GUATEMALA.- ¡Ni con la CICIG, ni con el gobierno; siempre de pie junto al pueblo!

Valoración del Usuario: 5 / 5

Star ActiveStar ActiveStar ActiveStar ActiveStar Active
 


Por Joseph Herrera Carranza

El viernes pasado, después del mediodía, el infame operador de la camarilla militar que administra el gobierno de la república, el títere Jimmy Morales Cabrera se presentaba flanqueado por oficiales del ejército y de la policía, cual infame dictadura militar de los años 80s –solo nos hizo falta la marimba en la radio intervenida–, para anunciar que no solicitará a la ONU la renovación del mandato de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) después que éste venza en septiembre de 2019.

Sabemos bien que la crisis del régimen que desde 2015 se mueve en las alturas, en los palacios del poder, en las embajadas extranjeras, en las cámaras empresariales, representa la pugna entre sectores económicos igualmente corruptos, que han usado al Estado y al régimen político nacido de la contrarrevolución de 1954, que sepultara nuestra primavera, para enriquecerse durante sus diferentes administraciones en el gobierno.

Toda crisis en las alturas del poder político puede ser una crisis aprovechada por el pueblo para poder profundizar la lucha y cambiar de raíz el sistema político, económico y social del país, de permanente desigualdad, hasta restaurar la democracia revolucionaria de 1944-1954, con un gobierno bajo control popular.

Conforme a esto, nos presentamos el sábado 1 de septiembre a solicitar audiencia ante el Consejo Superior Universitario (CSU) y el nuevo Rector “magnifico” Murphy Paiz, en la sesión extraordinaria del máximo órgano de dirección universitaria. Solicitamos que el CSU se pronunciara sin tardanza ante esta nueva etapa de la crisis política que atraviesa el país y que emanado de esto el CSU llamara al Paro Nacional de toda la USAC, preparando al pueblo de Guatemala para el Paro Nacional de 24 horas para detener el crecimiento reaccionario y militarista del gobierno del payaso y sus titiriteros. Ellos representan a los sectores más oscurantistas del ejército de Guatemala y de la burguesía emergente opositora al Plan Imperialista Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte de Centroamérica, que busca que todo cambie en la superficie, para que nada cambie de fondo.

Junto a esto, se solicitó el pronunciamiento del CSU exigiendo el cumplimiento de los deberes de ley del gobierno con respecto a entregar el 5% constitucional del presupuesto nacional a la USAC y su equiparación de acuerdo a la inflación; junto con exigencia pública de la remoción de la inmunidad de Jimmy Morales y la pronta cancelación por parte del Tribunal Supremo Electoral (TSE) de los partidos políticos FCN y EG.

De esta audiencia solo se logró reafirmar lo que ya se sabía, la neutralidad cómplice de la gran mayoría de consejeros (más de 20) que se ausentaron y el operar desorganizador de la mayoría de los que si estaban presentes (15), así como la del Rector, que amenazado por los diputados usó como excusa que al movilizarnos el gobierno nos cortaría el poco presupuesto para el funcionamiento de la USAC.

Murphy reafirmó de esta manera su poco compromiso por defender en los hechos la autonomía universitaria y no volver a la USAC rehén del Pacto de Corruptos del raterío que es el congreso de la república.

De la audiencia ante el CSU se logró la elaboración de un tibio pronunciamiento de la universidad elaborado por el Instituto de Problemas Nacionales (IPNUSAC), mientras los consejeros, recordando que la universidad atraviesa por una crisis económica grave, gustaron de servirse entrada, plato fuerte y postre mientras los estudiantes les exigimos salir a cumplir su papel histórico frente al pueblo de Guatemala, que es a quien nos debemos en los hechos, no en las palabras y en la zalamería electoral del momento.

EN LOS HECHOS

Se logró más afuera del CSU, ya que las diferentes presentaciones del movimiento estudiantil organizado como el Consejo Consultivo Estudiantil Universitario (CCEU), conformado por las asociaciones de estudiantes del Campus Central, así como junto con la Asociación de Estudiantes Universitarios (AEU), logramos dibujar una necesaria unidad de acción en la lucha. Hemos coincidido en llamar toda esta semana a Asambleas Estudiantiles en cada unidad académica que cuente con Asociación legalmente constituida y acuerpar como Coordinadora Estudiantil de la Universidad (CEUSAC) ahí donde no las hay o siguen operando los mafiosos de la ilegal Comisión Transitoria como agentes desorganizadores del estudiantado. 

EL PLANTEAMIENTO ES CLARO

Llamar a todos los estudiantes a nivel nacional a declararse en Asamblea Nacional Permanente de Estudiantes no solo en la capital, sino en todos los centros regionales del país y concurrir a la Asamblea General de Estudiantes los días jueves 6 de septiembre, de esta manera se debe seguir convocando hasta que la Asamblea Estudiantil cubra a todas las jornadas y horarios. Hacia un Paro Nacional de Estudiantes que prepare en todo el país para un Paro Nacional de 24 horas que exija la caída del gobierno del payaso y la conformación de una nueva Asamblea Nacional Constituyente de todos los pueblos que conforman Guatemala, que cree una nueva constitución política al servicio de las grandes mayorías. La corrupción no es la causa, es el síntoma de todo el régimen político y económico dominante en el país.

Por tanto

No creemos en movilizaciones aisladas donde concurran las mismas personas de siempre, creemos en romper el aislamiento de la dirigencia estudiantil para con sus gremio y que sea el estudiante en asambleas independientes el que decida en los hechos cuales son las posturas del movimientos estudiantil, no solo con respecto a la crisis política nacional, sino con nuestros problemas diarios como estudiantes, así como con la crisis financieras que amenaza con profundizar la privatización de la única universidad pública del país, crisis que la administración no parece querer solucionar.

¡Creemos que el poder está en las bases –aun dormidas– del estudiantado sancarlista!

Creemos que es el estudiante el que con la altura que solo da la historia puede mostrar el camino al pueblo entero. Esta no es una lucha por defender a este o aquel operador político de la comunidad internacional, esta es una lucha por no dejar que el gobierno cada vez más reaccionario de Jimmy Morales nos regrese a los años 80s, donde fue la comunidad sancarlista una de las que más sacrificios en vidas humanas puso ante las continuadas dictaduras militares, financiadas y apoyadas por los Estados Unidos, que ahora oportunistamente les combate.

Nuestra lucha es por la democracia, porque todos seamos iguales ante la ley, por los hospitales desabastecidos, por las escuelas colapsadas, por el pueblo reprimido, por el campesino hambriento, por la patria sojuzgada, por nuestra democracia revolucionaria de 1944, por los caídos, por los que lucharon hasta el último minuto, por los estudiantes de ayer y hoy, que descansan en el destierro o en el olvido.

¡NUESTRA LUCHA ES POR ESTAR DE PIE JUNTO A NUESTRO PUEBLO EN ESTA NUEVA HORA DE OSCURIDAD!

¡POR UN PARO NACIONAL DE ESTUDIANTES!

¡POR UN PARO NACIONAL DE 24 HORAS DE TODO EL PUEBLO!

¡POR LA ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE AL SERVICIO DE LAS MAYORIAS!

Share