PANAMÁ.- Unificar las luchas del sector salud en un frente común

 

Por Emilio Young Barría

El gobierno de Martinelli, enfrentó a finales de abril una poderosa huelga de 96 horas del gremio de enfermeras e inmediatamente después comenzó la huelga de 48 horas convocadas por los trabajadores del sector salud.

Hasta ahora, el gobierno ha logrado evitar que estos dos colosos, enfermeras y trabajadores de la salud, luchen unidos o negocien en una sola mesa.

Huelga de CONAGREPROTSA

Tras un largo forcejeo y tensas negociaciones, en la noche del 1 de Mayo finalizó la huelga encabezada por la Coordinadora Nacional de Gremios de Profesionales y Técnicos de la Salud (CONAGREPROTSA), que reúne a 33 organizaciones de los trabajadores de la salud.

La medida de protesta fue un éxito a pesar de las amenazas de aplicar descuentos salariales a los trabajadores que se sumaran el paro. La huelga fue una repuesta de los trabajadores ante el incumplimiento de los acuerdos alcanzados el año pasado. Fue una fabulosa medida de presión, pero finalizó sin resultados prácticos, abriendo nuevamente un proceso de negociación con el Ministerio de Salud (MINSA) y las autoridades de la Caja del Seguro Social (CSS)

Nuevo incumplimiento

Los sindicatos de trabajadores de la salud, declinaron continuar con la huelga, esperanzados en las negociaciones, pero el gobierno de Martinelli volvió a engañarlos, incluso aplicando descuentos salariales contra los dirigentes. El resultado fue que de las nuevas negociaciones no salió nada.

Por ello, Carlos Peralta, presidente de la Asociación Nacional de Practicantes, Auxiliares y Técnicos en Enfermería (ANPATE), interpuso una querella penal, por abuso de autoridad, contra altos funcionarios del MINSA y CSS.

Después de dos semanas de tregua, el malestar en los hospitales volvió a crecer y las bases exigen la convocatoria a un nuevo paro nacional. Álvaro Lozano, vocero de CONAGREPROTSA, declaró que “el panorama no ha cambiado; ellos tomaron la determinación de no darle seguimiento... buscamos los acercamientos, y luego de tratar por casi dos semanas el resultado es el mismo. Es lamentable porque dijeron que se iba a presentar el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y una contrapropuesta, pero no ha sido así". (La Estrella, 15/5/2013)

El gobierno de Martinelli ha utilizado la misma táctica dilatoria con las enfermeras agrupadas en la Asociación Nacional de Enfermeras de Panamá (ANEP), que protagonizaron un paro nacional a finales de Abril, en demanda de mejoras salariales.

Utilización de extranjeros como esquiroles

En este contexto de presiones de los trabajadores y engaños por parte del gobierno, ministro de Salud, Javier Díaz, con el apoyo del Consejo de Gabinete, resucitó una Resolución No 2 del 15 de abril de 1985 que abre el “concurso plazas para contratar profesionales y técnicos extranjeros de la medicina, odontología, enfermeras y auxiliares de enfermería hoy técnicos en enfermerías”. (La Prensa, 16/5/2013)

Aunque el ministro Díaz juró que se priorizaría a profesiones y técnicos panameños, en realidad la medida está destinada a utilizar a extranjeros para debilitar la huelga de trabajadores y enfermeras.

Carlos Peralta, presidente ANPATE denuncio que existen 4,000 profesionales panameños que están esperando el nombramiento, lo que confirma la maniobra intimidatoria del gobierno de Martinelli.

Esta noticia sobre la contratación de personal extranjero se dio a conocer simultáneamente cuando las autoridades declararon que no existen fondos para aumentar los salarios en el sector salud. El ministro Díaz declaró que “habría que esperar hasta el próximo presupuesto del año 2014 para incluir un aumento en el caso de que se llegue a un acuerdo” (La Estrella, 16/5/2013)

La posible contratación de personal no panameño es una táctica utilizada por los diferentes gobiernos. Cuando se produjeron las huelgas en el sector de la construcción, la patronal amenazó con traer obreros de Honduras, que ganan salarios inferiores.

Esta noticia hizo reaccionar al gremio médico organizado en la Comisión Médica Negociadora Nacional (Comenenal), quienes se opusieron tajantemente a la contratación de personal no panameño.

Unificar las luchas en un solo frente

Sin habérselo propuesto, la política antiobrera del gobierno de Martinelli va a terminar uniendo a médicos, enfermeras y trabajadores de la salud en solo frente de lucha, por la defensa del salario y las conquistas laborales.

Desde el Partido Socialista Centroamericano (PSOCA) llamamos a todas las organizaciones sindicales y gremiales del sector salud, a unificar las luchas en un solo frente común. Cualquier negociación por separado favorecer el triunfo de los planes del gobierno, eso es lo que ha ocurrido últimamente, y eso es lo que debemos evitar, para poder triunfar.

Share