HONDURAS.- Lucha contra las casetas de peaje

Por Max Luján

Una vez más el pueblo ha demostrado su descontento contra el gobierno de JOH, esta vez los pobladores de la Costa Norte del país se han volcado a las calles para frenar la medida impopular impuesta por el gobernante. JOH ha puesto en marcha su proyecto de privatizaciones y concesiones con la instalación de las casetas de peaje en casi todos los ejes carreteros del país. En este caso, los pobladores del municipio de El Progreso, del departamento de Yoro, iniciaron esta lucha con plantones, marchas y otra serie de acciones pacíficas en protesta contra la instalación y cobro de estas casetas de peaje. El ejemplo de lucha de los progreseños fue bien vista por toda la ciudadanía, tal acción impulsó a los demás sectores afectados con estas casetas de peaje, a solidarizarse y oponerse también ante esta medida arbitraria.

Privatización de los ejes carreteros

Una política constante del anterior gobierno y el actual es seguir a pie juntillas el libreto impuesto por los organismos financieros internacionales. Porfirio Lobo y Juan Orlando Hernández orquestaron juntos un programa con nuevos mecanismos de privatización; entre ellos la creación de Co-Alianza, órgano encargado de ejecutar las concesiones de todo tipo, donde se incluyen sectores estratégicos como las telecomunicaciones, transporte, energía eléctrica y la red vial. También fue creada la Ley de Asocio Público Privada, con estos proyectos ambos gobernantes han contribuido a la venta de la soberanía, han servido en bandeja de plata al capital extranjero y nacional para promover la venta del país. Por eso hoy en día vemos como el capital transnacional explota y se adueña de nuestras costas, ríos, montañas, minerales y todos los recursos naturales con la implementación de las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDE), vemos también cómo el Estado ha contribuido para que se privatice las empresas que históricamente han sido rentables al país como HONDUTEL, ENEE, SANAA y la Empresa Nacional Portuaria.

Esto ha traído consecuencias nefastas para la clase trabajadora y la población en general, con ello se ha suscitado una enorme cantidad de despidos y el incremento a las tarifas por consumo. Esto no es todo, para rematar, el gobierno ha impulsado una serie de medidas con los denominados paquetes fiscales, estos mantienen en agonía la precaria economía de todos los hondureños. En ese marco, el gobierno firmó un contrato con la empresa Autopista del Atlántico (ADASA), el contrato estipula el manejo de esta empresa de los ejes carreteros por 30 años, esta concesión, es uno de los contratos más leoninos que impulsa el gobierno y que afecta a toda la población independientemente tenga vehículo o no.

El gobierno ha justificado este proyecto denominándolo Corredor Turístico y que comprende el tramo San Pedro Sula-El Progreso, Tela-El Progreso y La Barca-El Progreso, asfixiando a todos los pobladores de todas estas regiones. Dentro de las tarifas que se le impone pagar a la población son las siguientes: carros livianos 19 lempiras, el pesado de dos ejes, 71 lempiras; el de tres ejes, 105 lempiras; el de cuatro ejes, 140 lempiras; el de cinco ejes, 174 lempiras y el de seis ejes, 209 lempiras. Los empresarios del rubro del transporte están muy molestos y preocupados, en vista que los cobros son excesivos. José Luis Castillo, representante de Transportes Unión Progreseña y Trasul, manifestó públicamente que, por vuelta, cada bus pagará diario 500 lempiras. Lo que significa que cada unidad pagará 180 mil lempiras al año. “Es un golpe duro para nosotros, pero los más afectados será la población porque la vida se pondrá cara” (La prensa, 23/10/2016)

Ingresos millonarios

Según expertos en materia económica, estos han analizado las posibles entradas por concepto de peaje a la empresa ADASA, estos reflejan una cifra aproximada de 600 mil lempiras diarios, la misma empresa contempla en su contrato el incremento anual de dos lempiras por tarifa de peaje. Todo esto afectará a la ciudadanía, el empresario, el comerciante y cualquier otra persona dedicada al comercio trasladará la factura por concepto de peaje al consumidor final, el pasaje subirá, la canasta básica y cualquier otro producto se elevará de precio, poniendo en precario aún más el bolsillo de los trabajadores.

El Partido Socialista Centroamericano (PSOCA)acuerpa la lucha de todo el pueblo que se ha visto afectado por el cobro del peaje, apoyamos a la mesa de indignados que ha tenido un papel protagónico en esta lucha. El peaje debe ser rechazado por toda la población. Llamamos a todas las organizaciones para desbaratar este proyecto leonino de JOH y su pandilla.

Share