HONDURAS.- Brotes de lucha ante profunda crisis económica


Por Sebastián Ernesto González

La factura del golpe de estado del 2009 le ha salido cara a la clase trabajadora, ya han pasado 8 años desde el mismo y la crisis económica sigue profundizándose, con los salarios reducidos como nunca antes visto a consecuencia del alto nivel de inflación.

Falta poco más de un mes de las elecciones generales en las que Juan Orlando Hernández, apoyado por la empresa privada y las fuerzas oscuras que dirigen los hilos del Estado pretende reelegirse ilegalmente, y al parecer, hasta ahora todo indica que se saldrá con la suya con otro gigantesco fraude.

Crisis y débiles luchas que emergen calladamente

Según la proyección del Banco Central de Honduras, el lempira se devaluará nuevamente ante el dólar, este costará alrededor de 23.73 lempiras al cierre de este año por una depreciación de 1%. EH ( 23/10/2017).

No hay duda que ante cada devaluación de la moneda nacional la inflación sigue aumentando en detrimento de los salarios de los trabajadores.

El gremio de los docentes nuevamente ha salido a tomarse algunas oficinas departamentales a falta de pago de varios de sus agremiados, los pagos arbitrarios dejan por fuera a miles de maestros que sin ninguna explicación ven retrasados sus pagos por meses completos. Esto ha originado que un buen número de docentes realice plantones frente a finanzas o tomándose algunas departamentales del país.

Pero también el gremio se agita con la convocatoria a concursos para optar a plaza en el año 2018. Según los requisitos de tal convocatoria “Al menos 10,000 maestros desempleados se quedarán sin poder participar en el concurso para obtener una plaza en el sistema educativo por no contar con una licenciatura”. EH (23/10/2017).

Tan nefasto artículo se encuentra en La Ley Fundamental de Educación en su artículo 66 que dice: “Carrera docente es el ingreso, promoción y permanencia de quien ejerce la docencia en el Sistema Nacional, a la cual tienen acceso quienes posean título profesional a nivel de licenciatura”. Este colador estaría evitando que miles de maestros con título de educación primaria pudieran participar en el concurso del 20 de noviembre.

A la problemática anterior se sumó el de los docentes que se exoneraron en el 2014 y a quienes también les están atropellando sus derechos al no valerles dicha exoneración para optar a alguna de las plazas en el 2018. Este motivo a obligado a que centenares de docentes se tomaran a Departamental de Francisco Morazán.

Otro sector laboral que ha paralizado labores es el gremio de las enfermeras, quienes el día jueves 19 de octubre amanecieron en paro de labores debido a la falta de pago por falta del gobierno nacionalista que preside Juan Hernández.Criterio.hn (19/10/2017).

Y otro grupo de trabajadores que se ha visto obligado a irse al paro por falta de pago son unos 400 empleados temporales del Registro Nacional de las Personas (RNP). Los empleados reclaman el pago de salario correspondiente a cuatro meses: julio, agosto, septiembre y octubre. LP (17/10/2017).

No hay duda que las pequeñas luchas que se vienen originando son producto de la profunda crisis que abate al país y en la que los trabajadores ya no soportan al ver menguados sus ya raquíticos salarios.

Ante la ausencia de liderazgos sólidos en la dirigencia gremial y sindical, las bases exigen y presionan para realizar tomas y protestas que los medios de comunicación al servicio del gobierno de JOH invisibilizan y les bajan el perfil para no incentivar otros sectores vulnerables.

Solo la lucha unificada para revertir los planes de miseria de JOH

Juan Orlando Hernández ha mantenido sus programas populistas con su base social para mantener engañados del estómago a esa enorme población que se debate en la miseria. Con los trabajadores aprobó raquíticos aumentos en el año 2016 y 2017 para compensar sus profundos programas de ajuste, que ha muchas de las familias hondureñas las ha orillado a la línea de miseria.

La única alternativa que le queda a los trabajadores es unificar una lucha a un mes de las elecciones para contrarrestar toda esta crisis inflacionaria y detener la reelección ilegal de JOH, que de suceder implicaría profundizar más la crisis financiera de los asalariados.

Es el momento para que las bases de los sindicatos, gremios, campesinos, comunidades y movimiento popular en general se levante en lucha y detengan a JOH y sus planes de miseria.

¡Que la crisis la paguen los ricos!

Share