HONDURAS.- El gobierno de JOH reprobado en política educativa


Por Ricardo Velásquez

El día martes 6 de junio, la Secretaría de Educación presentó el quinto Informe Nacional de Desempeño Académico, en el cual se presentan los niveles de aprendizaje en matemáticas y español entre el primero y noveno grado, de Educación Básica.

Según el documento, los niveles de aprendizaje permanecieron estancados en el período 2014-2016. La Secretaria de Educación a través del proyecto “Mejorando el Impacto al Desarrollo Estudiantil de Honduras (MIDEH) deja en evidencia que la política del estado en materia educativa ha sido un rotundo fracaso. No es de extrañar el tan evidente fracaso, cuando la política educativa actual deja al margen a uno de los actores principales en el contexto: Los Docentes. Pero también hicieron a un lado a los alumnos, padres y madres de familia.

Durante los últimos 7 años, el estado a través del ex Ministro de Educación, Marlon Escoto, se dedicó a implementar medidas tendientes a mermar las conquistas de los docentes y, por otro lado, a reducir el nivel de exigencia en los educandos para que aprobaran las asignaturas respectivas. Los “oficios” del ex ministro se volvieron el pan de cada día de los docentes, en los cuales se manifestaba el propósito de que los alumnos se aprobaran sin siquiera obtener las competencias mínimas de aprendizaje. Sin lugar a dudas, que las áreas más afectadas en los niveles de aprendizaje son precisamente Matemática y español. Siendo la asignatura de matemática la que presenta mayores dificultades.

El informe se realiza, teniendo como insumos la información obtenida de la aplicación de pruebas de fin de grado de español y matemáticas del primero al noveno grado del país. Tal evaluación se realizó en noviembre del 2016 en 649 centros educativos en los 18 departamentos de Honduras, escogidos en forma aleatoria.

El informe concluye que es la asignatura de matemáticas donde se reflejan las mayores dificultades y que los alumnos del área rural tienen menor desempeño que los del área urbana. Este hecho tampoco es casual, en el caso del marginamiento y exclusión en que están sometidos los alumnos del área rural, viene a repercutir en su desarrollo de aprendizaje.

El Director del Proyecto Mejorando el Impacto al Desempeño Estudiantil en Honduras (MIDEH), Rusbell Hernández, manifestó “…los avances…se pueden ver en diferentes dimensiones porque en matemáticas y español algunos grados han mejorado, otros se han estancado y otros están igual lo que significa que en el promedio nacional el país se encuentra igual que en los últimos cuatro años…”. DiarioElArticulista (06/06/2017).

Lo anterior no es más que aceptar que el estado ha fracasado en educación, en los últimos 8 años principalmente, donde se ha reprimido salvajemente al magisterio en materia económica, donde la aprobación de los alumnos solo ha interesado como cifras estadísticas para cumplir con las metas EFA (Programa Educación Para Todos, por sus siglas en inglés) y donde la merienda escolar y los programas sociales del gobierno son con fines exclusivamente políticos.

Los factores que inciden en la mejoría o deterioro de los niveles de aprendizaje son diversos, pero ningún programa los vendrá a mejorar si el bastión principal como alumnos y docentes no son tomados en cuenta. En el caso de los docentes deben ser estimulados en dos vías; capacitación y remuneración. En el caso de los alumnos deben ser beneficiados con programas de becas para los más necesitados, sin un fin político para el gobernante de turno.

Para dorar la píldora, se resalta la gestión de las autoridades de los centros educativos en la implementación de Planes de Mejora, dejando entrever la frase de “sálvese quien pueda”. Russbell Hernández manifestó “…en el informe se identifican avances importantes en relación a años anteriores y uno de los factores que motivó estos avances es la implementación de los planes de mejora que no solo se elaboraron, sino que fueron objeto de seguimiento por parte del proyecto MIDEH…”. Lo anterior deja claro que los pocos avances que se lograron fueron por propio esfuerzo de los docentes, que al final son los que implementan cualquier programa educativo.

Docentes, alumnos y madres de familia a movilización ya

La calidad educativa no es exclusiva de una política impuesta en educación, sin lugar a dudas que el primer impulsador y velador de la calidad es el docente mismo. Pero el alumnado viviendo en situaciones precarias tampoco está en condición de preocuparse por una brillante educación, los padres y madres de familia sobreviven bajo la línea de pobreza, por ello es urgente que todos se movilicen para obtener mejores condiciones en el proceso educativo. Solo la movilización unida heredará un Programa Educativo Nacional acorde con los intereses de educandos y educadores.

Share