CENTROAMERICA.- Contagiosa fiebre canalera


Por Orson Mojica

Centroamérica está en venta. Todas las burguesías del área, se alistan, presentan sendos proyectos, conspiran y compiten entre ellas para construir canales interoceánicos en cada una de las secciones de la nación Centroamericana. Todas guiñan el ojo a China, el poderoso imperialismo emergente que tiene, en momentos de aguda crisis económica, los recursos líquidos para impulsar esos fabulosos proyectos.

La competencia se ha acelerado a partir de la firma del acuerdo de concesión, entre el gobierno de Nicaragua y la desconocida empresa Nicaragua Canal Development Investment Co., Limited (“HKND Group”), para construir el canal interoceánico por Nicaragua. Todas las burguesías compiten para demostrar a China, las ventajas de construir el canal, seco o húmedo, en su territorio. Los rumores que detrás de la empresa HKND está el propio gobierno Chino, ha desatado una verdadera fiebre canalera, que llega a extremos de delirio y paroxismo.

El Canal seco por Guatemala

Antes que Nicaragua hiciera público su proyecto canalero, desde el año 2011, el gobierno de Guatemala había dado a conocer el proyecto conocido como Corredor Tecnológico de Guatemala, que consiste en una súper carretera de 140 metros de ancho, con cuatro carriles, de 372 kilómetros de extensión, junto a un ferrocarril y un oleoducto que cruzaría Zacapa, Chiquimula y Jutiapa, y que utilizaría Puerto Barrios, en el litoral atlántico, y el puerto de San Luis de Moyuta, en el océano Pacífico.

Esta obra tendría un costo de US$7 mil millones de dólares que serían financiados por Taiwán. Este mes de junio, el presidente Otto Pérez Molina visitó la isla de Taiwán, tratando de aprovechar las contradicciones entre esta “provincia rebelde” y China continental, para obtener el codiciado financiamiento. Pérez Molina, en una clara alusión a Nicaragua, dijo: “Allá están hablado de US$40 mil millones, acá estamos hablando de entre US$8 mil y US$10 mil millones, lo cual es una diferencia muy importante”. (Prensa Libre, 10/06/2013)

El Canal seco por Honduras

Recientemente, el presidente Porfirio Lobo dio a conocer que el 8 de Julio firmará el memorando de entendimiento con la empresa china Harbour Engineering Company Ltda (CHEC), que supuestamente se encargaría de construir el canal seco, una vía férrea, que uniría puerto Castilla, departamento de Colon, en la costa caribe, hasta el Puerto de Amapala, Isla del Tigre, en el golfo de Fonseca, costa del océano Pacifico.

Los trenes llegarían hasta el puerto de Amapala a través de un puente de 3 kilómetros de largo. Los conflictos fronterizos entre Nicaragua y Honduras, al parecer tienen su origen en este proyecto del gobierno de Honduras.

El canal seco por Honduras tendría ramificaciones en Nicaragua, uniendo a Puerto Corinto en el Pacifico, y también a Puerto La Unión, en la costa pacífica de El Salvador, con una extensión total de 370 kilómetros aproximadamente

¿Y El Salvador?

El Salvador no tiene costas en el océano Atlántico, pero aun con esta limitante geográfica, el gobierno salvadoreño esta contagiado con la fiebre canalera.

Álex Segovia, secretario técnico del Presidente Mauricio Funes, declaró recientemente: “esperamos con Honduras trabajar con el canal seco hacia el Atlántico. Ellos están interesados, nosotros también. El BID nos ha propuesto una estrategia para desarrollar toda la parte pacífica con conectividad con Guatemala y Honduras (el triángulo norte), y sí estamos interesados, lo que pasa es que tienen que entender que vamos por partes” (Prensa Gráfica, 22/6/2013)

Costa Rica también quiere competir

Costa Rica es el único país de Centroamérica que tiene relaciones diplomáticas con China. El gobierno de Chinchilla ha tratado de utilizar esa “ventaja” para impulsar su propio proyecto de canal seco. El conflicto con Nicaragua por el rio San Juan, dio origen al alocado proyecto de construir una carretera paralela al rio, conocida como “la trocha”.

Con ello, el gobierno de Chinchilla ha pretendido sentar las bases de una carretera que uniría los puertos de Moín y Limón, en la costa caribe, con un puerto a construirse en la costa del pacifico, a un costo bajo de 905 millones de dólares. Aunque se ha dicho que China financiaría ese proyecto, la realidad es que no hay nada oficial al respecto.

Defender la soberanía de Centroamérica

Todas las burguesías del área son entreguistas. Con el pretexto de abrir fuentes de trabajo, se disputan el látigo del emergente imperialismo chino. Un aparente progreso a costa de la esclavitud nacional. Los proyectos canaleros serian gigantescas maquilas, y los únicos beneficiados serian las transnacionales imperialistas. Algo tenemos que hacer para revertir ese proceso, sin negar la necesidad de una mayor integración de la economía mundial.

Share