COLOMBIA.- Camilo Torres Restrepo (1929-1966)


Por Carlos A. Abarca V.

El 15 de febrero de 1966, cumpliendo apenas 37 años, murió el sacerdote y guerrillero Camilo Torres Restrepo. Había nacido en el barrio de La Candelaria, Bogotá, en el seno de una familia burguesa el 3 de febrero de 1929. Se graduó como bachiller en el Liceo Cervantes en 1946. En 1947, cuando estudiaba Derecho en la Universidad Nacional, decidió sorpresivamente hacerse sacerdote y fue aceptado en la comunidad de monjes dominicos, en Chiquinquirá. Ordenado en 1954, viajó a la Universidad Católica de Lovaina, Bélgica, a estudiar sociología. Estuvo nuevamente en Europa en 1958 para obtener su licenciatura. Regresó a Colombia en 1959 y nombrado capellán en la Universidad Nacional.

En ese viaje conoció a Margarita María Olivieri, una activista social que sería su más cercana colaboradora en Colombia. Luego cofundaría la facultad de Sociología en la Universidad Nacional en Bogotá. Allí, junto con Orlando Fals Borda, fundó la Facultad de Sociología en 1960, a la que estuvo vinculado como profesor, hasta 1962.

La formación del pensamiento de Camilo estuvo marcada por varias experiencias. En primer lugar, tuvo una base cristiana, católica y sacerdotal. Viajó a Europa donde se formó como sociólogo; hizo contacto con el marxismo, el mundo socialista y el movimiento obrero, en pleno auge de la Guerra Fría. Como seminarista, desarrolló tareas sociales en barrios populares y se preocupó por el bienestar de los sectores menos favorecidos.

Pero la experiencia que le causó mayor impacto fue su encuentro en París con grupos de cristianos que colaboraban clandestinamente en la lucha por la independencia de Argelia contra el poderío francés. Al regresar a Colombia y asumir como capellán de estudiantes, Camilo ya simpatizaba con las revoluciones en Argelia y Cuba.

Un grupo de universitarios colombianos viajó en esos días a La Habana para seguir cursos de ingeniería, pero no demoraron en renunciar a las aulas académicas a favor de una preparación política y militar. Regresaron luego a Colombia a formar un movimiento insurgente, el Ejército de Liberación Nacional (ELN). De hecho, algunos de ellos fueron militantes clandestinos, como miembros urbanos del ELN.

A su regreso a Colombia, Camilo se planteó complementar sus esfuerzos por el bienestar de los pobres con la actividad científica e investigativa, a partir de sus conocimientos de sociología. Desarrolló proyectos de acción social y comunitaria, en los que puso el saber sociológico al servicio de los sectores pobres.

Pero sus labores fueron truncadas y entorpecidas por la burocracia gubernamental y el régimen político, por lo cual Camilo pasó a participar en el campo político, oponiéndose al sistema del Frente Nacional; una agrupación política en la que los partidos liberal y el conservador se repartirían el poder, excluyendo a los demás sectores políticos. En estas circunstancias gestó e impulsó el “Frente Unido del pueblo” en torno a la “Plataforma del Frente Unido” que constaba de diez puntos: reforma agraria, reforma urbana, planificación, política tributaria, política monetaria, nacionalizaciones, relaciones internacionales, salud, familia y fuerzas armadas.

En 1961 empezó a tener problemas con el cardenal Concha Córdoba, hasta que el prelado lo destituyó de su cargo de capellán, de los trabajos académicos y de las funciones administrativas que tenía en la Universidad Nacional. Hizo parte del Instituto Colombiano para la Reforma Agraria (INCORA) y la Escuela Superior de Administración Pública (ESAP).

Como profesor de sociología en la Universidad Nacional animaba a sus alumnos a tomar contacto con los moradores de los barrios marginados de Bogotá y a emprender tareas comunitarias con ellos. Fundó el Movimiento Universitario de Promoción Comunal (MUNIPROC). Desde 1961 sus posiciones en defensa de los estudiantes le crearon conflictos con la jerarquía eclesiástica y con el establecimiento político. Retirado de la capellanía de la Universidad, pasó a la parroquia de Veracruz.

Esto no impidió nuevos conflictos, como los provocados por sus críticas a Acción Cultural Popular, el sistema de educación radial campesino dirigido por monseñor José Joaquín Salcedo, o por el apoyo a los universitarios en la huelga que hicieron para protestar por la expulsión de María Arango y otros estudiantes. Su trabajo en los Llanos Orientales con campesinos, en la junta del Instituto Colombiano de Reforma Agraria, entre 1962 y 1964, terminaron por convencerlo de la necesidad de un cambio social en Colombia.

