GUATEMALA.- ¡ALERTA!


La Asociación de Estudiantes de Historia, Antropología, Arqueología y Archivística (A.E.H.A.A.A.) de la Universidad San Carlos (USAC) comunica:

Que el día de hoy, lunes 27 de marzo entró un grupo de encapuchados portando la sotana y capucha de trabajo social al edificio S1, violando por segunda vez lo acordado en la asamblea extraordinaria del 08 de marzo.

El grupo de encapuchados entró al edificio acompañado por varios individuos pertenecientes al des honorable comité de huelga de todos los dolores, entre ellos varias personas que actualmente laboran como guardias de seguridad en los bares aledaños a la universidad. Entre este grupo de choque se encontraba el ex estudiante de arqueología, Amadeus Rivero, y el miembro de la comisión transitoria de la AEU, Carlos Guevara, (quien además se identificó como asesor jurídico del rector de la universidad)

Un segundo grupo de encapuchados de orden hizo presencia frente al edificio, portando tubos y bates.

Luego de amenazar a varios estudiantes y a la secretaria académica de la Escuela de Historia los individuos se retiraron, manteniéndose en lugares aledaños al edificio, por lo que se cerró el mismo y se celebró una asamblea de emergencia.

Ante esta nueva amenaza a la integridad de la comunidad del edificio S1, manifestamos:

1. Que los reiterados ataques en nuestra contra evidencian la amplia estructura criminal que ha tomado por asalto la AEU y sus vínculos con otras esferas de poder dentro de la universidad.

2. Que los comités de huelga son entes jerárquicos y militarizados que violentan las formas de organización estudiantil verdaderamente representativas

3. Que como comunidad de la escuela de historia reiteramos y mantenemos nuestra posición: dentro del edificio S1 no toleraremos expresiones de violencia e intimidación. Continúan de esta manera prohibidas las actividades e indumentaria de huelga

Hacemos un llamado a todos los estudiantes a hacer cumplir de manera pacífica los acuerdos del 08 de marzo, a señalar y evidenciar a individuos ajenos a nuestra unidad académica y a organizarse desde hoy para recuperar los espacios cooptados por estructuras criminales luego de la ola de represión orquestada por el Estado que resultó en el impune asesinato de cientos de líderes estudiantiles durante el conflicto armado interno. Por cada uno de ellxs, nosotros resistimos hoy.

Guatemala 27 de marzo de 2017

Share