NICARAGUA.- La dura lucha por bajar los altos precios de la energía


Por Diego Lynch

En Nicaragua al igual que en todo el mundo la subida de los precios del petróleo afectó las tarifas energéticas. Sin embargo, desde el año pasado el precio por barril ha venido disminuyendo paulatinamente en todo el mundo, no así en Nicaragua.

Nicaragua tuvo la segunda tarifa de energía eléctrica más alta de Centroamérica en 2013 y la más alta hasta junio de 2014, según datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL. Las cifras publicadas en diciembre reflejan que en 2014 Nicaragua tuvo los precios más altos de energía eléctrica para el sector residencial, comercial e industrial, situándose muy por encima de los otros países de la región. En 2014, en el caso del consumo residencial de 200 kilovatios hora, un nicaragüense pagó 24.65 centavos de dólar por kilovatio hora consumido, mientras un guatemalteco desembolsó 21.62 y un salvadoreño 18.49 centavos de dólar por kilovatio consumido. (La Prensa; 29-01- 2015).

Debido a las grandes tarifas energéticas que se han venido pagando, las voces de la población se han hecho escuchar. Hay que recordar que el gobierno del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) tiene acuerdos y negocios directos con Venezuela a través del ALBA (Alianza Bolivariana para las Américas) y tienen el control y monopolio del petróleo y la energía a través de la empresa ALBANISA.

Mientras organizaciones no gubernamentales realizaban un plantón frente al Instituto Nicaragüense de Energía exigiendo se reduzca en 50% la tarifa eléctrica para los próximos tres años, la dirigencia del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, pidió al Gobierno revisar la tarifa de energía eléctrica antes de que concluya el primer trimestre. Los participantes del plantón entregaron una carta dirigida a David Castillo, presidente ejecutivo del INE, donde le señalan que la rebaja es posible, porque los precios del petróleo en el mercado internacional descendieron 60% y se ha revertido en un 73% la matriz energética, es decir que ahora se produce más energía renovable que térmica. Recordaron, además, que en años anteriores, en tres distintos momentos, el INE autorizó incrementos de hasta el 75% en la tarifa de energía eléctrica, tomando como parámetro el aumento en el costo del petróleo, por lo que es hora de retribuir al consumidor. Por su parte el sector privado nicaragüense espera que el Gobierno haga una revisión de la tarifa energética antes de que concluya el primer trimestre, contrario a lo que dijo la semana pasada el asesor de la Presidencia para Asuntos Económicos, Bayardo Arce. (La Prensa; 29-01-2015).

Si bien es cierto el Gobierno del Frente Sandinista ha dejado en claro que no habrá una rebaja en las tarifas energéticas, se encuentra negociando una posible rebaja solamente para el sector de la Empresa Privada.

El Gobierno no va a reducir la tarifa eléctrica a las familias nicaragüenses en los próximos meses. La prioridad será el pago de la deuda a la Caja Rural Nacional (Caruna) con los más de cien millones de dólares que el país se ha ahorrado por el hundimiento del precio del petróleo en el mercado internacional. La medida, que es apoyada por la Central Sandinista de Trabajadores, se debe, según sus dirigentes, a que el Gobierno no puede dejar de pagar a Caruna los doscientos millones de dólares que esta le prestó con fondos de Venezuela para evitar un fuerte aumento en la tarifa energética cuando el petróleo superaba los cien dólares, a partir del año 2010. En caso de que el Gobierno decida rebajar la tarifa en abril, cuando se prometió revisar la situación del mercado del petróleo internacional, solo sería para el sector productivo, algo que apoya el líder sindical. La única condición que exigió la CST a Castillo es que si se le baja la tarifa al sector productivo, los empresarios se comprometan a trasladar ese alivio a los productos de la canasta básica. Este ha sido el punto que mantiene tensas las conversaciones entre la empresa privada y el Gobierno, que negocian una posible reducción de tarifa solo para las industrias. (La Prensa; 3-02-2015).

El Partido Socialista Centroamericano (PSOCA) exige al gobierno del Frente Sandinista y a sus empresas que se dé una reducción a lo inmediato en las tarifas de energía eléctrica en los hogares, así como hacemos un llamado a los empresarios y burgueses a que dejen de negociar reducción para ellos a costillas del pueblo, que es quien más necesidad tiene.

La deuda existente por los subsidios energéticos fue adquirida por empresas de la pareja presidencial; sus ganancias son repartidas entre sus familiares y allegados, que hoy por hoy son grandes empresarios y manejan negocios al igual que la derecha. El pueblo Nicaragüense no puede seguir pagando las deudas de los burgueses y millonarios del país, que la deuda energética la paguen la Empresa Privada y el Gobierno no el pueblo.

¡Reducción a la Tarifa eléctrica Ya!

Share