NICARAGUA.- Siguen las protestas contra el canal interoceánico


Por José Escobar

La propaganda del gobierno sandinista, en el sentido que la construcción del Gran Canal Interoceánico en Nicaragua, que uniría el Océano Pacifico con el Atlántico, con una extensión de 278 kilómetros de recorrido (a diferencia de los 77 kilómetros que posee el actual canal de Panamá), no solo dividirá al país, sino que ya dividido a la población. Unos están a favor y otros en contra.

Entre quienes apoyan el proyecto encontramos a empresarios y ciudadanos de diversos estratos sociales, pero entre quienes se oponen tajantemente encontramos decenas de miles de pequeños campesinos, en su mayoría dueños de tierras que serán expropiadas. Hasta el momento no hay construcción del Canal pero la sola idea hace que muchos campesinos se opongan a perder sus tierras.

Protestas en diferentes puntos del país

Desde que se dio a conocer la noticia y se trazó la ruta del canal, se inició una campaña de desprestigio por parte de la oposición, buscando como explotar políticamente a los sectores cuyas propiedades se verían afectadas, lo que inició una ola de marchas y protestas contra el proyecto canalero y del Gobierno de Daniel Ortega, tildándoles de “vende patria”, exigiéndole respetar la soberanía Nacional.

Los productores y campesinos siguen protestando contra el proyecto del Canal Interoceánico. Entre las últimas movilizaciones podemos mencionar el Dorado # 3, cuyas comarcas vecinales desaparecerían con la ruta canalera. Miles marcharon a caballo y a pie, en lo que representó la protesta numero 45 realizada. Otras se han producido en diferentes lugares de Nicaragua, especialmente en la ruta del Canal.

La marcha de campesinos del Dorado I, II y II, el Roble, Congo, Quebrada Seca, el Palmichal, los Raizones, el Fajardo, El Delirio, Aguascalientes, el Tule, el Tulito, Las Marías, entre otras, realizada el pasado 5 de mayo, constituyó una grita contra la exclusión de que son víctimas por parte de la alcaldía de San Miguelito, departamento de Río San Juan, al no incluir esas comunidades rebeldes los en el Plan del Presupuesto anual de la municipalidad. “En el Dorado nosotros los campesinos exigimos que se respeten nuestros derechos. No queremos canal interoceánico, defendamos nuestra soberanía”, se leía en la manta que sostenían campesinos, encabezados por los directivos del Consejo Nacional para la defensa de la tierra, una agrupación de ONG que se han dado a la tarea de organizar movilizaciones contra el proyecto del Canal. (La Prensa; 06-05-2015)

Marchas se intensifican

Luego de diferentes plantones y marchas que se vinieron donde en los últimos meses, los trabajos para iniciar el proyecto del canal todavía no comienzan. El gobierno está utilizando a funcionarios públicos para realizar encuestas, pero estos han sido agredidos, al igual que algunas brigadas medicas, lo que llevo obligó al gobierno del Frente Sandinista a retroceder. Sin embargo, a pesar del retroceso del gobierno, las marchas han retomado su rumbo y fuerza en los tres últimos meses.

Unas 12 cuadras repletas de campesinos representó la multitudinaria marcha que recorrió las principales calles de Juigalpa, Chontales, para exigir la derogación de la Ley 840, o Ley del Gran Canal…“Estamos aquí tengamos lo que tengamos que hacer, lo menos que vamos hacer es perder nuestras tierras”, expresó Francisca al asegurar que a eso de las ocho de la noche arribó a Juigalpa la caravana de camiones. A los participantes de la marcha que llegaron al lugar de encuentro desde Punta Gorda, Puerto Príncipe y los Polos de Desarrollo, les toma un promedio de 3 días llegar a Juigalpa y regresar a sus lugares de origen, ya que deben viajar al menos 8 horas en panga y 12 horas en camión. (La Prensa; 13-06-2015)

Rechazar las manipulaciones y abrir el debate sobre el Canal

Desde el Partido Socialista Centroamericano (PSOCA) denunciamos a los Partidos de Derecha y ciertos ONGs por manipular la justa preocupación de los productores agrícolas y dueños de tierras por donde pasara el Canal, que tienen el temor a ser expropiados. Por ello exigimos al gobierno de Daniel Ortega que cualquier expropiación de pequeños y medianos productores sea pagada de manera justa, con derecho a permuta o una justa indemnización.

De igual forma, exigimos que el proyecto de construcción del canal sea colocado bajo el control de los sindicatos y demás organizaciones populares. Solo los trabajadores y las comunidades pueden decidir el futuro de sus tierras, y son ellos los mejores defensores de la soberanía nacional

Share