ARGENTINA: Los demócratas impotentes se niegan a combatir el golpe en Honduras

Una democracia que no sirve, democratas que traicionan a la democracia

www.izquierda.info

La democracia burguesa es impotente. Un grupo obsoleto de militares golpistas al servicio de una oligarquía decadente, en un país pequeño y aislado, ha logrado jaquear a los demócratas del continente que no atinan a responder en defensa de su propio régimen político.

¿Por qué Zelaya no organizo un gobierno en exilio en la frontera con Nicaragua? ¿Por qué no ha pedido y nadie le ha ofrecido el reconocimiento como fuerza beligerante a la resistencia civil al golpe? ¿Por qué no se organiza un ejército libertador de los luchadores contra el golpe? ¿Por qué los caudillos de la democracia latinoamericana no han proveído medios materiales, dinero y armas a la resistencia?

¿Por qué no se ha echado a patadas a los intrusos que han ocupado las embajadas y consulados de Honduras y devuelto estos a los representantes autorizados de Zelaya y la resistencia en todos los países del mundo?

¿Por qué no se han cursado prohibiciones de viaje, desplazamiento y pedidos de captura internacionales para todos los líderes, militares y políticos, del golpe de estado, de paso poniendo en movimiento, señores demócratas, la propia corte de justicia internacional que ustedes han creado?

¿Por qué no se ha cerrado con cerrojo y bajo cuatro llaves todas las fronteras Hondureñas y establecido un puente aéreo de ayuda humanitaria controlado por la resistencia para asistir al pueblo durante un bloqueo total del país hasta que caiga la dictadura militar?

En su lugar, los demócratas latinoamericanos han propuesto... el Plan Arias, ideado para reconocer a los golpistas, buscar el dialogo con ellos y hacerlos parte de un gobierno de unidad nacional... ah, y de paso, dejar en la impunidad a los asesinos militares.

O, como hizo Lula, encogerse de hombros y afirmar que “la solución en Honduras esta en las manos de los EEUU.” Como si las usinas que prepararon el golpe en el Pentágono y la CIA fueran a deshacer el embrollo al que han metido a estos demócratas. Obama, el del pantano de Afganistán e Iraq no pasa de dar mensajes cohibidos de crítica al golpe mientras no ha movido un dedo para congelar los fondos que mantienen los militares y civiles golpistas Hondureños en los bancos del imperio.

¿Y los otros? Pierden el tiempo con gestos mediáticos como viajar cerca, pero sin arriesgar demasiado, o hacer discursos condenatorios o suspender a los golpistas de la OEA, o lanzar bravuconadas a lo Chávez sin ninguna consecuencia... seguramente los golpistas Hondureños están hoy temblando ante semejantes represalias.

De paso, ¿que hacen los demócratas Latinoamericanos para exigirle a EEUU que cese su apoyo encubierto a los golpistas Hondureños? Obviamente, todos ellos tendrían que darse cuenta, sino lo hicieron durante la Guerra de Malvinas, que los tratados internacionales de asistencia reciproca con EEUU tienen el valor del papel en el que están escritos.

Todas estas medidas y otras que pueden tomarse y deberían tomarse en su conjunto para parar y derrotar a los golpistas, serian medidas absolutamente legales, democráticas y dentro de los marcos de la propia metodología de la burguesía en su reclamada defensa de la democracia.

¿Por qué no se toman? ¿Por qué Zelaya no las exige? Sencillamente porque no quieren que el caballo de la revolución obrera y popular se desate en Honduras y amenace con producir un levantamiento regional. No quieren que las masas Hondureñas se salgan del guacal, como dicen los mexicanos. Aunque eso le cueste a estos demócratas de pacotilla el que sus propios militares se restrieguen las manos en sus cuarteles y el que la derecha se mate de risa de esta democracia desdentada.

Deberíamos también preguntarnos porque los demócratas argentinos del Congreso sancionan a sus diputados De Narváez y Macri por apoyar y/o justificar el golpe militar en Honduras. Desde el punto de vista de la democracia, Macri y De Narváez no están exentos de las mismas penas que le correspondieron y justificaron para el fascista del proceso, el Comisario Patti.

Y en ese tren, ¿porque la UCR, la Coalición Cívica, Proyecto Sur, los Justicialistas, no se dejan ni ver en las manifestaciones de repudio al golpe y no movilizan a sus bases para repudiarlo?

Hasta ahora, la movilización y el repudio al golpe ha quedado en manos de la izquierda mas radical que, dicho sea de paso, no ha tenido mas allá de su buena voluntad, un programa claro de exigencia a los gobiernos y partidos burgueses para que dejen de traicionar a su tipo de régimen político, no el nuestro.

Share