EL SALVADOR.- Balance de las Elecciones 2018: ¿Qué significa la derrota del FMLN?

Valoración del Usuario: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Este domingo 4 de marzo de 2018, se realizaron las elecciones legislativas y municipales en El Salvador. Esta es la novena elección de su tipo desde la firma de los Acuerdos de Paz de 1992, y la doceava desde la promulgacion de la antidemocratica Constitucion de 1983. En los últimos 35 años, durante la guerra civil y después de ella, se han realizado una serie reformas cosméticas al régimen político, pero ninguna de estas ha logrado una verdadera democratización, lo cual ha llevado a una crisis al sistema político.

Resultados preliminares: derrota electoral del FMLN

Según el escrutinio preliminar del Tribunal Supremo Electoral (TSE), en materia de elecciones legislativas, de un total 9,422 de actas se han procesado 8,221 (87.25%) quedando pendientes 1,201 (12.74%). Estos datos preliminares otorgan a los principales partidos, los siguientes resultados: ARENA un total de 766,575 votos, FMLN un total de 440,988, GANA un total de 207,252, PCN un total de 195,695, PDC un total de 57,361, CD un total de 16,251, un total de PSD 12,722, un total de FPS 16,683, los candidatos independientes no partidarios un total de 11,970.

Hasta el momento, las proyecciones del número de Diputados asignados  para cada partidos político, es la siguiente: para ARENA: 38 diputados, para el FMLN: 22 diputados, para GANA 9 diputados, para PCN 10 diputados, para PDC 3 diputados, para CD 1 diputado,  y un diputado no partidario.  Partiendo de las cifras anteriores, existe una clara tendencia que demuestra un aumento en la cantidad de votos a favor de los partidos de derecha (ARENA, GANA, PCN, PCD y otros) en detrimento del gobernante FMLN. Este aumento a favor de los partidos de derecha debe ser analizado con cuidado, ya que refleja un rechazo masivo hacia la política y el falso discurso de izquierda del FMLM. El incremento de votos a favor de ARENA no significa necesariamente una recuperación. Lo anterior se confirma con el simple dato de que en las elecciones legislativas del año 2015, ARENA obtuvo 885,373 votos, es decir, que en esta elección perdió 119, 000 votos. En la reciente elección, el FMLN sufrió una estrepitosa caída en relación al año 2015 cuando obtuvo 847,289 votos, lo que implica que el FMLN perdió cerca de 407,000 votos. Una caída espectacular, que refleja el rechazo masivo a las políticas aplicadas por el actual gobierno del FMLN. El único que muestra un aumento de votos es el PCN, ya que en 2015 saco 154,092, lo que refleja un aumento de cerca de 40,000 votos.

En el plano municipal, en el 2015 el FMLN ganó 82 alcaldías y  ARENA  119 alcaldías. En las recientes elecciones, ARENA  se agencia haber ganado 10 de las 14 cabeceras departamentales como son San Salvador, Santa Ana, Santa Tecla, Sonsonate, Chalatenango, Sensuntepeque, La Unión, San Francisco Gotera, San Vicente y Usulután, así como la victoria en los principales municipios de la zona metropolitana de San Salvador. ARENA gano el 54% de las alcaldías, y el FMLN retrocedió también a nivel municipal.

Victoria de ARENA:  voto duro y voto castigo

El retroceso del FMLN en relación a ARENA es más que evidente. La victoria de ARENA se debe a que, después de la experiencia con dos gobiernos del FMLN, logró reagrupar a su voto duro, volviendo a ser la primera fuerza política.

En sentido contrario, el gobernante FMLN, a pesar de los cuantiosos recursos de que dispone, ha sufrido la mayor derrota electoral desde que se incorporó a la lucha política, después de los Acuerdos de Paz en 1992. El desencanto del pueblo es claro, pero, ante la ausencia de una dirección revolucionaria alternativa, la mayoría castigó al FMLN votando por sus peores enemigos. El FMLN esta cosechando lo que sembró. Al llegar al gobierno en 2009, no movilizó a las masas para cambiar al país, se limitó a administrar el Estado burgués, aplicando las mismas recetas neoliberales de la época de los gobiernos de ARENA. Pero hay algo mucho mas grave: bajo los dos gobiernos del FMLN el país retrocedió mucho mas (esto no significa que bajo los gobiernos de ARENA se vivió mejor) pero la vida se ha tornado más difícil en los últimos años

