EL SALVADOR.- Todavía estamos a tiempo de lograr candidatos a diputados por los sindicatos y trabajadores

Carta Abierta a las centrales obreras y organizaciones sindicales de El Salvador:

Todavía estamos a tiempo de lograr candidatos a diputados por los sindicatos y trabajadores

Recientemente el Tribunal Supremo Electoral (TSE) de El Salvador convocó a elecciones de diputadas y diputados a la Asamblea Legislativa e integrantes de Concejos Municipales, las que se realizaran el 4 de marzo de 2018, con un  padrón electoral de 5 millones 200 mil electores potenciales.

Hasta el momento se encuentran legalmente inscritos un total de diez partidos políticos entre los que están: Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA), Partido de Concertación Nacional (PCN), Partido Demócrata Cristiano (PDC), Cambio Democrático (CD), Fraternidad Patriota Salvadoreña (FPS), Partido Salvadoreño Progresista (PSP), Partido Social Demócrata (PSD), Democracia Salvadoreña (DS).

Ninguno de estos partidos reflejan los intereses y aspiraciones de los trabajadores. Algunos de ellos, como el FMLN, tradicionalmente han hablado en nombre de los trabajadores, pero una vez que han conquistado el gobierno, en los últimos 8 años han adoptado políticas contra los trabajadores. ARENA y sus escisiones, siempre han estado del lado de la patronal, en contra de los trabajadores

Descontento popular y falta de defensa de los intereses de la clase trabajadora

Desde la firma y aplicación de los Acuerdos de “Paz” en 1992, se han realizado a la fecha un total de 26 elecciones. En todos estos años se han realizado algunas reformas al sistema electoral, pero estas no han conducido a una verdadera democratización.

Desde entonces, la cúpula del FMLN ha participado en diversas elecciones, ha ganado espacios en la Asamblea Legislativa, pero sus diputados nunca han promovido leyes que verdaderamente favorezcan a la clase trabajadora y los pobres. Hablan en nuestros nombres, pero vivimos cada vez peor, en condiciones cada vez mas duras.

En la actualidad ningun Diputado o Diputada de los diferentes partidos políticos que conforman la Asamblea Legislativa representa y defiende los intereses de la clase trabajadora, más bien busca capitalizar el descontento de la clase trabajadora a su conveniencia; basta ver como todas las bancadas se pusieron de acuerdo para aprobar las recientes reformas realizadas al sistema de pensiones, las que constituyen una estocada mortal en el tema de pensiones y jubilaciones. No tenemos un solo diputado que hable en nuestro nombre y de verdad defienda los intereses de los trabajadores

Por representantes obreros, populares, campesinos e indígenas

Esta situación de orfandad política de los trabajadores debe terminar. La falta de candidatos a diputados que representen y sean portavoces de las demandas y los intereses de las grandes mayorías, nos obliga a promover el debate sobre la necesidad de que la clase trabajadora, los indígenas, los campesinos y demás sectores populares, utilizando la figura legal de los “candidatos no partidarios” participemos en las próximas elecciones legislativas que se realizaran el 4 de marzo de 2018.

El tiempo apremia, debemos vencer los obstáculos y requisitos legales del antidemocrático sistema electoral. No hay peor lucha que la que no se libra. Creemos que ha llegado el momento que las centrales obreras y las organizaciones sindicales deben actuar por su propia cuenta, que se liberen del yugo partidario que las asfixia, tanto del FMLN como del derechista ARENA. El movimiento sindical salvadoreño debe recuperar el protagonismo de antaño, cuando se escribieron páginas de honor y de gloria, cuando se lograron las conquistas históricas que hoy sin ningún pudor nos arrebatan: el Escalafón que nos entregan retaceado, las pensiones y jubilaciones cada vez más simbólicas que reales.

Tenemos un corto espacio de tiempo para discutir, decidir y actuar. Hoy más que nunca está planteada la necesidad de postular candidatos no partidarios, desde las organizaciones sindicales y populares. Estos candidatos no partidarios a diputados deben ser propuestos y nombrados desde las bases. Con un debate democrático y participación de las bases de los sindicatos, tenemos garantizado el cumplimiento de los requisitos de inscripción, recolecta de firmar, etc. Lo que necesitamos es la voluntad de acero de aquellos dirigentes de organizaciones sindicales que han estado peleando solos contra las políticas anti obreras del actual gobierno

El camino de la abstención o del voto nulo

Si las organizaciones sindicales, populares y de izquierda, no logramos formar este frente o coalición por candidatos de los trabajadores, bajo la figura de no partidarios, después solo quedaría el camino de la resistencia pasiva llamando al voto nulo o la abstención.

El descontento debe ser transformado en fuerza activa. Si nos unimos los sindicatos bajo el lema de tener nuestros propios diputados, ese descontento popular que sentimos a diario a nuestros centros de trabajo y estudio, en las calles, puede dar un resultado positivo con una bancada incorruptible de diputados de los trabajadores, la que lucharía incansablemente por aprobar leyes a favor de los trabajadores, y no en contra como ha sucedido bajo los gobiernos de ARENA y del FMLN, que han resultado ser casi lo mismo.

Ustedes, compañeros y compañeras, dirigentes y activistas sindicales, tienen la última palabra

Centroamérica, diecisiete de octubre del año dos mil diecisiete

Secretariado Ejecutivo Centroamericano (SECA)

Partido Socialista Centroamericano (PSOCA)

Share