HONDURAS.- ¡Más pobres: resultado de altas cargas tributarias!

Valoración del Usuario: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Por Sebastián Ernesto González

El día miércoles 25 de julio se reunió el gabinete económico de Juan Orlando Hernández con el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep). El motivo: discutir la desaceleración económica provocada por las medidas de ajuste fiscal, aprobadas en diciembre de 2013. El presidente de la Cámara Hondureña de la Industria de la Construcción, Oscar Calona, expresó “Se habló de revisar las medidas que se tomaron en diciembre, que han impactado negativamente en las empresas, hay mucha contracción económica”.

Mientras el presidente de la Asociación Hondureña de Instituciones Bancarias, Roque Rivera, dijo “factores exógenos están afectando el valor del dinero, encajes legales altos, cargas tributarias altas y las normativas…así mismo la inseguridad jurídica es un problema serio. También las tasas del gobierno y el desorden de las finanzas públicas.” LT (24/07/2014).

El Partido Nacional disparó el déficit fiscal, de tal forma que el registrado en 2013, ha sido el más alto reportado en los últimos 15 años, según un informe realizado por el Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi).  EH (28/01/2014).

Y es que la  Ley de Ordenamiento de las Finanzas Públicas, Control de las Exoneraciones y Medidas Anti Evasión, aprobada en diciembre 2013, acarrea una carga tributaria alta para los trabajadores y los microempresarios. El paquete establece la derogación de las exoneraciones a la importación de mercancías, el aumento al impuesto de la importación de combustibles, amplió la base del Impuesto Sobre la Renta, reduce el subsidio a la electricidad y contempla un aumento del 3% al Impuesto Sobre Ventas (que pasó del 12 % al 15 %), gravaron los servicios de telefonía y televisión por cable (Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. 21/12/2014).

Todo ese paquetazo implicó que los salarios de los trabajadores se redujeran ostensiblemente, en todos ellos la tarascada termina en el miserable salario del empleado. Aún con toda esta carga tributaria, la preocupación del gobierno sigue siendo el alto déficit fiscal, que anda en los 31,857 millones de lempiras (US$ 1.517 millones) http://www.auladeeconomia.com (8/05/2014)

Incremento de impuestos implica mayores ingresos para el Estado y más pobreza en el pueblo

Este último paquete fiscal generó una mayor recaudación en el primer trimestre del año 2014, principalmente en lo que corresponde al ISV y el impuesto al combustible; en el caso del primero es directamente pagado por los consumidores y en el caso del segundo, las transnacionales trasladan al consumidor final el impuesto. Al final de cuentas solo son los trabajadores y trabajadoras que están pagando la alta deuda del país y el derroche criminal del régimen liderado por el Partido Nacional y sus comparsas del Partido Liberal, Democracia Cristiana, UD y PINU.

Analizando lo recaudado en el primer trimestre del año, nos damos cuenta que el aumento del ISV e incremento del impuesto aplicado a los derivados del petróleo, son los dos rubros que contribuyeron con 95.1% al alza observada en recaudaciones entre enero y abril de 2014.

La diferencia entre lo recaudado en el 2014 y el primer trimestre del 2013 es de 2,939.5 millones de lempiras, siendo lo que corresponde al ISV la cantidad de 2,072.7 millones y el impuesto a los derivados del petróleo de 723.2 millones. http://www.americaeconomia.com (06/27/2014).

Los incrementos a la carga tributaria y a los precios de los productos de la canasta básica han sido constantes desde que el Partido Nacional asumió al poder desde el 2010. Los diferentes paquetazos siempre los han dirigido a la clase trabajadora. El endeudamiento ha crecido tanto y sigue creciendo, de tal forma que el gobierno se las ingenia para seguir terminando de exprimir el último centavo a los trabajadores. Según datos de la Secretaría de Finanzas  la deuda pública de Honduras ronda los 7,952.10 millones de dólares, deuda interna más externa, unos 166,994.1 millones de lempiras (LT 29/07/2014).

 “En este primer semestre la deuda externa aumentó a 107,163 millones de lempiras ($ 5103 millones), siendo el aumento de $ 47 millones que equivalen a un 0.9 % en comparación con el segundo semestre del año pasado…la deuda pública (externa más interna) creció un 2.9 % en los primeros 5 meses de este año, equivalentes a unos $ 196 millones.” (LT 6/08/2014).

La preocupación del gobierno de Juan Orlando Hernández y el Partido Nacional sigue siendo la firma de un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), pero para ello le exigen controlar el déficit fiscal, lo que implica mayores recaudaciones y disminuir el gasto público. La fórmula es sencilla y se lleva a la práctica con leyes aprobadas a “matacaballos”; para recaudar más dinero entonces los trabajadores pagan más impuestos y para disminuir el gasto público se congelan los salarios, se devalúa la moneda y se despiden empleados.

