoración del Usuario: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive

Por Luis Arce Borja

El pueblo peruano no tiene otro camino que luchar y enfrentar al delincuencial gobierno aprista. Entrar a la ofensiva de esta contienda es el PARO NACIONAL del 30 Septiembre que según algunos analistas participaran millón y medio de trabajadores. Este paro expresa el desengaño y odio que siente la clase trabajadora contra el régimen del aprista Alan García Pérez, que desde julio del 2006 ha reeditado una política de hambre y miseria que dejó su predecesor el terrorista Alberto Fujimori.

Entre las reivindicaciones principales de los trabajadores se anota el rechazo al alza constante del costo de vida. En la actualidad, a pesar de la propaganda oficial en torno al crecimiento económico, los pobres son más pobres que nunca. La extrema miseria ha crecido, no solo en los territorios rurales sino también en las principales ciudades del país. La desocupación aumenta y los salarios no cubren ni el 40% del costo de vida. Los trabajadores reclaman también, alto a la creciente corrupción en la administración pública y detener las acciones represivas que impone el gobierno contra las luchas populares. Se pide atención a las demandas sociales de las regiones que el gobierno ha abandonado completamente. Que se respeten las riquezas naturales del Perú, actualmente saqueadas por las transnacionales que reciben sin cesar grandes ventajas para exterminar la agricultura, la pesca y otros recursos.

La lucha popular de este 30 de septiembre, tiene el merito de contar con el apoyo de toda la población peruana afectada por la miseria creciente. El gobierno ha previsto utilizar criminalmente a fuerzas armadas para controlar la movilización y reprimir lo que García y su banda aprista considera una provocación subversiva al “Estado de Derecho”. Este paro se sustenta en hechos objetivos de carácter social y económico indiscutibles. Al margen de cualquier consideración teórica o política, las razones para la lucha de los trabajadores, tienen que ver con el hambre y la miseria creciente en el país. La parte débil de este movimiento contra el régimen aprista, es su carencia de una dirección sindical y popular clasista. La Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP) que aparece como la organización principal del paro es una central burocrática, manejada por dos partidos políticos infectos que hacen parte de la izquierda caviar peruana. Estos partidos actúan en el seno de las masas populares, no para impulsar la lucha, sino para desviarlas de su camino clasista y desactivar las explosiones sociales. Son como se dice en Perú, los bomberos de las luchas populares. Por ello no es casual que la dirección de la CGTP haya advertido que el paro del 30 de septiembre será una jornada de lucha, donde se rechaza cualquier acto de “violencia y provocación”.

Históricamente esta central fue controlada por el viejo Partido Comunista Peruano (PCP), pro soviético que convirtió esta organización en una empresa electoral y de conciliación con los gobiernos y los grupos de poder. Los dirigentes de la CGTP son los principales responsables de que los asalariados del Perú hayan perdido todos sus derechos económicos y sociales, y mismo el derechos a la sindicalización y a las ocho horas de trabajo. Durante decenas de años la dirección de esta central, en lugar de defender los derechos de los trabajadores, participó en conclaves y en eventos de concertación con los empresarios. Es por esta situación que actualmente el movimiento sindical peruano es frágil, disperso y no tiene ninguna capacidad de negociación y de defensa del fueron sindical. En la actualidad la CGTP es conducida por el “Partido Comunista Peruano” (PCP) (ex pro soviético) y el “Partido Comunista del Perú” Patria Roja. En el primer caso se trata de un retazo del antiguo PCP que a la autodestrucción de la Unión Soviética en 1990, se quedó sin apoyo material y hizo trizas. Lo que queda de esta organización sobrevive marginalmente y su tabla de salvación es el uso que hace del membrete de la CGTP.

