NICARAGUA.- En el país menos violento de la región, aumenta la violencia contra las mujeres.


Por Alejandra Madariaga
Este año, en el mes de Junio, fue aprobada por la Asamblea Nacional,  la Ley Integral contra la Violencia hacia la Mujer, esta norma jurídica se aprobó fundamentada en que vendría a resolver los problemas de abusos hacia la mujer Nicaragüense, sobre todo si existen lazos filiales o de afinidad con los agresores. La idea, es que, si se tipifica un nuevo delito llamado Feminicidio, y se endurecen las penas en contra de las parejas de las mujeres que son abusadas, la cantidad de iniquidades cometidos contra las mujeres, se verán aminoradas. Pero como veremos, el problema está muy lejos de resolverse, y las estadísticas nos hacen ver claramente que todavía hay mucho que trabajar en el tema de igualdad y protección de los derechos de la mujer.
Índices de Violencia.
Según los datos que de la ONU, la región Centroamericana es una de las más violentas del mundo, los índices de violencias son altísimos, pero en el caso de las mujeres y concretamente cuando se trata de violencia de género los datos son preocupantes: “Dos de cada tres asesinatos de mujeres tienen carácter de género en Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá, específica el estudio.” (IPS Noticias 26/06/2012) Al parecer, Nicaragua aún siendo uno de los países con menos índices de violencia en la región, proporcionalmente registra altos índices de agresión y abusos en contra de las mujeres: “Nicaragua, con 5,8 millones de habitantes, tiene las cifras de agresión y abusos a mujeres más altas de la región.” (Ídem)
Hasta Junio de este año, los datos reflejaban la siguiente dinámica: “La violencia de género ha causado en este país la muerte de 32 mujeres en lo que va de 2012 y un promedio de denuncias por agresiones y abusos de 95 casos cada día entre 2006 y 2011, según cifras del no gubernamental Centro Nicaragüense de Derechos Humanos.” (Ídem) Según el Movimiento Autónomo de Mujeres, 76 mujeres fueron asesinadas en el 2011 por  cuestiones de género. Asimismo, 35,000 mujeres fueron, golpeadas, maltratadas, mutiladas y amenazadas por alguna razón. Así nos encontramos con otro dato muy preocupante, sobre todo, si vemos que son datos que reflejan el comportamiento de la violencia de género en este año, y sobre todo faltando dos meses para terminarlo: “El director del Instituto de Medicina Legal, Zacarías Duarte informó que alrededor de 26.000 de las casi 34.000 denuncias por violencia doméstica o abuso sexual que recibieron los jueces en 2012 se tipificaron como "faltas leves".” (Ídem) Es decir, que el criterio jurídico de las personas que aplican la justicia está predeterminado a que la mayoría de los casos de abusos contra las mujeres sean tipificados bajo parámetros jurídicos técnicos y no toman en cuenta, el riesgo real de las mujeres que son abusadas, las lesiones psicológicas y otros factores que son parte importante para darle una protección jurídica real a las mujeres.
Aumentan femicidios
El mismo Zacarías Duarte da más elementos de nos ayudan a tener un análisis más profundo sobre el tema: "A pesar de las evidencias de agresiones físicas y sicológicas, aplicaban justicia en proporción a las lesiones evidentes. Si no habían heridas y exposición de lesiones graves, no aplicaban medidas penales" (Ídem) Para lo que va del año, la policía registra que se han asesinado a 35 mujeres pero los datos de la Red de Mujeres Contra la Violencia contabiliza 56 mujeres al sábado 20 de Octubre, de las cuales, 13 de ellas eran menores de 20 años.
La Red explica que sus cifras difieren a las oficiales de la policía porque: “Hay lugares donde no hay Comisarías, sobre todo en la Costa, donde no hay ni policías. Nosotras tenemos una red de organizaciones, nuestras fuentes son ellas. Por ejemplo, hace tres semanas en la Desembocadura de Río Coco mataron de 22 machetazos a una muchacha, eso no está registrado en las estadísticas de la Policía” (E Nuevo Diario 21/10/2012)
Aun con la diferencia en los datos, las estadísticas nos llevan a la conclusión que este año la dinámica es que se incrementaron los delitos contra las mujeres. Pero es precisamente porque el problema no se soluciona aprobando leyes que impongan mayores penas a los agresores de las mujeres. El problema solo será resuelto haciendo cambios estructurales en nuestra sociedad, en donde la mujer deje de ser el sector más explotado y abusado, con derechos económicos que garanticen la igualdad de oportunidades para las mujeres trabajadoras, que son las que sufren la violencia física, cultural y económica.

Share