COSTA RICA.- ¿Por qué quieren excluir al “personal docente” del proyecto de Ley de Empleo Público?


Por José René Tamariz

La maniobra divisionista contra el movimiento sindical

El artículo 5 del retocado y maquillado texto del proyecto de empleo público, expediente 19.506, de la diputada del PLN, Sandra Piszk, discutido en una subcomisión de la Asamblea Legislativa el día miércoles 26 de octubre, plantea que “Se exceptúa de la aplicación de esta ley… al personal docente del Ministerio de Educación Pública…”.

Esta supuesta “excepción” constituye una gran maniobra política de Sandra Pizsk-neoliberales-gobierno para dividir internamente al sector educativo, así como para desmovilizarlo en la lucha y, eventual, huelga en contra ese proyecto y también dividir al conjunto del movimiento sindical, intentando sacar de la pelea al masivo sector de los trabajadores de la educación. Dicha maniobra divide internamente al magisterio, ya que, en apariencia, solo excluye al “personal docente”, pero no excluye al sector administrativo y técnico-docente del sector educativo. Compañeras y compañeros docentes, no debemos caer en esta burda y tramposa maniobra divisionista del movimiento magisterial y sindical.

En realidad, la excepción del “personal docente” de ese macabro proyecto de empleo público es una falacia formal que pretende engañar a los ingenuos y tontos. Formalmente, se “exceptúa al personal docente”, pero en el fondo ese proyecto de ley termina englobando y afectando al “personal docente”, ya que el artículo 1 señala como objeto de la ley “Unificar las disposiciones que aplicarán a la creación, modificación y reconocimiento, de las remuneraciones en dinero adicionales al salario base otorgadas a los funcionarios permanentes y transitorios”. Por tanto, este artículo “unifica” todas las disposiciones referentes a las remuneraciones adicionales al salario base, englobando y abarcando al personal docente también. La trampa de la exclusión consiste en sacarnos de la lucha contra ese proyecto, ya que supuestamente no afectaría, por ahora, al personal docente. Sin embargo, posteriormente, de forma separada y aislada, nos impondrán y aplicarán la misma medicina.

Por otra parte, ese proyecto afectará los componentes de carrera profesional, anualidades y otras remuneraciones en dinero al salario base que actualmente devenga el personal docente. Veamos. En caso de aprobarse esa ley, se creará una nueva metodología con parámetros con “objetivos, metas y acciones concretas definidas en los planes y programas institucionales” para pagar las anualidades con la calificación de “muy bueno” y de “excelente”. De tal forma que, aunque en el papel se “exceptué” al personal docente, estos nuevos parámetros serán trasladados, de una u otra forma, a los docentes para su aplicación y pago de anualidades. Igual sucederá con carrera profesional, se crearán nuevos parámetros para su pago los cuales serán determinados por la Contraloría General de la República y, de una forma u otra, serán trasladados para su aplicación al personal docente.

Lo peligroso y grave de esta maniobra divisionista de Sandra Piszk-neoliberales-gobierno sería que algunas cúpulas sindicales, caigan y se plieguen a ella, negociando ese macabro proyecto, tratando de “arrancar” algunas “concesiones” para el sector administrativo de la educación y, entonces, deponer cualquier participación en procesos huelguísticos en contra de ese proyecto, dejando al resto del movimiento sindical solo en la pelea en contra de él para que sea derrotado.

Asimismo, esa maniobra de “excluir” al “personal docente” de ese proyecto es que, en caso de que este gran sector se lance a la huelga, la declaren “ilegal”, ya que argumentarían que este sector fue “excluido” y, por tanto, no lo afecta, y entonces no existen razones para participar en un eventual movimiento huelguístico.

¡Abajo las maniobras divisionistas de los neoliberales y el gobierno de Solís!

¡Todo el movimiento sindical a la huelga en contra del proyecto de empleo público 19.506!

Share