Ya salió El Socialista Centroamericano No 228.-

EL SALVADOR.- “Unidad de acción para defender el Escalafón”

La decadencia del sistema capitalista de El Salvador se refleja en las estadísticas oficiales. Según la última encuesta de la Dirección General de Estadísticas y Censos (DIGESTYC) del Ministerio de Economía de ese país, el 36.5% de los hogares salvadoreños son pobres (más de 6 millones de personas), de los cuales el 11.2% vive en pobreza extrema y el 25.3% en pobreza relativa.

El estancamiento económico incrementa el endeudamiento del Estado, que está siendo administrado por la ex guerrilla del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), una organización que todavía se reclama de izquierda, a pesar que bajo su gobierno se aplican políticas descaradamente neoliberales.

Ante la crisis fiscal, el gobierno del FMLN no pretende incrementar los impuestos a los capitalistas, sino reducir los beneficios y conquistas sociales que los trabajadores han logrado tras años de lucha. Una de estas conquistas es el Escalafón, que se aplica a los trabajadores públicos, especialmente en salud y educación.

A inicios de septiembre, ante las continuas protestas de los trabajadores de la salud, la ministra Violeta Menjívar, reconoció que la orientación de no pagar el Escalafón este año, proviene del Fondo Monetario Internacional (FMI), política que intenta aplicar de rodillas el gobierno del FMLN. “No hay presupuesto para pagar escalafón. El escalafón tiene dificultades y es momento de discutirlas, ya que esta prestación no es justa, solo beneficia a los que ganan más”, declaró al Diario de Hoy.

Es una realidad que el déficit fiscal incide en el presupuesto, pero los trabajadores no son los culpables de esta crítica situación, los culpables son los empresarios que no pagan impuestos conforme sus ganancias. También es responsable el gobierno del FMLN al no aplicar políticas que beneficien a los trabajadores ante el creciente deterioro de los niveles de vida.

Desde hace casi un mes los trabajadores de la salud, con justa razón, y los trabajadores de la educación, están en pie de lucha por la defensa del pago del Escalafón para el año 2017, cantidades de dinero que deben ser incorporadas al presupuesto nacional de El Salvador. Los trabajadores del Hospital Zacamil, y 18 hospitales en todos los departamentos, han realizado paros y jornadas de lucha en contra de la política neoliberal de liquidar la conquista laboral del Escalafón.

Resulta vergonzoso que el gobierno del FMLM, que se dice de izquierda, pretenda arrancar conquistas históricas. El gobierno está maniobrando tratando de dividir a los trabajadores menos calificados, ofreciendo migajas, para arrancar el Escalafón a los trabajadores que, por su alto grado de calificación, deben ganar un poco más.

Para evitar la división, debemos luchar por la más amplia unidad de acción de los sindicatos y los trabajadores, sin distingos de ideologías políticas o afiliación partidaria, con un claro punto común: la defensa de las conquistas históricas, en este caso del Escalafón.

Más de 20 sindicatos y organizaciones de trabajadores del sector salud han convocado a tres días de jornadas de protesta, para los días miércoles 28, jueves 29 y viernes 30 de septiembre, con la consigna central del pago del Escalafón. Entre estas organizaciones están el Sindicato General de Empleados de Salud (SIGESAL), el Sindicato de los Trabajadores del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (SITMPAS), el Colegio Médico, SIMEHR, ATRAMEC, SIANDES, SIMEDUCO, SITRASALUD, SEDESA, SINEDMES, Movimiento de Trabajadores del Hospital Zacamil y Movimiento de Trabajadores de la Policía, entre otros. Los sindicatos del Instituto Salvadoreño de Seguridad Social(ISSS) deben sumarse a la lucha y mostrar su fuerza y solidaridad.

Desde el Partido Socialista Centroamericano (PSOCA) llamamos a todos los trabajadores, sindicatos y centrales obreras a participar unidos en estas jornadas de lucha. A los sindicatos vinculados al gobierno del FMLN, los llamamos a distanciarse de la política neoliberal que impulsa el gobierno de Sánchez Cerén. El FMLN mañana puede perder las elecciones, pero los sindicatos deberán continuar luchando contra el gobierno de turno, por la defensa de las conquistas laborales y por un salario digno.

Llamamos a un paro nacional de 24 horas de los trabajadores del sector salud y de educación, a la unidad de los trabajadores del sector público, para obligar al gobierno del FMLN a pagar el Escalafón, a rechazar las imposiciones del FMI, y a resolver la crisis fiscal obligando a los empresarios a pagar más impuestos conforme sus ganancias.

Share