El detrimento de la calidad de vida de la mayor parte de la población, producto de la crisis fiscal y estancamiento económico, sumado a la violencia interminable, provoca que las masas desesperadas voten por los partidos de la derecha. Aunque ARENA se ha esforzado por aparecer como la redentora, ante el desastre que significa el gobierno del FMLN, desde ya alertamos que estos es un espejismo y que la derecha, siendo mayoría dentro de la Asamblea Legislativa, no resolverá uno solo de los múltiples problemas que aquejan a la clase trabajadora.

Ausentismo y voto nulo: ¿Mayoría de la población?

En el 2015 estaban inscritos para votar alrededor de 4.911,672 ciudadanos, pero solo 2.347,172 ejercieron el derecho al voto, es decir, la abstención superó el 50%. En las recientes elecciones, el padrón electoral registró 5.186,042 ciudadanos aptos para votar. Aunque todavía no hay datos oficiales de la abstención, el ausentismo de votantes fue notorio y mayor que las elecciones del 2015.

En el año 2015, hubo 48,822 votos nulos. En las pasadas elecciones, la cantidad de votos nulos subió hasta un total de 165,509, es decir, se triplicó la cantidad de personas que muestra su rechazo activo al sistema antidemocrático.

Lo anterior nos indica que la democracia burguesa instaurada a raíz de los Acuerdos de Paz de 1992, ya no convence a la mayoría de los salvadoreños. El sistema ya no funciona, no convence, y lo que es peor, la violencia y la criminalidad son muestras claras de desintegración social, situación que ya era evidente bajo los gobierno de ARENA pero que se ha agudizado bajos los gobiernos del FMLN

La mayoría del pueblo salvadoreño ya no ve al FMLN como una “esperanza”,  ya no encabeza luchas como lo hizo durante muchos años, mientras era oposición. Bajo los dos gobiernos del FMLN no se ha realizado ningún cambio democrático de importancia, y muy al contrario el nivel de vida de la clase trabajadora y de la clase media se ha desplomado. Atacó a los trabajadores públicos, cercenó el Escalafón, aprobó nuevos impuestos, recargando la crisis en la clase trabajadora. El FMLN fue incapaz de dar una lucha frontal en contra de la clase dominante, reculando de manera permanente ante las presiones de la oligarquía.

El pueblo salvadoreño ya hizo su experiencia con el FMLN, y ha comprobado la desnaturalización del proyecto político revolucionario llamado FMLN,  el cual fue copado por una burocracia de origen stalinista y por grupos económicos emergentes, quienes no respetan la democracia interna y la voluntad de sus bases.

Todos estos elementos, unidos al hecho de la existencia de pequeñas pero combativas organizaciones de izquierda por fuera del FMLN, quienes hicieron el llamado al voto nulo, condujeron a este aumento del ausentismo y al voto nulo como una forma de protesta activa en contra del sistema. Muchas personas aptas para votar, prefirieron no hacerlo o votar nulo, porque están conscientes que ningunos de los actuales partidos les representa.

Bukele trata de pescar en río revuelto

Este descontento del pueblo salvadoreño pretende ser capitalizado por Nayib Bukele, disidente del FMLN y actual Alcalde de San Salvador, quien ha creado un proyecto político electoral denominado “Nuevas Ideas”.  Antes de las recientes elecciones, de manera timorata y oportunista, hizo un llamado al voto nulo y a no asistir a las urnas, apareciendo como abanderado de un sentimiento que ya se gestaba en la conciencia de decenas de miles de personas. No ha sido el llamado de Bukele el causante del crecimiento del voto nulo, sino el rechazo masivo al antidemocrático sistema político que ya no convence a la mayoría del pueblo

Sistema electoral violenta resoluciones

Las recientes elecciones fueron las primeras en la que los Organismos Electorales Temporales (miembros de las Juntas Electorales Departamentales, Municipales y Juntas Receptoras de Votos) fueron conformadas por ciudadanos sin afiliación partidaria, pero se dieron muchos casos donde los ciudadanos sorteados y que pasaron por capacitación previa les fue negado el acceso a los centros de votación donde se les notifico que ya no eran requeridos.