Camilo no optó de buenas a primeras por una abierta confrontación con la oligarquía. Intentó lograr un cambio en las estructuras de poder por todos los medios democráticos a su alcance. Era la época del llamado Frente Nacional, recién inaugurado bajo el liderazgo del presidente Alberto Lleras Camargo. Se hizo nombrar suplente para la Iglesia Católica en el Instituto de Reforma Agraria. Ejerció como decano del Instituto para el Desarrollo Social. En 1963, presidió el primer Congreso Nacional de Sociología.

En enero de 1964, después de que el gobierno de Guillermo León Valencia bombardeó las comunas de Marquetalia, un pequeño poblado de 50 familias que fue tomado por más de 100 soldados, en el departamento de Tolima, Camilo quiso tomar contacto con los guerrilleros del llamado Bloque Sur. A mediados de 1964 se agudizó el conflicto de orden público en el país. El ataque a las llamadas "repúblicas independientes" reforzó las guerrillas del partido comunista y, en enero de 1965, hizo su aparición el Ejército de Liberación Nacional (ELN), una guerrilla inspirada y entrenada por la revolución cubana.

A partir de entonces Camilo se dedicó a la organización política. En 1965 planteó una plataforma para un movimiento de unidad popular, gestando así la fuerza política “Frente Unido del pueblo”. Desarrolló numerosas manifestaciones y actos públicos, editó el semanario “Frente Unido”, llenó las plazas públicas y tuvo un vertiginoso ascenso político, a la vez que ratificó el abstencionismo como posición revolucionaria.

La incapacidad de lograr cambios auténticos y profundos por medios pacíficos y legales, llevó a Camilo a plantearse la necesidad de la lucha armada. Terminó por simpatizar con los alzados en armas, pero no había logrado comunicarse con ellos cuando apareció por primera vez en público el hasta entonces desconocido Ejército de Liberación Nacional (ELN).

http://www.bbc.com/mundo/noticias/2016/02/160212_colombia_camilo_torres_cura_guerrillero_eln_nc

Los nuevos guerrilleros se hicieron sentir el 7 de enero de 1965, con un golpe dramático: atacaron sorpresivamente al pueblo de Simácota, Santander, mataron a tres policías y divulgaron su propuesta revolucionaria. Camilo inmediatamente se sintió atraído por la audacia del nuevo grupo y por su radical proclama política. Hizo contacto con el Ejército de Liberación Nacional, con el que acordó la continuación de la agitación política en las ciudades y su posterior ingreso a la organización.

Entre mayo y octubre de 1965 realizó actividad de agitación popular, dirigió el periódico Frente Unido y aglutinó un grupo de simpatizantes y aliados que incluían al partido comunista, a los grupos urbanos del ELN, a marxistas e izquierdistas independientes y a dirigentes sindicales. Grandes manifestaciones lo recibían, en las que su figura carismática y su lenguaje sencillo, parecían ganar el compromiso popular para su propuesta política. Ese año comenzó a editar el semanario Frente Unido, publicación de un proyecto político de unidad de los movimientos revolucionarios.

Presionado por el alto clero, renunció al sacerdocio en junio del 65. Una vez fuera del clero, visitó el campamento guerrillero del ELN en Santander y quedó en "comisión" en la ciudad, en la que debía seguir su programa de agitación política con el Frente Unido de Movimientos Populares. En el momento en que fuera requerido, debía incorporarse a filas.

En octubre de 1965, el entonces comandante del ELN, Fabio Vásquez Castaño, decidió que efectivamente el momento había llegado; ordenó a Camilo unirse a la guerrilla en las montañas. Camilo no vaciló en acatar la orden. Allí recibió el alias de Argemiro y un revólver. Y el grupo guerrillero dio un gran golpe de publicidad cuando se difundió el hecho de que el cura Camilo Torres se les había sumado. Luego del hostigamiento y la persecución estatal, se vinculó al ELN en noviembre y lanzó la “Proclama a los colombianos”. A comienzos de 1966, Camilo publicó una 'proclama', anunciando su presencia en las filas guerrilleras y convocando a los colombianos a empuñar las armas en una guerra total contra el poder establecido.