Tanto el viejo PCP así como “Patria Roja” (antiguo partidario de la guerra popular maoísta) se reparten la CGTP como si se tratara de un botín de bandidos. Ambas organizaciones desde el parlamento, o de otras instancias del Estado, han sido cercanos colaboradores de los distintos regímenes políticos del Perú. En los últimos 20 años han sido los aliados más cercanos de los grupos de poder locales y del imperialismo. Por ejemplo, tanto el PCP ex pro soviético y Patria Roja, fueron los que en 1985 sostuvieron la candidatura electoral de Alan García Pérez quien gracias al apoyo de estos partidos de “izquierda” hundió al Perú en una vorágine de represión hambre y miseria. Estos dos partidos, ahora “gestores” del paro del 30 de Septiembe, fueron los que en 1990 apoyaron la campaña electoral de Alberto Fujimori, y que como se conoce inauguró un régimen que abolió brutalmente todos los derechos laborales de los trabajadores. Este PCP y Patria Roja, sostuvieron la campaña electoral de Alejandro Toledo y fueron activistas del movimiento los “Cuatro Suyos” que dirigió Toledo desde el año 2000 y que le sirvió para ganar la presidencia de la República.

Alguna vez lo hemos dicho en otros artículos, el régimen de Alan García Pérez, expresa el colapso de la sociedad oficial peruana, y hace parte del proceso de crisis y descomposición de la sociedad y del Estado. Esta crisis tiene sus orígenes en la ilegitimidad de las clases sociales (terratenientes y burgueses) que desde el nacimiento de la Republica en 1821 actúan en el poder, no como gobernantes de un Estado democrático, sino más bien como bandas de delincuentes que funcionan al margen de cualquier norma ética, moral e ideológica, incluso las impuestas por la burguesía en el siglo XVIII. Este es uno de los problemas históricos del pueblo peruano, y sus secuelas políticas-sociales se agravan cada vez más, en cuyo terreno, han germinado sátrapas, políticos de pacotilla, intelectuales sin ninguna valor, y partidos políticos mercenarizados. Alberto Fujimori (1990-2000), Alejandro Toledo (2001-2006) y ahora Alan García, constituyen, sin ninguna duda, expresión directa y actualizada del desarrollo de esta crisis, que surgen de la bancarrota histórica de los partidos políticos oficiales, tanto de derecha e izquierda. Dentro de este contexto de crisis, vale repetir una vez más el carácter inmutable del aparato jurídico-administrativo que define la estructura de poder. Aquí las viejas instituciones, y la ilegalidad de las leyes que fundamentan el sistema político y el Estado son invariables desde hace más de 150 años. En teoría este ordenamiento jurídico se presenta como moderno, pero en la práctica sirve para legitimizar regimenes autocráticos y militares, cuya sustento económico son viejas formas de explotación semifeudal y semicolonial. En este aparato jurídico legal, no existe el problema social en relación al ciudadano y sus derechos individuales tales como el derecho al trabajo, a una vida digna y a vivir bajo un sistema democrático. Las leyes no se hacen mirando el provenir de la nación, sino mas bien en beneficio de grupos, individuos y de grandes transnacionales. Aquí el fin es lucro, la codicia y el enriquecimiento inmediato, y para ello se usa el Estado y los bienes públicos.

Cualquier análisis de la crisis de la sociedad peruana no tendría validez sino se toma en cuenta, que como parte de esta crisis, existe un proceso de descomposición de los partidos políticos (izquierda y derecha) del medio oficial. Ningún partido u organización política del país ha escapado a los estrago de la crisis política. Efecto de esta situación es que no tienen ninguna representatividad de la sociedad civil, y son odiados por la población. Tanto los partidos de derecha como aquellos que se ubican en el discurso de “izquierda, sobreviven a expensas del manejo mafioso del Estado, del parlamento, de los municipios y en general de los procesos electorales tramposos. La crisis es más extrema para los partidos de la izquierda caviar (izquierda Unida), que desde 1980 para adelante, apoyaron la brutal política contrainsurgente del Estado y fueron socios de García Pérez, Alberto Fujimori y Alejandro Toledo (tres presidentes que el pueblo nunca olvidará), cuya consecuencia fue el tremendo desprestigio que acumularon estos partidos. Mismo en el terreno electoral han sido borrados del mapa, y ahora se camuflan como compañeros de ruta de los partidos de derecha y como funcionarios de miles de Organizaciones no Gubernamentales (ONG).

