EL SALVADOR.- El retorno de la lucha por el Escalafón en el sector salud


Por German Aquino

Parte de las medidas recomendadas por los organismos financieros  al gobierno actual, es la reducción de gastos. Los trabajadores de salud y educación han sido quienes les han tocado cargar con los recortes presupuestarios derivados de la crisis económica. El 2017 fue un año de grandes luchas por parte de los trabajadores de salud de cara a la defensa del Escalafón, resultado de esas luchas fue que las autoridades de salud y el gobierno no quitaran de un solo plumazo dicho incentivo a todos los trabajadores. Nuevamente o está  en proceso de discusión el presupuesto general del 2018 el cual no garantiza el pago del escalafón según la Ley.

Presupuesto no asegura pago de escalafón

El escalafón es un derecho que legalmente tienen los trabajadores de salud, pero el gobierno se niega a cancelarlo, lo anterior llevo a que trabajadores y organizaciones sindicales iniciaron este de 10 de octubre las acciones de hecho, las cuales inicialmente para no poner en riesgo la salud y la vida de los pacientes  consistieron en la reducción parciales de labores administrativas en los hospitales de  Jiquilisco, Usulután, Sonsonate, Santa Ana, Nueva Guadalupe, San Vicente, Cojutepeque, La Unión, Bloom, Psiquiátrico, Santa Rosa de Lima, etc. Siendo las organizaciones que conforman la Unidad de Sindicatos y Asociaciones de Trabajadores del Ministerio de Salud (USTRASPES) quienes han dado el banderillazo de salida a la lucha por la asignación de fondos en el presupuesto general del 2018. Al respecto Álex Carballo, secretario general del sindicato de trabajadores del Hospital Bloom (SITHBLOOM) manifestó “Nos quedamos sin escalafón para el 2018 porque ella está pidiendo que se suspenda la Ley del Escalafón y entregar un incremento menor de un 4 % o un 3 %, mucho menor de lo que ha entregado para este 2017” (LPG.11/10/17).

Aun el pírrico aumento está en riesgo

Según representantes sindicales para el pago del escalafón el monto que se necesita es  de $28 millones para más de 31,000 trabajadores, mientras tanto Violeta Menjívar ministra de Salud manifestó que “En el presupuesto van incluidos $10.2 millones para pagar el escalafón a los empleados de salud” el cual no es para todos  sino solo para los que ganan menos de $2000; de los cuales se dará un  4 % de incremento para los que ganan hasta $1,000 y de 3 % a los que ganan entre $1,000 y $2,000.

A pura maniobra las autoridades de salud y el gobierno y la complacencia de todos los diputados de la Asamblea Legislativa eliminaron el escalafón para aquellos trabajadores de salud cuyo salario era superior a $2,000 en donde se debió hacer  una revaloración para determinar a que grupo de este sector de profesionales de la salud con especialidades se les podía continuar dando el incentivo el gobierno al quitar el incentivo del escalafón a cierto a los trabajadores de salud ha ahorrado, pero por otro lado se continúan con funcionarios del gobierno que mantienen elevados salarios y su actividad no genera mayor beneficio para el pueblo.

Los trabajadores nuevamente pagan las consecuencias de la crisis debió a que el  pírrico aumento del 3% y 4% hay que agregarles el descuento del 2% que realizaran las AFP derivado de las recientes reformas al sistema de pensiones.

Por un programa y  frente unitario de las luchas sindicales en salud

La lucha de los trabajadores de salud empieza a tomar fuerza, a nivel de salud estas han sido constante los trabajadores y sindicatos deben hacer un balance de las luchas pasadas, se debe retomar los aspectos que permitieron que la lucha avanzara y permitiera victorias parciales como fue el hecho de haber defendido el escalafón aunque fuera para el sector que gana menos de $2,000 ya que la propuesta del gobierno era quitárselo a todos los trabajadores, nuevamente el gobierno lanza su ofensiva para quitarle el escalafón a este sector 

A nivel de salud existen muchas organizaciones sindicales, la cuales deben tener como eje fundamental de lucha: la defensa de los intereses de los trabajadores. Luchas anteriores han demostrado que si es posible la unidad en las acciones, la cual nuevamente debe recuperarse y conformar un frente unitario de las luchas sindicales en salud en donde todas las organizaciones tengan igual representación, así mismo votar un programa de lucha que incluya aspectos como la defensa del escalafón, nivelación salarial para todos, contratación de más personal bajo la supervisión de las organizaciones sindicales, que todos los trabajadores pasen a Ley de Salarios, eliminación de la tercerización del trabajo: que los trabajadores subcontratos por las empresas privadas en servicios como limpieza, alimentación, seguridad. Etc. Pasen a ser empleados de las instituciones del estado. Así mismo es importante incorporar a la lucha a quienes hacen uso del sistema público de salud.

La lucha por el escalafón también debe trasladarse a  la Asamblea pero también es responsabilidad de la ministra de salud el estipular el pago del Escalafón quien se ha mostrado renuente al dialogo y negociación   por lo cual se debe empezar a preparar  una suspensión temporal de labores a  nivel nacional.  

Share