NICARAGUA.- Salario mínimo: una traición más a los trabajadores


Por Diego Lynch

Para las elecciones de Noviembre del año 2006, cuando el Frente Sandinista de Liberación Nacional retomo el Gobierno Central existía una gran incertidumbre en relación a los trabajos y los salarios de los Nicaragüenses, el temor de revivir la crisis de los años ochenta estaba latente, sin embargo la política que Daniel Ortega vendría a implementar estaba muy alejada de lo que fue en ese momento; ahora la familia Ortega y sus allegados más cercanos se habían convertido en grandes empresarios, en la nueva burguesía del país y desde ese entonces velan por los intereses de los empresarios y los empleadores, no así por los trabajadores.

Es así, como han venido negociando y pactando con la empresa privada unos incrementos al salario mínimo que son una burla y una traición para los obreros y trabajadores nicaragüenses, y de esta forma mantener contentos a la burguesía y proteger sus empresas personales.

Aprobación de incremento violenta la legislación

La legislación laboral en Nicaragua establece que el incremento al salario mínimo se deberá discutir cada seis meses, ya que esto permite hacer un estudio de la realidad económica que viven las familias y tomar en cuenta el deslizamiento de la moneda, o el valor de la canasta básica; sin embargo, en Nicaragua se ha vuelto costumbre hacer una aprobación al año y realizar el incremento en dos partes iguales, lo que es violatorio a la ley y jugar con el hambre del pueblo.

“Los sindicatos, empresarios y representantes de las micro, pequeñas y medianas empresas de Nicaragua acordaron la mañana de este viernes un ajuste de 8.25 por ciento para la paga mínima en 2017…El consenso se dio en presencia de la ministra del trabajo, Alba Luz Torres, y manda un incremento parejo para todos los sectores, confirmaron los sindicalistas a LA PRENSA. Durante las negociaciones se había pedido un incremento diferenciado para los trabajadores del campo, que ostentan la paga más baja de la escala salarial. El ajuste se aplicará en dos tramos: 4.125 por ciento a partir del 1 de marzo y el otro 4.125 por ciento a partir del 1 de septiembre”. (La Prensa; 17 de Febrero del 2017).

Cumpliendo con los acuerdos realizados durante el mes de febrero, una vez la comisión del Salario Mínimo se reunió durante el mes de agosto para cumplir con el protocolo y ratificar una vez más la traición a la población y las actitudes violatorias a la legislación nacional; el gobierno y los burgueses juegan con el hambre de los trabajadores.

“El jueves representantes del Gobierno, sindicatos y sector privado ratificarán el ajuste del 4.125 por ciento que se aplicará a partir del próximo 1 de septiembre al salario mínimo que reciben los trabajadores de nueve de los diez sectores de la economía que se rigen por la Ley 625, Ley del Salario Mínimo…Dicho incremento es parte del ajuste anual del 8.25 por ciento que se aprobó en febrero pasado para estos sectores y que se aplica, dividido en partes iguales, al inicio de cada semestre del año”. (La Prensa; 17 de agosto del 2017).

Los nuevos salarios siguen sin cubrir ni la canasta básica

“Hace diez años el precio de los 53 productos de la canasta básica era de 7,539 córdobas, ahora su valor en promedio anda en los 12,763.8 córdobas, 5,224.8 córdobas más, según estadísticas del Banco Central de Nicaragua (BCN)…El año pasado el costo de la canasta básica cerró en 12,577.5 córdobas y hasta abril de este año, el promedio de la canasta andaba en 12,763.8 córdobas, es decir 186.3 córdobas más que el año pasado”. (La Prensa; 17 de Junio del 2017).

Mientras la canasta básica año con año incrementa su valor considerablemente, los salarios continúan siendo insuficientes en un país donde los precios de los productos y servicios se han dolarizado, por lo que realmente los irrisorios incrementos al salario mínimo no vienen a palear en nada las necesidades de la población. El salario mínimo no alcanza ni para cubrir la canasta básica, mucho menos los servicios básicos, salud, educación, recreación, entre otros. Según la tabla los salarios mínimos andan entre U$126 Dólares el más bajo, hasta U$282 el más alto, cifras que dejan mucho que desear.

Aumento de salarios conforme sube la canasta básica

Desde el Partido Socialista Centroamericano (PSOCA) emplazamos al Gobierno de Ortega y el Frente Sandinista a no traicionar más a los trabajadores, es necesario que exista un incremento salarial justo, que logre llenar las necesidades básicas de la población, que dignifique a la clase obrera y trabajadora y que se iguale en promedio al de todos los países centroamericanos. De igual forma denunciamos a los dirigentes sindicales que venden a los trabajadores en las mesas de negociaciones a cambio de cargos públicos dentro del Gobierno. No más enriquecimiento a costilla del trabajo de los nicaragüenses es hora de alzar la voz y luchar por salarios dignos y justos.

Share