ECONOMIA.- Un nuevo capítulo en el desarrollo de la crisis capitalista global

Por Patricio Guzmán

Corrió el rumor que Grecia anunciaría la suspensión de pagos, y en todos los mercados bursátiles del globo se derrumbaron los indices.  Aun cuando la situación de la deuda nacional y el déficit fiscal en Grecia, y en España y Portugal parecen las más graves hoy, estamos ante una crisis de la deuda general, que viene a sumarse al problema del desempleo. Dos aristas de difícil manejo que amenazan con el retorno de la recesión global, tras una corta primavera de ‘brotes verdes’.

La crisis fiscal que apareció en Grecia, y se expande a España y Portugal, no es un problema del mar mediterráneo, ni siquiera puede limitarse a la zona del euro. En la zona del euro ha adquirido características especiales porque los países en crisis no pueden devaluar su moneda, y eso les cierra las alternativas para la brusca reducción del déficit que señala el FMI para que recuperen la estabilidad. Ni siquiera existe un mecanismo institucional para que estos países puedan abandonar la zona del Euro.

Los analistas ya anuncian que la crisis de la deuda fiscal, afecta a Irlanda, Gran Bretaña e Islandia, y que pasará el océano y golpeará a los Estados Unidos.

De acuerdo con el FMI para restablecer la estabilidad fiscal durante la próxima década, los países desarrollados: Japón y Gran Bretaña necesitarían un ajuste fiscal de 13% del PIB; Irlanda, España y Grecia necesitarían ajustar un 9% del PIB; y luego vienen los Estados Unidos que deberían ajustar el gasto fiscal en un 8.8% del PIB.

España: Desempleo al alza y deuda.

En España hace dos semanas se anuncio que el desempleo oficial había superado el 18%. Eso cuando las jubilaciones anticipadas han hecho retroceder el promedio de edad para pensionarme dos años, y mientras las metodologías para contar el desempleo oficial dejan muchos desocupados fuera. Los pésimos datos de desocupación se suman a los crecientes temores por el déficit público. El gobierno de Zapatero anuncio que aumentaría gradualmente la edad de jubilarse hasta los 67 años, desde los 65 actuales. El rechazo generalizado de la población le hizo retroceder rápidamente. Lo que señala los limites de maniobra que por ahora tienen los gobiernos.

Grecia y las amenazas de default en la zona del Euro.

Los funcionarios públicos griegos salieron masivamente a las calles para protestar contra los recortes (‘medidas de austeridad’), anunciadas por el gobierno.

El estallido de la burbuja especulativa inmobiliaria, y en general el impacto de la crisis capitalista global, han dejado a la economía griega como uno de las más afectadas de Europa Occidental. Los paquetes de salvataje y estímulo del gobierno, agravaron una situación de déficit y deuda nacional ya mala.

Se estima que el déficit fiscal griego fue de casi el 13% del Producto Interior Bruto el año 2009 y que la deuda pública llegará al 125% del PIB este año 2010. La cifras oficiales divulgadas durante el gobierno conservador anterior eran falsas, según se ha reconocido posteriormente, lo que ha sido un factor adicional en el descrédito y pérdida de confianza de la economía griega.

La cuestión es grave porque se habla cada vez más de la posibilidad de un ‘default’ (cese de pagos) soberano, es decir que Grecia entre en suspensión de pagos. Un rumor así provocó el desplome de las bolsas de comercio en el mundo la semana pasada. Desde entonces ha habido una recuperación en el valor de las transacciones, pero la caída dejó en claro tanto la volatilidad de las bolsas de comercio, como el fuerte componente de carácter especulativo de la recuperación de los últimos meses.

Grecia es parte de la zona del Euro. La posibilidad de cese de pagos de Grecia, cuestiona todo el edificio financiero de la zona del Euro de la Unión Europea. Al estar atada a la moneda común, Grecia no tiene la posibilidad de devaluar como un mecanismo para reducir los salarios reales, y los costos en moneda local.

El gobierno capitalista griego, está obligado a aplicar las medidas de reducción brusca del déficit exigido por sus socios, y la presión de no poder refinanciar la deuda, con un ataque frontal a los trabajadores, y los servicios públicos.  Con una alta conflictividad social, todo indica que los conflictos aumentaran en el futuro inmediato.

