NICARAGUA.- Crisis y desplome salarial


Por Alessandro Escobar

Nicaragua es el país centroamericano con los salarios más bajos de la región, sin importar que el costo de la vida en el país ha venido incrementando de manera casi imparable y los trabajadores no logran ni siquiera cubrir el valor de la canasta básica; además de que la cultura nicaragüense se ha visto afectada por la dolarización de los precios en tiendas, restaurantes, servicios, entre otros, y la población sigue ganando córdobas, el cual se viene devaluando poco a poco, haciendo más dura la situación salarial de los trabajadores.

Según explica el especialista del Grupo “Hay Group”, Diego Barquero Guillén, la política generalizada en materia de ajuste por inflación es otorgar aumentos de dos puntos por encima de lo que arroja el índice de costo de vida. Aún así, se advierte una gran dispersión de estrategias: en El Salvador (donde la inflación proyectada fue del 1%) el incremento promedio llegó al 4,4%. Por el contrario, en países donde el aumento del costo de vida fue significativo (tales los casos de Honduras y Nicaragua, que registraron inflación del 6,5%), los incrementos fueron del 7%, superando en tan solo medio punto el avance inflacionario. No les fue mucho mejor a los salarios de guatemaltecos y costarricenses, ya que solo crecieron un punto por arriba del costo de vida. (Análisis exclusivo de Hay Group para E&N; www.estrategiaynegocio.net)

Incrementos anuales

La legislación laboral nicaragüense establece que las mesas de negociación para incrementar el salario mínimo se deben de llevar a cabo cada seis meses y cumplir con dos incrementos anuales, esto con el fin de que se puedan estudiar las necesidades de la población y las variantes económicas que pueden ocurrir cada seis meses, así como el mismo deslizamiento de la moneda. Sin embargo, desde que el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) tomo el poder del Gobierno Central en el 2007, los incrementos se establecen anuales, en la primera mesa de negociación y lo que hacen es aplicarlo en dos partes, lo que implica una pérdida salarial para los nicaragüenses.

Nicaragua ratificó hoy el segundo aumento del 4.5 % al salario mínimo este año, vigente a partir del 1 de septiembre próximo, tal y como se acordó en una negociación nacional en enero pasado…El aumento del 4.5 % en nueve sectores económicos dejará un salario mínimo promedio equivalente a 180.70 dólares, después de otro incremento de igual proporción que entró en vigor el 1 de marzo anterior… La cantidad del nuevo salario mínimo equivale a cerca del 44 % de la canasta básica…Con esta nueva alza se alcanza el 9 % de incremento anual que acordó la Mesa Tripartita del Salario Mínimo a inicios de año…Dicho aumento tendrá vigor hasta el 1 de marzo de 2017, por lo que el Mitrab citó a las partes para discutir un nuevo salario mínimo a partir de enero próximo. (El Nuevo Diario; 18 de Agosto del 2016).

Nuevos Salarios son una burla

Según el Instituto Nacional de Información de Desarrollo (INIDE) y el portal de internet del Ministerio del Trabajo (MITRAB), hasta el mes de Febrero del corriente año dos mil dieciséis, el valor de la canasta básica se encontraba en doce mil cuatrocientos cuarenta y cinco córdobas con dos centavos de córdobas (C$ 12,445.02), equivalente a unos cuatrocientos treinta y tres dólares (U$ 433.00).

No obstante el alto valor de la canasta básica y tomando en cuento que eso fue seis meses atrás y en la actualidad estos precios han incrementado, los nuevos salarios mínimos ya con este segundo incremento que entrara en vigencia quedaran de la siguiente manera: Sector Agropecuario C$ 3,480.74; Pesca C$ 5,292.57; Minas y Cantera 6,251.25; Industria Manufacturera C$ 4,680.24; Industrias sujetas a régimen especial C$ 4,671.01; Micro y Pequeña Industrial Artesanal y Turística Nacional C$ 3,739.87; Electricidad, Gas y Agua, Comercio, restaurantes y Hoteles, Transporte, Almacenamiento y Comunicaciones C$ 6,384.37; Construcción, establecimientos financieros y seguros C$7,789.56; Servicios comunales, sociales y personales C$ 4,879.62 y Gobierno Central y Municipal C$ 4,340.64.

Es lamentable de ninguno de los sectores logra cubrir la canasta básica, mucho menos que la población pueda optar a recreación en horas no laborales ya que es necesario cubrir los gastos mínimos, esto sin contar cuando existen familias grandes en donde solo una persona trabaja para mantenerla.

