GUATEMALA.- Deterioro del sistema de salud continúa

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 


Por Leonardo Ixim

Nuevamente el problema de mal funcionamiento de los servicios de salud sale a flote, esta vez por las exigencias del Colegio Médico a que renuncia el actual ministro de ese ramo Luis Monterroso por un lado y las amenazas de paro de los salubristas sobre todo en la provincia.

Las bases del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Salud de Guatemala (Sntsg) amenazaron con llevar un paro después de denunciar que varios hospitales del interior del país se encuentran con pocos insumos para poder desarrollar la atención optima a la población. Sin embargo el paro ya no se realizó porque el descontento de las bases –que además exigen que se paguen sin demoras salarios, retraso que es una característica en la administración pública- fue desactivado por la acción de la dirigencia.

El problema de la mala atención de los servicios de salud es un problema recurrente en nuestra región, ya en otras ocasiones lo hemos escrito. Esta vez tales denuncias coinciden con la crisis del actual gobierno el que se sostiene solamente porque los factores tradicionales de poder y con el agotamiento de las instituciones del régimen político y del Estado en general, como es el sistema de salud pública.

Pese a eso las dirigencias del Sntsg que conforman además el Frente Nacional de Lucha junto al sindicato de maestros Steg y organizaciones campesinas como la Conic y otras menores siguen siendo el otro pilar que sostienen este gobierno Esto pese a que el ministro Monterroso denuncia al pacto colectivo firmado por el Sntsg con el anterior ministro Villavicencio caracterizado por comprar voluntades y desvío de fondos. Monterroso por su parte tampoco no se ha quedado atrás y es señalado de utilizar fondos del ministerio para la campaña electoral del impresentable Mario David García candidato del partido en el gobierno.

La acusación de Monterroso se genera en el momento en que se pretendía incorporar afiliados de otros sindicatos del ramo a los beneficios del pacto. Pero coincide con los señalamientos realizados por el periódico burgués Prensa Libre sobre el carácter pernicioso para las finanzas públicas de los convenios colectivos; sobre todo en lo que se refiere a pago de viáticos para los dirigentes sindicales y el pago a los abogados laboralistas que firmaron este convenio.

Este periódico denuncia que el abogado laboral y catedrático universitario Landelino Franco –un oscuro personaje vinculado a redes de corrupción y tráfico de influencias- ha recibido por pago de su equipo una cantidad superior de 20 millones de quetzales por sus honorarios.

En muchos casos por nuestra parte hemos mencionado que es importante el respeto y la defensa de convenios colectivos que garantizan la estabilidad laboral y el reajuste salarial periódico; quedan pendientes por ejemplo la incorporación de todos los trabajadores que no están presupuestados, aunque el problema es más acuciante en educación que en salud. Sin embargo denunciamos el papel corrompido en que la dirigencia del sindicato de salud al recibir prebendas de parte de la patronal gubernamental y pagar grandes sumas al equipo de abogados negociadores, se vuelven cómplices y sostenes de un gobierno impopular y corrupto.

Es patético por ejemplo que se le exigía a los trabajadores sostener con su salarios el pago de estos abogados, es también un llamado al Colegio de Abogados y Notarios de Guatemala –quien exigió a este gobierno su renuncia- que promueva en el Tribunal de Honor una denuncia moral contra estos abogados usureros.

En otro momento escribimos que era importante un plan nacional de lucha en defensa del acceso a la salud a la clase trabajadora usuaria del sistema público que saliera de las bases de este sindicato y de los salubristas y médicos Entre otras cosas mencionamos la importancia de realizar comités electos en asambleas conformados por este y usuarios del sistema para explicar y defender las acciones en función de garantizar un buena atención

Esta táctica es hoy más necesaria, ahora que buena parte de la población exige la renuncia del presidente actual, es necesario que las bases del Snstg reflexionen sobre el papel de sus líderes como Luis Lara y otros y cuestione el carácter indigno de esta dirigencias al defender este gobierno.