“Los líderes de los países de la zona del euro el jueves, se comprometieron a ayudar a Grecia si reduce su déficit presupuestario, diciendo que darían "decidida y coordinada acción, si es necesario para salvaguardar la estabilidad" en el bloque.

En virtud de un acuerdo elaborado en negociaciones de última hora en Bruselas, los 16 países de la zona euro se abstuvieron de proporcionar ayuda financiera inmediata para Grecia, pero dieron una garantía implícita de ayudar a Atenas si encontrara problemas en la refinanciación de su deuda pública a finales de este año.

A cambio, se espera que Grecia haga "lo que sea necesario como la adopción de medidas adicionales" para controlar su déficit.

Hablando antes de la apertura de una cumbre de la UE en Bruselas, Herman Van Rompuy, presidente permanente de la UE, dijo que los países de la eurozona, instaron a Grecia a "aplicar de manera rigurosa y decidida" su plan para eliminar su déficit presupuestario en 2012 y  "medidas adicionales”. Esto incluye reducir el déficit en 4 puntos porcentuales del producto interno bruto en 2010.” [1]

Estados Unidos en la lista de los países en riesgo

Las amenazas sobre el Euro tienen como consecuencia aparente el fortalecimiento relativo del dólar. Muchos inversionistas buscan un ‘refugio seguro’ en el dólar, pero por debajo de esa fortaleza aparente transcurren turbulentos los ríos de la realidad.

El artículo en el Financial Times que hoy advierte el peligro de una extensión global de la crisis de la deuda señala : “Para la mayor economía del mundo, los EE.UU., el día del juicio final aún parece tranquilizadora distancia. El empeora la situación en la zona del euro, más los mítines dólar de EE.UU. como los inversores nerviosos inviertan su dinero, en el "refugio seguro" de la deuda del gobierno estadounidense. Este efecto puede persistir durante varios meses, al igual que el dólar y los bonos del Tesoro se reunieron en las profundidades del pánico bancario a finales de 2008.

Sin embargo, incluso una mirada superficial a la situación fiscal del gobierno federal (por no hablar de los estados) tiene un sentido de la frase "refugio seguro". Deuda de gobierno de los EE.UU. es un refugio seguro el camino de Pearl Harbor fue un refugio seguro en 1941.

Incluso según las proyecciones de presupuesto de la Casa Blanca, la deuda federal bruta en manos del sector público exceda el 100 por ciento del PIB en tan sólo dos años. Este año, como el año pasado, el déficit federal será de alrededor de 10 por ciento del PIB. El largo plazo de las proyecciones de la Oficina de Presupuesto del Congreso sugiere que los EE.UU. nunca volverá a ejecutar un presupuesto equilibrado. Así es, nunca.”[2]

Durante años funcionó un ‘circulo virtuoso’ entre la economía china y la de los Estados Unidos. Para asegurar la estabilidad de un sistema de comercio con déficit comercial permanente del lado de EE.UU., China invertía masivamente sus excedentes en compra de deuda norteamericana. Pero las cosas han cambiado. China que adquirió un 47% de la emisión de 2006, pasó a 20% en 2008 y a solo un 5% el 2009.[3]

Las economías desarrolladas están mostrando muy rápidamente que la política económica expansiva usada para impedir el colapso del sistema financiero, y estimular la demanda, tendrá un costo elevado. Desde un comienzo una parte de los dineros inyectados se evadieron hacia las inversiones especulativas, con lo que se reproducen las condiciones que crearon la crisis financiera en primer lugar, estimulando la especulación con dinero fácil y pocas restricciones. Pero además un déficit fiscal y un endeudamiento elevado terminan traduciéndose en alzas de las tasas de interés

Una situación recesiva en las economías desarrolladas, tendrá repercusiones en todo el planeta. China no tiene capacidad de reemplazar a estas economías que son el destino central de sus exportaciones, y tampoco se libraran los países dependientes exportadores de commodities mineras, del agro o del petróleo, que hasta ahora habían mostrado signos de recuperación gracias a la multiplicación del precio de sus exportaciones.



[1] FT.com   Jueves, 11 de febrero de 2010.

http://www.ft.com/cms/s/0/226231f0-16fd-11df-afcf-00144feab49a.html

[2] Niall Ferguson . A Greek crisis is coming to America

Financial Times, 11 de febrero de 2010

[3] Ibid.

Share