https://www.marxists.org/espanol/camilo/biografia.htm

Camilo, es un novato en las faenas de la guerra. Pero tiene ganas de probarse. La instrucción militar se la dio el hoy comandante del ELN, (Nicolás Rodríguez) "Gabino". Cuenta “Gabino”, que “Carlos” (Fabio Vázquez) presentó al padre Torres como el compañero “Argemiro”. Destacó sus tareas de “organización del pueblo” en la ciudad y dijo que. por dichas actividades, el nuevo guerrillero estaba en la mira de las élites del poder. “Andrés” (Víctor Medina Morón) segundo mando del ELN, en esos días y “Jerónimo” (Manuel Vázquez Castaño), lo secundaron en las odas a la revolución y con palabras pomposas, también le dieron la bienvenida.

Luego “Hernando” (Hermidas Ruiz) pidió permiso a “Carlos” para certificar que Torres era objetivo militar desde cuando asumió el liderazgo del Frente Unido por el Pueblo. Un movimiento de oposición al Frente Nacional (el acuerdo de alternación del poder entre liberales y conservadores). Llegado el turno de agradecer a sus contertulios, “Argemiro” se comprometió a ser un buen guerrillero y ofreció excusas por sus novatadas.

En noviembre siguiente, según el relato de “Gabino”, Camilo Torres comenzó el entrenamiento para combate. “Carlos” le insistió en las posiciones: de pie, rodilla en tierra, tendido y disparo instintivo. Estaban estrenando campamento y contaban con una pistola calibre 45, tres revólveres 38 largo y algunas pistolas calibre 22. Por las mañanas, el cura guerrillero les daba clases de matemática, geografía y español a los guerrilleros analfabetos.

Si lo que dice “Gabino” es cierto, fue él mismo quien, por designación de Fabio Vásquez, le enseñó entrenamiento militar a Camilo Torres durante dos semanas: “En este periodo vimos diferentes tipos de marchas guerrilleras, medidas de seguridad en campamento y desplazamientos, mimetismo personal y enmascaramiento de posiciones de combate, trincheras naturales y artificiales, observación diurna y nocturna y los tres tipos de emboscadas básicas, de aniquilamiento, de contención y hostigamiento”.

A partir de entonces habría tenido lugar la mistad de Gabino con el padre Camilo, en medio de confesiones mutuas sobre sus formas de ver la vida y lo que creían que debería hacer la insurrección para llegar al poder. El 18 de octubre de 1965, finalmente, se incorporó a la guerrilla.

http://www.elespectador.com/noticias/paz/el-dia-el-padre-camilo-torres-aprendio-disparar-articulo-502308

El 15 de febrero siguiente, 12 días después de cumplir 37 años, el recién instruido guerrillero Camilo Torres murió en un combate con la Quinta Brigada del Ejército en Patio Cemento, Bucaramanga, dirigida entonces por su amigo el coronel Álvaro Valencia Tovar. Las tropas dieron muerte al cura guerrillero cuando trataba de apoderarse del fusil de un soldado. En esa acción caen cinco compañeros tratando de auxiliar a Camilo.

El ejército ocultó el cadáver en un lugar estratégico separado de las demás fosas comunes y el lugar no fue revelado al público. El "cura guerrillero", se convirtió en mito, para algunos en mártir. El cadáver fue exhumado tres años después de su muerte. Sus restos se colocaron en una urna y los transportaron a Bucaramanga, donde se creó el panteón militar de la Quinta Brigada del Ejército.

El 16 de enero de 2016, el Presidente de Colombia Juan Manuel Santos dijo que el Estado buscaría los restos de Camilo Torres, como muestra de buena voluntad hacia el ELN –los rebeldes lo habían pedido–. Pocos días después, el 25 de enero, el cuerpo fue exhumado del panteón militar en la Quinta Brigada de Bucaramanga, a decenas de kilómetros del municipio de San Vicente de Chucurí, municipio de Santander.

FUENTES

http://www.banrepcultural.org/node/32651

http://www.elespectador.com/noticias/nacional/camilo-torres-restrepo-50-anos-de-su-muerte-articulo-61633

http://www.semana.com/especiales/articulo/el-cura-guerrillero/60097

https://www.marxists.org/espanol/camilo/biografia.htm

http://www.bbc.com/mundo/noticias/2016/02/160212_colombia_camilo_torres_cura_guerrillero_eln_nc

https://es.wikipedia.org/wiki/Camilo_Torres_Restrepo

Share