REPUBLICA DOMINICANA: Los trabajadores no tenemos que pagar los platos rotos.

QUE LA CRISIS LA PAGUEN LOS RICOS

Los trabajadores no tenemos que pagar los platos rotos.

Este documento fue presentado por la Liga Socialista de los Trabajadores (LST) de República Dominicana en la Cumbre Alternativa organizada en la universidad estatal por el Foro Social, una agrupación donde convergen sectores de izquierda y personalidades. La Cumbre Alternativa fue convocada en oposición a la Cumbre de Fuerzas Viva que el gobierno dominicano organizó buscando base social para imponer su plan hambreador.

El capitalismo sacudido en su peor crisis financiera y económica desde hace décadas ha dado dos respuestas. La primera y más destacada fueron los rescates multimillonarios, principalmente a sus bancos y en menor medida a sus empresas emblemáticas como las automotrices.

La segunda respuesta ha consistido en producir sin cesar millones y millones de nuevos desempleados en todo el mundo y en bajar salarios y prestaciones sociales.

Esto significa que los capitalistas tienen la determinación de cargar todas las consecuencias de su crisis a las espaldas de los explotados.

En nuestro país el plan es cargar a los trabajadores, chiriperos, campesinos pobres, clase media,  las masas populares y demás sectores empobrecidos todo el peso de la crisis. Eso es lo que hacen el gobierno peledeista, los monopolios y sectores de la burguesía local, al tiempo que se benefician de la misma.

Todos nosotros somos los afectados y no hemos creado esta crisis. Al contrario, sobre nuestros hombros recaen sus efectos: miles de desempleados en zona franca, Falconbridge, aumento en el costo de la vida, reducción de la calidad y aumento de precios en los servicios como salud, educación, transporte, comunicación, energía, agua potable entre otros.

Una vez instalada la crisis, el gobierno quiere legitimar las medidas económicas y políticas que  aplica contra nosotros, convocando a la patronal y los partidos a una Cumbre Nacional. Busca una nueva concertación entre diversos sectores económicos, políticos y sociales que apoyen su plan.

La LST considera que ninguna dirección que se diga representar a los trabajadores y demás sectores afectados por la crisis puede prestarse a este juego.

En ese orden, ha sido certera la decisión del FSA y otros sectores de rechazar la propuesta del gobierno y organizar este evento al que asistimos hoy.

La Liga Socialista de los Trabajadores expone a la consideración de los presentes, lo que podría ser una propuesta de Programa Alternativo al plan del gobierno, con el interés de que sea discutido. En tal sentido proponemos organizar la lucha por:

Aplicar un programa con los siguientes ejes

1. No pago de la deuda externa e interna. Que se investigue el uso que todos los gobiernos han dado a los recursos de esa deuda. Que el dinero para pagarla, sea utilizado para satisfacer las demandas que hacen los trabajadores, campesinos pobres, sectores populares, profesionales de la salud, etc. El año pasado se usó más del 28% del Presupuesto Nacional (por encima de los 80 mil millones de pesos) para pagar intereses y amortizaciones de una deuda que crece en la misma proporción que la miseria de las masas.

2. Eliminar todas la Leyes que privatizaron  el derecho a la Salud, jubilación y riegos laborales (como las ARS y las AFP),  energía eléctrica, agua potable, recogida de desechos sólidos,  construcción de carreteras y caminos vecinales. También la ley de Hidrocarburos que legitima impuestos abusivos a los combustibles y garantiza las ganancias a los monopolios.

3. Renacionalización de estos servicios y empresas y que pasen al control democrático de los trabajadores y usuarios.

4. Cárcel y castigo a los corruptos del sector público y privado de éste y anteriores gobiernos. Que el dinero robado sea recuperado. Tope salarial para el presidente y sus funcionarios.

5. Por un plan económico que garantice un aumento salarial en proporción al costo de vida, trabajo para los desempleados, tierra para los campesinos pobres y condonación de las deudas con el Banco Agrícola, terminación de las cientos de obras a medio construir, arreglo de calles, contenes, caminos vecinales, carreteras, acueductos para las comunidades, buscando resolver estos problemas y desarrollar una política de empleo integrando a los cientos de miles de jóvenes sin trabajo.

6.Cero impuesto para los trabajadores y sectores populares. Que a los monopolios, banqueros, grandes industriales y comerciantes, empresarios del turismo y zona franca, terratenientes, usureros, se les aplique un impuesto a las ganancias y se les prohíba la repatriación de los millones de dólares que acumulan.

7. Por una educación gratuita, de calidad, laica y democrática bajo el control de los docentes, estudiantes juntos a sus padres y tutores y los trabajadores de apoyo.

8. No al TLC. No al FMI y demás organismos financieros que atan al país a los intereses de los monopolios extranjeros.  No a los acuerdos entre los organismos de seguridad del país y los aparatos norteamericanos de vigilancia y control.

9. Por la integración democrática de todos los pueblos del Caribe y el respeto a los derechos democráticos, políticos y laborales de los inmigrantes.  En ese orden rechazar la represión, redadas y deportaciones abusivas en contra de los trabajadores haitianos y sus descendientes. Exigir entrega de documentos que les garanticen sus derechos laborales y la protección frente a los patronos del sector público y privado que se los niegan.

10. Por los derechos de la mujer: contra todo tipo de violencia y explotación, por su derecho al aborto y a decidir libremente sobre su vida. Y por el respeto a los derechos de las minorías sexuales, sin importar su orientación.

11. Por más oportunidades para la juventud: educación, empleo, recreación y libertad.

12. Por la recuperación de nuestros recursos naturales al servicio del pueblo: playas, ríos, bosques, que han sido entregados a mafias capitalistas internacionales que los saquean y destruyen

13. Por una Asamblea Constituyente Popular y Soberana. No a la Reforma de la Constitución hecha por la minoría privilegiada mediante componendas y acuerdos de impunidad.

14. Enfrentar la política del gobierno y sus aliados es concreta,  promoviendo y apoyando la movilización independiente de los trabajadores y sectores barriales, campesinos, estudiantiles y juveniles.

15. En este sentido proponemos que en este encuentro se discuta y vote apoyar y poner todos los recursos posible al servicio de la lucha de los campesinos de Los Haitises.

16. Igualmente apoyar a los sectores juveniles que se organizan para promover actividades contra la corrupción, la impunidad, la violencia y la droga. Actividades como “De Negro Contra la Impunidad” o el “Zapatazo” en el parque Enriquillo el próximo 7 de febrero. Apoyar  y promover estas nuevas organizaciones juveniles respetando su independencia y autonomía.

¡¡Derrotemos el plan económico del gobierno y la patronal. Luchemos por un gobierno obrero y popular!!

Comité Central de la LST

28 de enero del 2009

Share