MÉXICO.- Movilizaciones magisteriales y crisis del gobierno de Peña Nieto


Por Leonardo Ixim

La crisis del gobierno de Enrique Peña Nieto se ha agudizado por una serie de conflictos políticos y sociales. Con la victoria de éste en elecciones presidenciales de diciembre de 2012 y el retorno al gobierno del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y de acusaciones de fraude de parte del candidato izquierdista Andrés Manuel López Obrador, postulado por el Partido de la Revolución Democrática, se esperaba la implementación sin oposición de una serie de contra-reformas neoliberales denominadas Pacto por México, impulsada por estos dos partidos.

Estas reformas, que promueven la apertura para el capital transnacional y financiero en los sectores de electricidad, petróleo, educación y otros, han chocado con el malestar y la oposición de sectores organizados del pueblo y los trabajadores mexicanos. Primero, el nacimiento de las autodefensas en Michoacán, ante el accionar del crimen organizado y la guerra del Estado contra éste; después la criminal desaparición de los 47 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayutla, en Ayotzinapa en complicidad de las policías locales, el ejército y el narcotráfico, que movilizó al magisterio de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en Guerrero y a otros sectores. Recientemente la movilización de los maestros de la CNTE contra la reforma educativa, que en el fondo cercena derechos laborales.

Todo esto se vio reflejado en las pasadas elecciones regionales del 5 de mayo, donde el PRI perdió por primera vez, en algunos casos desde 1929, en estados como: Veracruz, Tamaulipas, Quintana Roo, Durango y Chihuahua, complicando las intenciones reeleccionistas de este partido. Estas elecciones por su parte mostraron un crecimiento del conservador PAN y en menor medida de Morena, fundado por López Obrador -quien se retiro del PRD por el apoyo a las medidas neoliberales- sobre todo en la Ciudad de México y en algunos estados del centro y del sur.

Este panorama político de crisis se compagina con la situación económica, donde la tan ansiada inversión extranjera no llega como se espera, aunado a la caída del precio del petróleo, del cual la economía mexicana depende grandemente, la volatilidad del peso mexicano debido a los ataques especulativos en marco de la devaluación de las principales monedas para aumentar la competitividad, el creciente endeudamiento con respecto al PIB y las cada vez mas deficitarias balanzas fiscales y de pagos, afectan el costo de la vida de la clase trabajadora en general.

La reforma educativa

Una de las exigencias de la oligarquía financiera mundial y sus organismos en todo el orbe, es la aplicación de contra reformas que tienen como objetivo disminuir el gasto público haciendo más chica la planta del Estado, por un lado; por otro, introducir modelos educativos en base a competencias tanto a lo interno del magisterio con las pruebas estandarizadas, como en la formación de estudiantes para lograr mano de obra capacitada en función de las lógicas de las ganancias burguesas.

Los efectos en el magisterio mexicano, han sido que el escalafón se va al traste, pues se impone una serie de exámenes -que diversos académicos consideran que no evalúan realmente el conocimiento, ni los contextos pedagógicos, ni la experiencia didáctica de los maestros- imponiéndoles tales pruebas y una serie de cursos de la misma naturaleza, afectándole la posibilidad de mejorar sus condiciones de laborales y con ello las condiciones para la docencia.

Otro efecto es la supuesta autonomía en la gestión, que los padres de familia tendrían al administrar los recursos de las escuelas, pretexto para la desatención del Estado y con ello la legalización de facto del cobro de cuotas, provocando que empresas o entidades prestadores de servicios administren las escuelas, privatizando así un derecho social básico

La lucha de la cnte

La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación nace en 1979 al interior del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), para hacerle frente a las imposiciones de la cúpula de este sindicato catalogado como charro por su cercanía al PRI. En 1989, como efecto del fraude electoral de ese partido sobre el naciente PRD que postuló a Cuauhtémoc Cárdenas, la CNTE protagonizó una lucha contra la burocracia priista del Snte. En la práctica este sindicato de facto combativo se ha ido separando del segundo y extendiéndose en todo el pais, sobre todo en los estados de Michoacán, Guerrero, Chiapas, Morelos, Oaxaca, la Ciudad de México, Nuevo León y otros.

En 2006 la sección 22 de la CNTE tuvo protagonismo en la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca contra el autoritarismo del gobernador priista el odiado Ulises Ruiz; en ese momento la Appo se conformó como un contrapoder al Estado, sin embargo, la lucha se fue extinguiendo al no extenderse. La Cnte por su parte protagonizó en 2013 y 2015 luchas sobre todo en Guerrero y Oaxaca directamente contra la reforma educativa y las jornadas por los 47 de Ayotzonipa.

