HONDURAS.- Empleados de salud exigen cumplimiento de sus demandas


Por Justo Severo Izquierdo

El presente gobierno ha mantenido una actitud perjudicial contra todos los sectores que laboran en las distintas dependencias del Estado. La administración de Porfirio Lobo se ha caracterizado por incumplir con cada uno de los acuerdos suscritos entre empleados públicos y gobierno. La lucha que sostienen los trabajadores de la salud para que se les cumpla y se les respete sus conquistas laborales, los ha llevado a utilizar las medidas de presión habituales. En estos últimos días, las enfermeras, los médicos, los empleados por contrato y los pasantes de medicina, han realizado plantones, paros de brazos caídos, asambleas informativas y paros de labores a nivel local, regional y nacional, para exigir que se les cancele salarios atrasados, bonos y otros beneficios que el gobierno no ha honrado todavía.

Déficit fiscal agudiza la crisis en el sistema de salud  

El conflicto abarca y afecta a los empleados de todos los niveles. En estas dos últimas semanas las protestas y paros se han intensificado. Un total de 257 pasantes de medicina protestaron frente a la Secretaría de Salud exigiendo el pago atrasado de cuatro meses del salario-beca que se les prometió, el cual consiste en 6,800 lempiras. Más de 385 empleados por contrato también protestaron en la Secretaría de Salud exigiendo el pago de salarios atrasados desde el mes de octubre del año pasado; mientras a 212 trabajadores por contrato del Hospital San Felipe se les debe el aguinaldo del año anterior y el décimo cuarto de este año. Unos 110 médicos por contrato también permanecen sin salario desde inicios de este año, al igual que 85 doctores bajo interinato que no reciben su sueldo desde enero de 2013 (La Prensa, 17/9/2013).

Esto no es todo, las enfermeras auxiliares paralizaron sus labores en las principales ciudades de país exigiendo el pago de salarios y bonos atrasados. Además, exigen otras demandas que el gobierno se comprometió a cumplir a través de la Secretaría de Salud que dirige Salvador Pineda, como el nombramiento del personal de “Auxiliar” a “Técnico en Enfermería”; la cobertura de las plazas vacantes por cesantía, abandono y muerte; pagos pendientes y mora con el Instituto de Jubilaciones y Pensiones de los Empleados Públicos (INJUPEMP) e Instituto Hondureño de Seguridad Social, IHSS (El Tiempo, 18/9/2013).

Luchemos por más presupuesto para la salud publica

Lo anterior es originado por el déficit fiscal imperante en la administración de Pepe Lobo. El excesivo gasto corriente, la utilización de fondos del Estado para favorecer a sectores económicos ligados al Partido Nacional, la creación de una base social que obliga a generar medidas populistas (bono diez mil), han dilapidado todos estos recursos. La estrategia de aplicar ocho paquetes fiscales, con el propósito de recaudar los fondos necesarios no ha sido la mejor idea, sino todo lo contrario. Los ingresos han caído drásticamente, por lo tanto, el gobierno ha recurrido al endeudamiento interno y externo, para subsanar los compromisos estatales, siendo el endeudamiento interno el de mayor uso y el que más afecta las arcas del Estado, porque al negociar con la banca privada, estos empresarios avorazados adoptan compromisos de corto plazo y obliga al gobierno a cancelar elevadas sumas de dinero por conceptos de intereses.

Este desorden en el manejo de las finanzas de Porfirio Lobo Sosa lo ha obligado a sacrificar el pago puntual del salario y otros beneficios de vital importancia para los trabajadores, poniendo en detrimento la seguridad de los mismos. Ante tales circunstancias, el Partido Socialista Centroamericano (PSOCA) siempre ha propuesto que los trabajadores tengan en sus manos el control sobre la recolección de impuestos y que sean ellos quienes verifiquen sobre el destino de los mismos. Además, que sean los insaciables empresarios capitalistas quienes paguen más impuestos como la única manera de lograr que los pagos se ejecuten de manera puntual. Se requiere la más amplia unidad entre todos los trabajadores de la salud y al mismo tiempo llamamos a todos los sectores obreros, campesinos y populares a que acompañemos este proceso de lucha de todos los empleados de la salud.  

Share