“Errores en procesamientos” violentan la voluntad de los electores

En las primeras elecciones primarias, anteriores a las elecciones legislativas y municipales, las bases de los partidos políticos castigaron a muchos de los viejos candidatos que pretendían reelegirse eternamente. No obstante, los Resultados preliminares dados a conocer por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) que daban como ganadores a los candidatos, votados conforme a las listas votadas en las elecciones primarias, fueron sustituidos por otros de manera repentina. Esta situación cambió debido a un supuesto “error humano”.

Respecto a este error, Fernando Argüello Téllez, magistrado del (TSE), manifestó: “…“Realmente, no nos hubiera gustado que esto hubiera pasado. Nos duele inmensamente, pero son situaciones que se dan y tenemos que vivir con ellas…No hay nadie que se pueda lamentar más de lo acaecido que este organismo colegiado, íbamos con un proceso que todo mundo estaba satisfecho y la gente estaba realmente emocionada y gente que estaba reconociendo la inmensa labor de todos los empleados del Tribunal Supremo Electoral”.

Estas cínicas declaraciones confirman que dentro del TSE se produjo una oscura negociación entre las cúpulas partidarias para no permitir el relevo dentro de sus propias filas, violentando la voluntad de sus propias bases. La maniobra permitió repartir diputaciones entre las burocracias de los partidos.

Los resultados y el nuevo escenario

La derrota electoral pone contra las cuerdas al desgastado FMLN, debido a que en su último año presidencial perderá capacidad de negociación en la Asamblea Legislativa. ARENA, con diez diputados más, tiene a su favor las reglas del juego que le permitan recuperar el gobierno en 2019. Existe una clara tendencia a formar un bloque de partidos de derecha dentro de la Asamblea Legislativa, lo que permitirá elegir o reelegir a la Sala Constitucional, así como nombrar al Fiscal General de la República, elegir nuevos magistrados de la Corte de Cuentas. La pérdida de cuotas de poder del FMLN es inminente.

La victoria de Ernesto Muyshondt sobre Jackeline Rivera en la contienda por San salvador expone el contraste político en estas elecciones, ya que ARENA ganó con menos votos en relación a la coyuntura cuando perdió su candidato Edwin Zamora frente a Nayib Bukele en 2015.

Crear un Polo Revolucionario

En el contexto de las pasadas elecciones, diversas organizaciones hicieron el llamado al voto nulo. En su momento, desde el Partido Socialista Centroamericano (PSOCA), llamamos a la conformación de un espacio organizativo donde convergieran todas las organizaciones que llamaban al voto nulo, fue así que se constituyó la Coordinadora Ciudadana por el Voto Nulo (CCVN), donde diferentes organizaciones coordinaron acciones de cara a la campaña a favor del voto nulo. Esto fue un gran avance, pero la realidad nos plantea nuevos desafíos. La experiencia de la CCVN no debe morir, sino convertirse en la base de creación de una nueva coordinadora que agrupe a toda la izquierda y sectores populares que planteen la necesidad de crear una nueva alternativa revolucionaria, ahora que la crisis del FMLN está dejando el campo libre para que ARENA y la derecha recuperen el gobierno. Esto se puede evitar si creamos un nuevo Polo Revolucionario.

El resultado de la recientes elecciones nos confirman que el sistema político salvadoreño está en crisis: las reformas impulsadas no han logrado una verdadera democratización. Por lo anterior, desde el Partido Socialista Centroamericano (PSOCA) llamamos a todas las organizaciones políticas, sindicales, campesinas, estudiantiles, indígenas, populares, etc, a conformar una nueva coordinadora con miras a crear un Polo Revolucionario, amplio, democrático, antiimperialista, para luchar por la por la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente, la única vía hacia la verdadera democratización del sistema político y la reorganización del Estado salvadoreño en función de los intereses de clase trabajadora, campesinos, indígenas y de los demás sectores populares.

 

Centroamérica, 6 de marzo del 2018.

 

Secretariado Ejecutivo Centroamericano (SECA)

Partido Socialista Centroamericano (PSOCA)

Share