PERU: Cronología de una matanza anunciada

  • Categoría: Perú
  • Visitas: 3879

Valoración del Usuario: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
Normal 0 21 false false false ES-NI X-NONE X-NONE MicrosoftInternetExplorer4

Por Ana María Vida

Instituto Bartolome de las Casas / La Haine

Noviembre de 2007, García publica en el “prestigioso” diario “El Comercio” sus tan inteligentes artículos “el perro del hortelano” y “el perro del hortelano reloaded”, donde nuestro supremo presidente dice:

“El primer recurso es la Amazonía. Tiene 63 millones de hectáreas y lluvia abundante. En ella, se puede hacer forestación maderera especialmente en los 8 millones de hectáreas destruidas, pero para eso se necesita propiedad, es decir un terreno seguro sobre 5.000, 10.000 o 20.000 hectáreas, pues en menos terreno no hay inversión formal de largo plazo y de alta tecnología.

Ahora solo existen las concesiones que dependen de la voluntad del Gobierno y del funcionario que puede modificarlas. Por eso nadie invierte ni crea un puesto de trabajo por cada dos hectáreas como debería ser; ni hay elaboración de la madera y exportación de muebles. En su mayoría, esas concesiones rapiña solo han servido para sacar la madera más fina, deforestar y abandonar el terreno.

Por el contrario, la propiedad formal por grandes empresas colectivas como los fondos de pensiones permitiría hacer inversiones de largo plazo desde la siembra hasta la cosecha años después.

Los que se oponen dicen que no se puede dar propiedad en la Amazonía (¿y por que sí en la costa y en la sierra?). Dicen también que dar propiedad de grandes lotes daría ganancia a grandes empresas, claro, pero también crearía cientos de miles de empleos formales para peruanos que viven en las zonas más pobres. Es el perro del hortelano.”

¿Alguna mención a los pueblos indígenas?

No hay, seguimos en la época del caucho al parecer….

12 de diciembre de 2007, García pide al Congreso facultades para legislar (sacar decretos legislativos) temas referentes a la implementación del TLC. Ojo, según la Constitución, cuando se piden facultades para legislar, estas son específicas, y solo se puede legislar sobre la materia que se ha establecido, en este caso TLC.

19 de diciembre de 2007, el Congreso, como siempre tan raudo y eficiente, le da las facultades, artículo 2: el contenido de estos decretos se limitará a lo concerniente al TLC. Las facultades son por seis meses.

28 de junio de 2008, o sea un poquitito antes que acabe el plazo para legislar, saca una cantidad de Decretos Legislativos (DL), algunos regulaban hasta el tema de universidades, definitivamente mucho que ver con el TLC…

Septiembre y agosto de 2008, empiezan las paralizaciones de los pueblos indígenas, en contra de estos decretos.

Agosto de 2008, paralización de los pueblos indígenas (AIDESEP agrupa a 1350 comunidades nativas): el Congreso derogó el D.L. 1015 (la ley de la selva, que permitía comprar, con el acuerdo de tres personas, toda la propiedad de la comunidad. También la Defensoría presentó una demanda de inconstitucionalidad contra este D.L., porque era ¡faltozaso!) y el D.L. 1073. Javier Velazquez Quesquén [presidente del Parlamento], dice que conformará una comisión para evaluar los decretos legislativos.

Diciembre 2008, la comisión del Congreso presentó su informe, pero Quesquén dice que lo presentará el 1 de febrero, ya que los congresistas estaban de vacaciones.

1 de febrero de 2009, llegó el día del plazo, Quesquén no dijo esta boca es mía.

