GUATEMALA.- AEHAAA llama a la solidaridad con las luchas actuales

¡¡SOLIDARIDAD CON LAS LUCHAS DE LOS CAMPESINOS, POBLADORES Y TRABAJADORES!!

Ante la crisis social que atraviesa nuestro país, la Asociación de Estudiantes de Historia, Antropología, Arqueología y Archivística de la Universidad de San Carlos, preocupada por la falta de salidas favorables para las amplias franjas de la población guatemalteca, y por las acciones de la población organizada con los paros y tomas de la carreteras, considerando que:

1. Las acciones de hecho vía tomas de carreteras y paros en centros de salud, por organizaciones campesinas, comunidades indígenas y el sindicato del sector salud, son una muestra legítima del cansancio de grandes segmentos de la población con las políticas neoliberales impulsadas desde la firma de la paz y agudizadas en el gobierno del ex general Otto Pérez Molina.

2. El gobierno del Partido Patriota representa los intereses de fracciones burguesas, muchos de ellos ex militares y contratistas del Estado, que se han enriquecido a través del derroche y robo de los recursos de la administración pública, junto a vínculos con el capital mafioso que tiene sus orígenes en la impunidad característica del Estado guatemalteco y de la clase dominante en su conjunto. A pesar de que en algún momento estos sectores buscan competir con sectores de la oligarquía, ésta no considera al gobierno totalmente ajeno a sus intereses, coincidiendo con él en los temas vitales de la economía y administración del Estado.

3. Este gobierno se ha caracterizado por burlarse de los intereses populares, por medio de la demagogia como por ejemplo acuerdos con sindicatos del sector público o el ofrecimiento de la aprobación de la ley de desarrollo rural. Con la cooptación de liderazgos sindicales o comunitarios, con la represión por medio de estados de prevención, como el que ha sufrido las comunidades de San Juan Sacatepéquez en su lucha contra la instalación de una planta cementera, por la persecución legal contra el liderazgo popular acompañado de jueces y fiscales, así como por la criminalización de estos liderazgos por medio de los servicios de columnistas y medios de comunicación al servicio de los intereses espurios que dominan el país.

4. Además ha aprobado una serie de leyes y políticas como la ley de telecomunicaciones o la ley de circulación por carreteras libre de obstáculos (ley de túmulos) que criminaliza el derecho de protesta y la ley de protección industrial que abre la posibilidad entre otras cosas de poseer el materia genético de especies vegetales para fines privados.

5. El Estado demuestra su total ineptitud en resolver los problemas básicos de la población debido a la grave crisis financiera por la que atraviesa, producto de las políticas neoliberales que tienden a debilitarlo y a la negativa histórica de las clases dominantes a pagar impuestos y de la corrupción generalizada en el manejo de la administración pública. De esta manera violenta derechos básicos como el derecho a la salud.

Por tanto manifestamos:

1. Nuestro más enérgico apoyo a las acciones que sindicatos, organizaciones campesinas y comunidades rurales e indígenas realizan como única vía para hacer valer los derechos humanos de todos los guatemaltecos, pues es la movilización el único camino para empoderar a la población en función de sus derechos. Sumándonos a las exigencias por la derogatoria de la ley de túmulos, la de telecomunicación, la aprobación de la ley de desarrollo rural, la condonación de la deuda campesina, el cumplimiento de acuerdos y el pago a trabajadores del sector salud y la dotación de recursos financieros y materiales para la atención debida a los usuarios del servicio de salud.

2. Exigimos a la fuerzas de seguridad pública no provocar a los manifestantes aduciendo reacciones violentas y buscando que exista heridos o muertos, como ya lo ha hecho el accionar policial.

3. Rechazamos el papel de los llamados medios de comunicación por esconder las verdaderas causas de estas movilizaciones y solo exponer los lamentables hechos de violencia, así como un llamado a la población a no dejarse engañar por estos medios.

4. Denunciamos la acción intimidatoria del Cacif que por medio del demagógico uso al derecho a la libre circulación busca con amparos en la Corte de Constitucionalidad (instrumento al servicio de ellos mismos) darle herramientas legales al Estado para reprimir a la población movilizada.

5. Demandamos la liberación inmediata de los compañeros capturados el miércoles 11 de noviembre durante los desalojos de los bloqueos.

6. Emplazamos a las autoridades universitarias para que por medio del Consejo Superior Universitario se pronuncie a favor de las reivindicaciones populares y usando la potestad constitucional que a la Usac se le otorga, proponga leyes y con los sectores sociales movilizados un plan de nación incluyente para toda la población, que cuestione el modelo neoliberal oligárquico. De esta forma hacer cumplir los pilares de la universidad de docencia, investigación y extensión y un buen uso de los recursos financieros que el Estado tiene que otorgar a la universidad para el próximo año.

7. Nos solidarizamos con los compañeros estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, que han estado luchando contra las “Reformas Académicas” impulsadas por la rectora Julieta Castellanos, que son medidas excluyentes que limitan el legítimo derecho de la juventud hondureña a acceder a la universidad pública. Respaldamos a los compañeros Sergio Ulloa, Dayanara Castillo, Cesario Padilla, Javier Barahona, José Luis Herrera y Moisés Cáceres, que están siendo acusados ante la fiscalía por la rectoría.

Asociación de Estudiantes de Historia, Antropología, Arqueología y Archivística

Ciudad universitaria, Guatemala, Centroamérica, noviembre de 2014

Share