POESIA: Vaticinio del dictador

VATICINIO DEL DICTADOR

A las Víctimas de Choloma.

Tu sectarismo apunta lo adverso

y haces vida al ritmo de golpes

con que nos quitas nuestros derechos,

en que no ser personas deleite tu interés.

Tiene tus señas este mundo: mira la sangre rodar

y  los desaparecidos postrados en tus oscuridades.

La enorme importancia de tu puño es de respeto infernal

y es legítima al brillo de tu rabia la muerte.

Nunca conocerás la sensatez y será tu ruina

la violencia cuando se escuchen los sonidos de tu caída;

para entonces la ceguera de tu ira

habrá provocado

la ruina suficiente

que certifique tu entrada triunfal a los infiernos.

Sos el mal mayor

que dijiste ibas a evitar.

Tu costumbre doctrinal es la que guía

el dedo en el gatillo

y la obediencia del criminal.

El discernimiento es tu prohibición

y el dogma

tu invasión a la verdad.

Defiendes lo que confunde

y evidencias lo que envenena

como una inspiración del horror.

Y acontece que no bebes sangre

y que te persignas

y rezas para acostarte,

que hasta sería vergüenza descortés desearte lo peor,

pues el clero te pertenece

y  rezando el credo, aplaudes a Pilatos.

Tu indiferencia ante el que cae, es legítima,

porque en el conflicto,

justo eres el punto contrario

contra el que no se debe atentar,

a menos que se te ofrende con sangre.

Acato es la palabra terrible

con que pones manos arriba,

boca abajo,

bajo tierra,

más abajo,

por debajo,

de tu bota;

que hasta se podría creer

que no tienes sentimientos.

Aprovechando la ocasión,

bajo tu égida,

se realizan los criminales

y se suman habilidades:

dureza, rigidez, quebranto, espanto,

golpe, homofobia, ruleta, grillete.

Jamás cuestión social

tu dignidad de estadista;

cualquier polémica, es comunismo.

En cuanto a ideas,

ya esta dicho

¡Silencio! es la clave

y la llave,

un disparo

o cuantos sean necesarios.

Candelario Reyes García

Poeta

48 días de resistencia.

Share