12 de marzo, AIDESEP envía cartas a Velásquez Quesquén y a Simon [primer ministro] recordándole cual había sido su compromiso.

9 de abril, no hay respuesta alguna de las autoridades (ya pasó un mes de las cartas!, ya pasaron 3 meses de que Quesquén se comprometió a presentar el informe!). Los líderes (ojo, no solo Pizango [Alberto, presidente de AIDESEP(*)], cada comunidad tiene un jefe que lo representa) acuerdan iniciar la paralización, pero las restringen al interior de sus comunidades.

18 de abril, en vista que nadie les hace caso —en una entrevista Simón calificó sus demandas como caprichos, frente a un permisivo (por no poner otro adjetivo) Althaus [editorialista de El Comercio, periódico de derechas]— decide radicalizar la protesta.

20 de abril, se reúnen en la PCM. Simon se comprometió con AIDESEP a formar una comisión multisectorial (poder ejecutivo y AIDESEP), pero ante la prensa Simon dice que firmará la resolución para esa comisión multisectorial cuando se levante el paro.

24 de abril, Quesquén dice que presentará el informe de la comisión multipartidaria (ese que debía poner a debate el 1 de febrero, porque en enero los congresistas estuvieron de vacaciones), pero… pero… pero antes debía ser aprobado por la junta de portavoces. La junta de portavoces no aprobó su pase a pleno.

Última semana de abril, Tarapoto y Yurimaguas se unen al paro.

9 de mayo, el gobierno declara en emergencia distritos amazónicos de 5 regiones del Perú. Estado de emergencia: en caso de perturbación de la paz o del orden interno, de catástrofe o de graves circunstancias que afecten la vida de la nación… (eso dice la constitución, bien clarito, que afecte la vida de la nación).

11 y 13 de mayo, Pizango se reúne con Simon, no llegan a ningún acuerdo. Simon dice que Pizango le habla a él en castellano, pero por teléfono, se dirige a “los nativos” en su “dialecto” (¿no sabe un primer ministro la diferencia entre dialecto e idioma?, ¿porqué Aldito no se queja de eso?)

15 de mayo, Pizango dice lo del derecho a la insurgencia.

16 de mayo, Alan dice: “la selva es de todos los peruanos y no sólo de un grupo” (¿no sabe acaso lo que implica el derecho a la propiedad y a la posesión?, ¿no sabe que muchos pueblos tienen títulos de propiedad desde los '70?… ah, verdad, a él lo votaron de derecho de la Católica. Le recordamos lo que el Código Civil dice sobre el Derecho a la propiedad: “es el poder jurídico que permite usar, disfrutar, disponer y reivindicar un bien. Debe ejercerse en armonía con el interés social y dentro de los límites de la ley”). En todo caso, no dice lo mismo cuando los propietarios son las mnultinacionales mineras...

Ese mismo día los dirigentes se reúnen con la Defensoría del Pueblo y anuncian que la protesta será dentro del Estado de Derecho.

19 de mayo, el D.L. 1090 (ley forestal y de fauna silvestre) es declarado inconstitucional por la comisión del Congreso, su derogatoria entonces ahora tendría que ser debatida (ojo, no solo votada) por el pleno del Congreso.

22 de mayo, la tía Charo (Rosario Fernández, ministra de "justicia") denuncia a Pizango por alentar la rebelión, la sedición y la conspiración y dice: "Hemos escuchado los argumentos del señor Pizango y no parecen de un nativo desprevenido."(sic)

4 de junio, al caballazo suspendieron el debate de la derogatoria: Mulder [Congresista y barón del Apra] interpuso una cuestión previa para suspender el debate y la votación sobre esa ley hasta que la comisión multisectorial (si, la misma de Simon con los indígenas, que desde el 13 de mayo está entrampada), remita un informe sobre los decretos cuestionados.

