HONDURAS.- Elección del Comisionado de Derechos Humanos a conveniencia del régimen


Por Teodoro Gutiérrez

Desde hace algunas semanas se organizó en el Congreso Nacional la Comisión que elegirá al nuevo Comisionado Nacional de Derechos Humanos de Honduras (CONADEH). Es de resaltar que entre los miembros de la comisión de legisladores se encuentra el diputado liberal José Alfredo Saavedra, presidente del poder legislativo durante el gobierno espurio de Roberto Michelleti. No se puede olvidar que durante los meses del gobierno ilegítimo se cometieron una serie de violaciones a los derechos establecidos en la Constitución de la República de Honduras y en la Declaración Universal de Derechos Humanos. Aún no se castiga a los violadores del orden constitucional, ni a los que acabaron con la vida de cientos de hondureños que lucharon por la defensa de la democracia.

Pese a lo anterior, el actual titular del CONADEH, Ramón Custodio, se propuso para continuar al frente de la institución, pese de ser fuertemente cuestionado por organismos nacionales e internacionales de Derechos Humanos por el papel jugado durante la represión del gobierno ilegitimo. Con la desfachatez que le caracteriza manifestó: “sí, estoy dispuesto a continuar en el cargo, estoy decidido a seguir sirviendo a mi pueblo y seguiré manteniendo la actitud crítica e independiente, que no es fácil, pero que es posible como lo he hecho hasta ahora” (La Prensa.hn).

Cientos de hondureños son asesinados por los cuerpos de represión del Estado y el comisionado no ha realizado una gestión eficiente para la resolución de los miles de delitos organizados por la institucionalidad del Estado y que han quedado en la impunidad. Contradictoriamente, esta institución, por cierto relegada durante el gobierno nacionalista de Porfirio Lobo mediante la creación de la Secretaria de Derechos Humanos, no ha agilizado ningún trámite de denuncia contra los violadores de derechos, pese a contar con los suficientes elementos para ser la voz crítica e independiente que señala Custodio.

Los nacionalistas imponen sus candidatos

Son más de veinte los candidatos que en su momento se postularon para ser seleccionados y de esa manera ejercer como Comisionados Nacionales de Derechos Humanos, no obstante, durante el proceso se han interpuesto una serie de denuncias y en algunos casos han desistido del proceso.

El retiro de la candidatura del Ex Rector de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) y científico de la medicina Juan Almendares Bonilla prueba lo excluyente del proceso y la orientación del gobierno encabezado por Juan Orlando Hernández de colocar a un candidato fiel a los intereses de partido.

Por tal razón, el Dr. Almendares Bonilla expresó que retira su postulación debido a que nunca se le permitiría ocupar tan importante cargo por sus posturas ante ciertos problemas del país. Así mismo dijo que el principal argumento para abandonar su postulación es la ilegitimidad del proceso. “Aquí no hay rendición de cuentas y los diputados que representan sus partidos políticos, defenderán sus propios intereses”.

Lamentó que el proceso de selección del nuevo Ombudsman sea excluyente y que no permita que líderes campesinos puedan postularse, sólo porque no tienen título universitario. “Me retiro de la candidatura porque no puedo avalar el proceso, no estoy de acuerdo en la forma que se lleva a cabo la elección. Se trata de una práctica en la defensa de los derechos humanos y eso no lo conoce la comisión”, finalizó Almendares Bonilla.

No confiar en nuevo Comisionado

Entre los candidatos que permanecen en el proceso se encuentran la Ex Fiscal de Derechos Humanos Sandra Ponce, quien por cierto, se acomodó en la lucha por la defensa de los derechos humanos y las arbitrariedades del gobierno ilegítimo de Roberto Michelleti Baín. De igual forma, la Ex Ministra de la Secretaría de Derechos Humanos Ana Pineda, quien a nuestro juicio podría ser favorecida por su vínculo partidario con Juan Orlando Hernández.

Ante las arbitrariedades del régimen y la selección excluyente y antidemocrática, desde el Partido Socialista Centroamericano (PSOCA) hacemos pública nuestra denuncia ante la elección amañada del Comisionado Nacional de Derechos Humanos, y por ello llamamos a las organizaciones obreras, campesinas, estudiantiles y a los distintos gremios a no confiar en el nuevo comisionado, ya que este responderá a la línea del oficialismo. De igual manera, proponemos un encuentro nacional para organizar un paro cívico para exigir el esclarecimiento de los asesinatos de cientos de líderes políticos, entre los que se encuentra nuestro amado camarada José Manuel Flores Arguijo, quien cumplirá cuatro años de haber sido asesinado; los autores intelectuales del violento crimen así como las verdaderas razones por las cuales fue segada su vida aún no han sido esclarecidas.

Share