EL SALVADOR.- El Pacto Fiscal: otro gran consenso en construcción

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 


Por Alberto Castro

El Fondo Monetario Internacional (FMI) pronostica para este 2016 bajo crecimiento de la economía mundial, después de la agudización de la crisis generalizada en el 2008, el FMI se ha ocupado en recomendar medidas preventivas a las economías del primer mundo, a fin de retrasar la reaparición de este síntoma propio del sistema capitalista. Para los países del tercer mundo, quienes, por ser económicamente dependiente de los imperialismos, se les estimulan por medio de amplias reformas estructurales y fiscales que les permita estabilidad para un buen clima de inversión; la transparencia económica y fiscal son requisitos previos.

Discusiones interminables

En El Salvador continúan las discusiones entre el oficialismo y oposición para el establecimiento de acuerdos con respecto a reformas a Ley Pensiones y de Ley de Responsabilidad Fiscal, ambas reformas son para mediar el déficit fiscal. El país desde hace unos años no ha tenido un crecimiento económico que supere significativamente el 2%, esto debido a que la dolarización es un obstáculo. Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), para las economías de Centroamérica se espera una tasa de crecimiento de 3.9 %, cifra inferior a la registrada en 2015 (4. 3 %). Para El Salvador pronostica un 2.4%, una cifra muy parecida a la que ha pronosticado el FMI para El Salvador que es entre 2.3 y 2.5 %. Mientras que para el Banco Central de Reserva (BCR) es del 2.3%.

El Gobierno debe mediar con el bajo crecimiento económico y el déficit fiscal, ante ello necesariamente debe entenderse con el partido ARENA, representante del capital financiero. el bipartidismo está en la búsqueda de un nuevo entendimiento. Debe entenderse que Pacto Fiscal implica un enorme acuerdo político entre amplios sectores burgueses, donde el GOES, la empresa privada y partidos políticos con representación en la Asamblea Legislativa son quienes delinearan la manera sobre la cual el gasto público junto con la carga tributaria quedara acorde para un mejor financiamiento del Estado, las Sociedad Civil en este caso funge su rol únicamente como respaldo. Hay mucha disposición del Gobierno, Empresa Privadas y Fuerzas Políticas sobre el tema, pero el problema se centra en quien estará a la cabeza de las propuestas y sobre todo que beneficios se obtiene de esto.

Las propuestas de ley de cara al tema

El partido oficial ha reconocido la situación, Medardo González, secretario general del FMLN admite que el Gobierno está enfrentando un problema de “caja” y de “liquidez”. “El impuesto al patrimonio, que fue el presidente Alfredo Cristiani quien lo quitó, por supuesto que nosotros creemos que se vuelve necesario, en este país, regresar a ese impuesto”, dijo en una entrevista de Canal 33. El Gobierno el pasado jueves presento en Asamblea Legislativa una ley para facilitar la recuperación de deuda tributaria y de multas a favor del Estado. Esta propuesta de ley estipula la apertura de una nueva dirección de cobranza, adscrita al Ministerio de Hacienda.

La autoridad y atribuciones de esta dirección de cobranza sería extensiva a las autónomas que se encargan de la seguridad social (ISSS) y previsional, que también podrían actuar con esta ley. El presidente del BCR, Óscar Cabrera, presento un anteproyecto de ley para la creación de un fondo de liquidez en el sistema financiero. A diferencia de la reserva de liquidez que existe y que es equivalente al 20 % de los depósitos en los bancos, este fondo será común y con él, se pretende evitar salidas de instituciones que posean problemas exclusivos de liquidez, como un tipo de prestamista de última instancia.

Poniéndose de acuerdo

Estas son solo algunas de las herramientas jurídicas con las que han contemplado dotar al Estado de financiamiento. Sin embargo, será necesario la consolidación de un acuerdo mayoritario entre las partes que estarán involucradas en el pacto fiscal. La tensión ARENA -FMLN es sobre todo por las Pensiones que representan el 50 % del déficit fiscal. ARENA pretende que el tema de reforma a pensiones este al margen del tema fiscal, para ello ha propuesto una Ley de Responsabilidad Fiscal que trata de un normativo previo para el desempeño de las finanzas públicas. Preocupa que en el pacto fiscal haya austeridad para el empresariado y aumento de la carga tributaria que pesara sobre la clase trabajadora, ante ello es importante que las organizaciones obreras realicen jornadas de lucha para confrontar con las propuestas de la burguesía con respecto al tema fiscal.