Ese mismo día la Defensoría del Pueblo presenta una demanda de inconstitucionalidad ante el TC: el D.L. 1064 vulnera los derechos constitucionales de propiedad de la tierra y de consulta previa de los pueblos indígenas.

5 de junio: 639 “efectivos” de la DINOES (Dirección Nacional de Operativos Especiales) completamente armados, más personal de las Fuerzas Armadas (también súper armados), van a levantar la protesta, teniendo como consecuencia: 4 (7) policías muertos y más de 20 (50) indígenas muertos. Sale el jefe de la Policía a decir que como “los nativos están usando armas” eso demuestra la infiltración. Conclusión de su razonamiento (incluido el de la tía Charo): como son indígenas, no pueden usar armas (su cerebro no les da pa tanto) y deben ser desprevenidos….

PERU: Pizango dice que se siente preso en Nicaragua

  • Categoría: Perú
  • Visitas: 3500

Valoración del Usuario: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive

Por Ramón H. Potosme y AFP

El Nuevo Diario 07/08/2009

El líder indígena de la Amazonía peruana Alberto Pizango, asilado en Nicaragua, asegura que se siente prisionero en este país, pues pese a que no habla de asuntos políticos, es constantemente señalado de violentar las leyes que respaldan su estadía en Nicaragua.

El pasado cinco de agosto, el embajador de Nicaragua en Perú, el comandante, Tomás Borge, aseguró que el gobierno nicaragüense le solicitó a Pizango se abstuviera de hacer comentarios políticos y que respete las reglas internacionales de asilo.

“Realmente aquí en (Nicaragua) me siento un prisionero. No estoy libre, estoy incomunicado. Si hago unas declaraciones dicen que son políticas, lo único que hago es defender los derechos de los indígenas a vivir dignamente. Por ese delito ahora me están privando de mi libertad”, expresó Pizango, reportado por las agencias.

Pizango señaló que las empresas transnacionales son una segunda colonización en la selva peruana. Este comentario valió la queja del canciller peruano José Antonio García Belaunde, quien pidió a Nicaragua que Pizango se abstenga de hacer esos comentarios.

Pizango dijo estar dispuesto a regresar a Perú si se le garantizaran el debido proceso. El líder indígena fue acusado de sedición y motín en agravio del Estado, tras enfrentamientos entre indígenas y policías que dejaron un saldo de 34 oficiales muertos y 10 indígenas, el pasado cinco y seis de junio. Pizango está en Nicaragua en calidad de asilado desde el pasado nueve de junio.

PERU: CGTP condena masacre de nativos

  • Categoría: Perú
  • Visitas: 4157

Valoración del Usuario: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
Normal 0 21 false false false ES-NI X-NONE X-NONE MicrosoftInternetExplorer4

 

Gobierno es responsable de masacre


La Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP) expresa su más enérgica condena a la matanza ordenada por el Gobierno del Presidente Alan García cuyo desenlace ha ocasionado la muerte de más de veinte representantes de comunidades amazónicas, pobladores de la Provincia de Bagua y Utcubamba y miembros de la policía nacional.

Responsabilizamos de estos hechos al Gobierno Aprista que lejos de solucionar las demandas de los pueblos amazónicos responde con violencia contra la población indefensa. Exigimos al Congreso de la República la inmediata derogatoria de los decretos inconstitucionales y al gobierno que cese la represión y se retome el dialogo para solucionar las demandas.

Reiteramos nuestra firme solidaridad con la lucha del pueblo amazónico por la soberanía y por la derogatoria de los decretos que pretenden enajenar el patrimonio nacional.

Llamamos a todas las bases sindicales de la CGTP y a las organizaciones políticas y sociales a condenar estos hechos luctuosos y a movilizarse en respaldo y solidaridad con los pueblos amazónicos y la ciudadanía.

DEPARTAMENTO DE PRENSA Y COMUNICACIONES DE LA CGTP

Lima, 5 de junio 2009