En esta ocasión la gota que rebalsó el vaso fueron los despidos por un lado a maestros que se negaron a ser evaluados y por otro los resultados de la evaluación, donde muchos reprobaron, cuestionando calidad de tales pruebas y de las empresas que las implementaron, la cual tampoco cuenta con normas de calidad. Sin embargo, el problema es político en el marco de la imposición de proyectos neoliberales para beneficio de las clases dominantes.

La rebelión magisterial se ha ido extendiendo en los últimos meses, siendo las secciones de Chiapas, Oaxaca y en menor medida de otros estados, quien han realizado bloqueos de las principales carreteras de esas entidades federativas, la toma de las principales plazas municipales y mítines, como las armas para derrotar estas medidas. La respuesta del desprestigiado Peña Nieto y su secretario de gobernación Osorio Chong ha sido la represión, buscando desmontar los piquetes en las arterias desalojadas con lujo de fuerza, fuera de todos los protocolos internacionales de derechos humanos, con fuerzas policiales locales, federales y elementos del ejército.

El saldo es evidente, tras la aprehensión del secretario general de la sección 22 y el secretario de organización de esta misma, Francisco Villalobos y Rubén Núñez respectivamente, las tomas en Oaxaca arreciaron, de tal forma que en el municipio de Nochixtlán las fuerzas de seguridad utilizaron armas de fuego y gases lacrimógenos. De acuerdo con cifras oficiales, el saldo es de seis muertos, más de 50 heridos y 21 detenidos. Además de que en días previos hubo arrestos a varios maestros entre ellos: Othón Nazariega Segura, Roberto Abel Jiménez García, Enfrían Picaso Pérez, Juan Carlos Orozco Matus, Aciel Sibaja Mendoza, Heriberto Magariño López.

Esto provocó una ola de indignación en todo México. Varios sindicatos como el de la Unam, UAM, estudiantes de esas universidades, la Unión Nacional de Trabajadores, la Nueva Central de Trabajadores, organismos campesinos, las autoridades municipales y agrarias de Oaxaca, la central sindical estadunidense AFL-CIO, organizaciones de migrantes en Estados Unidos, etc.; mostraron su solidaridad y se han movilizado exigiéndole al gobierno federal que inicie diálogo con la CNTE, que pasa por derogar la reforma educativa. Por otro lado, Morena ha participado en las movilizaciones y los plantones que la Cnte tiene en la capital del país; esto ha generado diferencias por el temor de que la lucha se desvíe al plano electoral.

En Chiapas la sección 7 ha denunciado amedrentamiento de parte del gobernador priista y de grupos paramilitares del PRI, en parte debido a las presiones empresariales por las perdidas económicas. Los piquetes por su parte han sido flexibles con los vehículos y pasajeros y en algunos casos se ha abierto en las noches también para la carga pesada. En ese estado se desmontó la toma en los puentes fronterizos en Talismán y Tecún Umán con Guatemala.

En la última gran movilización, el pasado sábado 2 de julio, la sección 9 de la capital, movilizó a 262 escuelas, aunque una minoría, pero logró involucrar a pobladores de colonias y padres de familia, realizando cuatro columnas hacia el centro de la ciudad y 72 tomas de las principales vías de esta megalópolis, lo cual fue reprimido por la policía local dirigida por el jefe de gobierno del PRD. Sin embargo, en las estibaciones del centro, contingentes antimotines les impidieron el paso, no logrando llegar al zócalo de la ciudad, sede del poder ejecutivo federal.

En Centroamérica también conocemos de ataques contra la estabilidad laboral y los pactos colectivos a maestros, de las reformas neoliberales en los pensum y la autogestión, que significan privatización y del cierre de carreras como el magisterio en Guatemala. El descontento del magisterio mexicano se une el de otros trabajadores como los de la electricidad, petróleo, de fábricas, ejidatarios, jornaleros, estudiantes, comunidades indígenas; el gobierno por su parte se negó a dar marcha atrás a la derogación de la reforma, pese a que el próximo lunes 11 se instalará una mesa de diálogo. Por tanto, es por medio de la movilización y el arreciamiento de los piquetes la única forma de hacer retroceder al gobierno. La base de Morena se debe unir a la lucha, movilizando recursos por esta y exigiendo a su liderazgo que no la coopte para fines electorales.

Share