Sindicatos Blancos que no luchan

El Frente Sandinista que jacta que durante su gobierno los acuerdos se han logrado de mutuo acuerdo entre MITRAB, Empresa Privada y Sindicatos (en supuesta representación de los trabajadores); sin embargo, la verdad es otra. Siempre hemos denunciado la burla hacia los trabajadores, y el servilismo que el Frente Nacional de los Trabajadores (FNT) liderado por el Diputado Sandinista Gustavo Porras tiene a favor del Gobierno, lo que ha sido provechoso para él (Porras) y sus más allegados perros fieles. Con estos mal llamados dirigentes que apoyan a los patronales, mientras más traicionen a los trabajadores más premios les otorgan.

A inicios de años denunciamos los vulgares incrementos salariales que algunos dirigentes sindicales se otorgaron en diferentes instituciones del Estado (entre ellas la Alcaldía de Managua), mientras que a los trabajadores les brindaron miseria y se les exige mayor trabajo.

Esta vez se ha premiado al círculo más cercano a Porras con candidaturas a Diputados, a tal punto que encontramos entre los candidatos a Diputados a personas que se venden al mejor postor, personas analfabetas y “líderes sindicales” que han traicionado los principios y a la clase trabajadora, lo que deja mucho que pensar de su posible actuar como padres de la patria.

En nombre del Frente Nacional de los Trabajadores (FNT), una de las centrales sindicales más grandes del país, o de la Federación de Trabajadores de la Salud (FETSALUD), Gustavo Porras exigió aumentos de salario, promovió huelgas, levantamientos contra el sistema y cultivó un discurso tan agresivo contra el capital como en un día fueron los de su jefe, Daniel Ortega, contra el imperialismo norteamericano…Diez años después del ascenso al ejecutivo del caudillo sandinista, Porras cumplirá 14 años ejerciendo como diputado, veinte años al frente del FNT y otros tantos no precisados en su biografía oficial como parte de la Dirección Nacional del FSLN… “Se callan, porque ahora su negocio es callar, para eso los alimentan con recursos económicos”, dice el escritor Onofre Guevara, coautor del libro El Movimiento Obrero en Nicaragua, al analizar la situación de ese sistema de organización que tiene 94 años de existencia si se toma en cuenta que los primeros sindicatos se fundaron en 1922. El 2 de agosto pasado, cuando se vencía el término para inscribir las candidaturas de los partidos políticos, horas antes de que se conociera que la primera dama Rosario Murillo sería la candidata a vicepresidenta de Ortega en la búsqueda de su reelección en noviembre, el FSLN reveló su lista de candidatos a diputados… En las filas de ese partido no sorprendieron los nombres de algunos candidatos que siempre han estado ahí, pero sí llamó la atención que 18 provienen de los sindicatos. Los postulan como titulares o suplentes… “Leí la lista de diputados ‘sindicalistas’, y encuentro que aparte de Porras, (José Antonio) Zepeda, (Luis) Barbosa, (José Ángel) Bermúdez y (Freddy) Franco, que son viejos zorros, los demás son nuevos y desconocidos para mí. Eso significa, que esos nuevos son menos confiables, porque son hechura de los viejos oportunistas. Pudiéramos decir también que ya fueron hechos con el molde y el sello orteguista al ciento por ciento”, dice Guevara. (L Prensa; 14 de Agosto del 2016).

Por un salario mínimo justo y digno

Desde el Partido Socialista Centroamericano (PSOCA) levantamos la voz en apoyo a la clase obrera y trabajadora nicaragüense para exigir un incremento salarial digno y que se equipare en promedio al de toda Centroamérica, un salario mínimo que al menos logre cubrir la canasta básica. Este salario promedio ronda los 500 dólares. Los precios están dolarizados en toda Centroamérica, incluida por supuesto Nicaragua, pero debido al deslizamiento anual entre el 7 y 10%, sin incluir los efectos de la inflación internacional, se ha producido un derrumbe de los salarios.

Es hora de alzar la voz de los más desprotegidos, no es posible que sigan jugando con el hambre y las necesidades de los nicaragüenses.

De igual forma es hora de exigir la destitución de todos y cada uno de esos mal llamados dirigentes sindicales que han encontrado un estilo de vida a costillas de los trabajadores, robando sus cotizaciones y negociando sus cabezas ante las administraciones y el gobierno. Mientras ellos se dan la gran vida y se recetan grandes salarios, algunos hasta dos o tres distintos, el trabajador debe en la venta o pulpería, debe los servicios básicos y el salario no ajusta.

Salarios Justos y Dignos ya!!!!!

Por un salario porcentual igual al de la región centroamericana!!!

Share