En el editorial de La Tribuna del día lunes 4 de agosto de 2014 se lee lo siguiente “El pueblo ya hizo todo el sacrificio que humanamente se le puede pedir…quizás lo que esperan sea el colapso total del moribundo para deleitarse con otro estallido social”.

A lo planteado por el editorialista tendríamos que agregarle la conducción de un movimiento social por dirigentes honrados y vanguardistas, para que haya un estallido social de parte de la clase trabajadora.

El inhumano paquete fiscal ha logrado que el gobierno informe que el déficit fiscal se ha reducido en 1.7 % (6,399 millones de lempiras) en comparación con el mismo período del 2013. El titular de la secretaría de finanzas, Wilfredo Cerrato  explicó que “…la presión salarial bajó en los últimos 5 años de 11 a 9 por ciento del Producto Interno Bruto Nominal, y la idea es seguir bajándolo…”. (LT 06/08/2014).

Obviamente, la cantidad recaudada que merodea los 3,000 millones de lempiras en el primer trimestre (en los rubros del combustible y del ISV), más la recaudada en el segundo trimestre en los mismos rubros debe andar rondando la cantidad dada por el titular de finanzas. Esto en cuanto a recaudación, pero el titular también da a conocer que los salarios han sido y seguirán congelados al pretender seguir bajando la “presión salarial” tal y como lo informó.

Entonces; si hay mayor recaudación fiscal, los salarios se mantienen congelados desde el 2009, la devaluación del lempira sigue su paso sistemático,  hay mayor endeudamiento externo ($ 420 millones con el BCIE, $ 100 con el Credit Suisse) e interno (bono soberano con la banca privada), se ha despedido trabajadores, y se ha disminuido los presupuestos de salud y educación principalmente, ¿Hacia dónde se van los millones?

El asistencialismo de JOH, su pretensión continuista y su militarización de la sociedad

Los millones y millones de lempiras han tenido un destino común: primero fortalecer el ejército y la policía nacional; el gasto ha sido enorme y el discurso del gobierno ha sido terminar con la criminalidad que convirtió a Honduras en el país más violento del mundo,  pero el fin escondido detrás del fortalecimiento de la policía y el ejército es la represión social, tal y como lo han hecho con las diferentes protestas de campesinos y estudiantes universitarios. Las diferentes unidades creadas han sido dotadas de implementos modernos, armas nuevas y vehículos. Pero la verdad sigue siendo la misma: los asesinatos, los asaltos, el sicariato y el contrabando de droga sigue igual a lo ancho y largo del país, en muchas ocasiones los mismos militares o policías involucrados en bandas criminales que trafican, que roban y asesinan. En lo único que ha sido efectivo este gobierno es en la represión a cualquier intento de lucha reivindicativa o social.

Al tener atemorizada a la población para que no se levante en lucha, JOH ha dado continuidad a sus programas demagógicos de asistencia social: el bono diez mil; el bono agrícola, la merienda escolar “fortalecida”, y otros.

El bono 10,000 y el bono tecnológico son utilizados para entregarlos políticamente a los activistas del Partido Nacional. Mientras la merienda escolar, que es donada por el Programa Mundial de Alimentos (PMA) sirve para que el gobierno justifique millones de lempiras, en su entrega. Al final el costo recae en los padres y madres de familia.

A la par de los programas de asistencia social, JOH ha tenido un discurso de falso nacionalismo con el gobierno de Estados Unidos, teniendo como argumentos la compra de aviones a Brasil y la crisis de los niños migrantes que se encuentran detenidos en el territorio gringo. Pero también ha tenido un acercamiento con los gobiernos populistas de la región, principalmente con el de Daniel Ortega en Nicaragua, donde participó en la celebración del 35 aniversario de la Revolución que derrocó a Somoza.

Todo este comportamiento refleja dos cosas: primero, la necesidad de conseguir financiamiento fresco donde sea para menguar la insostenible crisis fiscal del país y segundo, los planes continuistas de JOH.

Por una movilización nacional en contra del modelo neoliberal e inhumano de JOH

La unidad de la clase trabajadora contra las políticas neoliberales es vital en este momento, debemos emprender la lucha en contra de los tarifazos de la energía eléctrica, contra el encarecimiento de la canasta básica, por la restitución de las conquistas perdidas y un aumento general de salarios. También debemos luchar por la independencia de los sindicatos y Centrales Obreras. Los empleados y médicos del IHSS y del Sitraenee han dado el ejemplo a seguir, las bases deben sobrepasar a las conducciones y realizar una jornada nacional de lucha.

¡Que la crisis la paguen los ricos!

Share