Pronunciamiento del CLAI

ASESINATO DE RECONOCIDO DIRIGENTE MAGISTERIAL JOSÉ MANUEL FLORES ARGUIJO ,Y MILITANTE ACTIVO DEL FRENTE NACIONAL DE RESISTENCIA POPULAR, Y DEL PARTIDO CENTROAMERICANO DE LOS TRABAJADORES, REFLEJA EL ROSTRO Y EXPRESIÓN CRIMINAL DE LA DICTADURA GOLPISTA, DESESPERADA POR DETENER LOS CAMBIOS ESTRUCTURALES DE LA SOCIEDAD HONDUREÑA.

El Observatorio Ecuménico para los Derechos Humanos en Honduras, del Consejo Latinoamericano de Iglesias (OEDHCLAI), ante los últimos acontecimientos suscitados en nuestro país, vinculados a la continua, sistemática y selectiva represión política en contra de connotados lideres y dirigentes del movimiento popular hondureño aglutinados en el Frente Nacional de Resistencia, nos pronunciamos en los términos siguientes.

PRIMERO: Condenamos el asesinato del Profesor de Ciencias Sociales JOSÉ MANUEL FLORESARGUIJO (50 años ), Catedrático y Consejero estudiantil del Instituto Público “San José del Pedregal” de la ciudad de Comayaguela, municipio del Distrito Central del departamento de Francisco Morazán, hecho ocurrido el día martes 23 de marzo a las 4:15 p.m. en la parte trasera de las instalaciones del referido instituto, por cuatro sujetos encapuchados con pasamontañas, quienes se conducían en dos vehículos tipo  PICK-UP, uno de color blanco y el otro de color verde, quienes descargaron sus armas de fuego por dos veces consecutivas, impactándole 8 disparos y quitándole la vida al instante al regresarse uno de ellos a rematarlo,  dándose a la fuga inmediatamente.

SEGUNDO: El Profesor Flores, miembro activo y ex fiscal de la Junta Directiva Central del  Colegio de Profesores de Educación Media de Honduras (COPEMH), fundador del Partido Socialista Centroamericano (PSOCA), ex militante del Partido Socialista de los Trabajadores (PST), ex candidato a diputado periodo 2005, por el departamento de Francisco Morazán por el Partido Unificación Democrática UD, fue un inclaudicable defensor de los derechos y conquistas laborales de la clase trabajadora, defensor de la soberanía nacional y la educación pública, destacándose en la lucha social y pacífica del Frente Nacional de Resistencia Popular, por el restablecimiento del orden constitucional a partir del Golpe de Estado Militar, perpetrado por la oligarquía terrateniente empresarial y financiera, el pasado 28 de junio del 2009, con el apoyo ideológico del sector religioso burgués, la sociedad civil  mercantilista y medios de comunicación derechistas al servicio del capital transnacional y el modelo neoliberal impuesto.

TERCERO: El anterior crimen infraganti en horas laborales, a plena luz del día, en total impunidad, con todas las características de actuación policial y paramilitar bajo el esquema operativo de los escuadrones de la muerte, creados en la década de los ochenta como el 3-16, sustentados en la Doctrina de Seguridad Nacional, es un claro mensaje de amedrentamiento y terrorismo sicológico colectivo, con la finalidad de paralizar las acciones reivindicativas, de movilización y participación popular en el proceso de transformación estructural del país, mediante la refundación del Estado hondureño.

CUARTO: Ante el total estado de indefensión del pueblo hondureño, sus organizaciones y liderazgos políticos y sociales, por el sistema y modelo de impunidad imperante, por la colusión de todos los poderes del Estado (EJECUTIVO, LEGISLATIVO Y JUDICIAL) y las instituciones contraloras del poder público como el CONADEH, MINISTERIO PÚBLICO, TRIBUNAL SUPERIOR DE CUENTAS, PROCURADURIA GENERAL  DE LA REPÚBLICA, en los casos de graves violaciones a los derechos humanos, POR ABUSOS DE AUTORIDAD MILITAR Y POLICIAL cometidos en contra de los lideres sociales, defensoras de los derechos de la mujer y la niñez, defensores de la comunidad lésbico-gay- transexual, abogados independientes y jueces, comunicadores y periodistas  en resistencia, entre otros, El Observatorio Ecuménico de las Iglesias CLAI para los Derechos Humanos en Honduras, hacemos un llamado URGENTE AL SISTEMA INTERAMERICANO DE LA OEA Y UNIVERSAL DE LAS NACIONES UNIDAS ONU, para acreditar ante el país UNA COMISIÓN PERMANENTE DE OBSERVACIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS, con el propósito de garantizar la protección y defensa de los mismos, preceptuados en los instrumentos internacionales y las leyes nacionales.

QUINTO: Comprometernos a fortalecer todas aquellas acciones de solidaridad nacional e internacional, mediante la participación directa de la comunidad cristiana y ecuménica en la defensa de la vida, la libertad, la seguridad y la participación política de la población en la construcción de su propio destino e historia.

La sangre de los mártires, clama la justicia divina y legal, todos contra la impunidad y la opresión.

Tegucigalpa, MDC 24 de marzo de 2010.

Leonel Casco Gutiérrez

Procurador de los Derechos Humanos

Coordinador Observatorio Ecuménico DDHH del CLAI.

Share