HONDURAS.- Colegio médico y jóvenes universitarios: últimos bastiones en lucha

Por Sebastián Ernesto González

Juan Orlando Hernández con todo el apoyo del Partido Liberal, logró reducir casi a cero las luchas populares, sindicales y gremiales. El régimen post golpe que inició con Porfirio Lobo en el 2010 y lo ha continuado JOH, poco a poco fue destruyendo las conquistas sociales y económicas de los trabajadores, y a la par también fue aniquilando los sindicatos como el de la Dirección Ejecutiva de Ingresos (DEI), el Sindicato del Instituto Hondureño de la Familia (Inhfa), o el resto de sindicatos que fueron totalmente inmovilizados. En el caso de los colegios del gremio magisterial, fueron los primeros que se les atacó sus finanzas suspendiendo las cotizaciones de los afiliados y de la misma forma, se les inmovilizó, no sin antes haberle quitado la mayor parte de conquistas a los maestros. Los colegios magisteriales quedaron funcionando como agrupaciones similares a las cooperativas, donde el afiliado cotiza y beneficios sociales.

En el caso del colegio de enfermeras, igual se les inmovilizó después que en años atrás no se les pagara un mes de salario como represalia por mantenerse en lucha, en el año 2016 el gobierno les dio atol con el dedo y les ofreció 800 lempiras de aumento para el 2016, 1000 lempiras para el 2017 y 1224 lempiras para el 2018, lo que en ese momento los medios de comunicación mediática presentaron como una victoria del gremio, resultó un fiasco. Resulta que los raquíticos aumentos fueron otorgados en el mes de septiembre del 2016, septiembre del 2017 y se supone que igual será el 2018, estos remedos de aumento fueron otorgados a todo el engranaje público. Remedos por que el alto costo de la inflación redujo los salarios sustancialmente de lo que eran a inicios del 2010.

Colegio médico detiene momentáneamente Ley Marco de Protección Social

Con el escandaloso atraco hecho por JOH y su Partido Nacional al Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), se dio origen a las multitudinarias movilizaciones de las antorchas en el 2015, por un momento se creyó que hasta ahí llegaba el gobierno de Juan Orlando, sin embargo, más por la complicidad de la oposición política que por la fortaleza de JOH, se sobrepuso y negoció con la comunidad internacional (EUA principalmente) la Maccih (Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras). Organismo que hasta ahora, no ha producido resultados en contra de los altos índices de corrupción que hay en el país.

Producto del latrocinio al IHSS, de donde se robaron más de 7000 millones de lempiras, el gobierno nombró una comisión interventora, y de ahí se aprovechan para plantear e imponer la Ley Marco de Protección Social, estamento legal para iniciar un proceso de privatización de la salud pública.

La ley rápidamente fue pasada por manos de las juntas directivas de las centrales obreras, quienes sin algún vestigio de oposición, no mostraron el mínimo interés por movilizar a los trabajadores en contra de tal ley.

Es ahí donde surge el papel protagónico del Colegio Médico, con su presidenta Suyapa Figueroa y toma la bandera de lucha en contra de la Ley Marco. Hasta ahora es la posición de los médicos que mantiene detenida tal ley, quizás el gobierno buscando alcanzar el apoyo de la mayoría calificada del congreso nacional.

Jóvenes universitarios y su lucha en defensa de la Unah

Los jóvenes universitarios traen una lucha desde antes del 2016 en contra de las políticas de su Rectora Julieta Castellanos, las reformas impuestas por la rectoría van desde el plan de arbitrios a las académicas, con un fin excluyente dirigido a los sectores más vulnerables de la juventud proveniente de los colegios públicos.

Julieta Castellanos no ha manifestado el mínimo deseo por solventar la crisis, al contrario, se aferra a seguir a la cabeza de la administración de la Unah, de hecho así será al no elegirse en el mes de septiembre a un nuevo rector (a).

Mientras Julieta se la juega a desgastar la lucha, mantenerla depende en gran medida de los sectores que decidan apoyar a los jóvenes, sin lugar a dudas, que los universitarios deben plantearse una nueva estrategia que no involucre bajar la bandera, esta estrategia pasa por mantener el apoyo de la mayoría del estudiantado.

Movilización nacional contra Ley Marco de Protección Social y en defensa de la Unah

Al parecer la oposición política no movilizará y se la juegan a llevar la lucha a las urnas en noviembre, las centrales obreras, sindicatos y gremios no reflejan el descontento social de la población y seguro que no movilizarán. Corresponde entonces al Colegio Médico y a los Jóvenes universitarios movilizar a la población tal como sucedió el 6 de agosto.

Solo la movilización nacional detendrá los planes de JOH y Julieta.

Share