EL SALVADOR.- Gobierno continúa recargando crisis en clase trabajadora


Por German Aquino

La falta de recursos financieros continúa afectando al gobierno del FMLN, lo cual es producto de la crisis financiera y de los bloqueos financieros realizados con por la derecha arenera quienes con el pretexto de evitar un mayor endeudamiento del estado salvadoreño le bloquean una de las principales fuentes de financiamiento como son los préstamos. Organismos financieros internacionales con los cuales el estado salvadoreño a contraído prestamos con el afán de asegurar el pago de dichos préstamos y la misma rancia oligarquía junta a la derecha arenera le han dictado una serie de medidas al gobierno del FMLN las cuales van contra los intereses de la clase trabajadora, pero que a pesar de ello el FMLN ha decido aplicarlas.

Eliminación al subsidio al agua

El servicio de agua es de vital importancia para la vida cotidiana de toda la población, al momento la administración y distribución del agua se encuentra en manos del gobierno quien da dicho servicio a través de la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA), pero a pesar de ello dicho servicio es deficiente en muchas colonias del área metropolitana de San Salvador, en donde se cuenta con servicio irregular, agregado a ello el vital líquido del agua suministrado por ANDA en mucha ocasiones no es apto para el consumo de las personas, lo que obliga a la compra de agua para el consumo humano la cual es suministradas por empresas privadas.

Como medida de ahorro de recursos el gobierno del FMLN 2015 aumento la tarifa a todos los usuarios que consumían más de 20 metros cúbicos, para este año habrá un nuevo recorte al subsidio al agua utilizando para ello la misma base de datos que utilizo el Ministerio de Economía para recortar el subsidio de energía eléctrica y gas licuado, seguramente muchos trabajadores ya no gozaran de dicho subsidio. El gobierno pretende ahorra a costa de los trabajadores y la clase media, respecto a las expectativas de ahorro Marco Fortín, presidente de la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA) manifestó: “Se ha determinado por la matriz del Ministerio de Economía que hay apartamentos que están en zonas donde sí se puede pagar el agua…Damos un promedio entre $6.5 y $6.7 millones mensuales en subsidio al agua. No he visto oficialmente la matriz, pero los ahorros pueden andar entre $1.5 o $2 millones al mes para ANDA” (LPG.24/02/2017).

Con el recorte al subsidio y el consiguiente aumento del agua en el 2015 el estado obtuvo un excedente de $48,109,091.20; en cuanto al uso de este excedente existen contradicción ya que por un lado dicen que lo utilizaron para compra de insumos y materiales, etc. y el presidente asegura que fueron utilizados para pagarle a la Comisión Ejecutiva del Río Lempa (CEL) por el consumo de energía eléctrica. Debemos rechazar y manifestarnos en contra de la eliminación del subsidio al agua, ya que el gobierno lo que busca es ahorrar a costa del pueblo. Si bien debemos hacer un uso racional del vital líquido del agua, el consumo de este no debe racionalizarse a la clase trabadora al exigirle que solo consuma 20 metros cúbicos, debemos exigir un eficiente servicio de agua, la cual debe ser apta para el consumo humano, debemos terminar con la comercialización del agua, es el estado quien debe proporcionar el agua apta para el consumo humano. Las organizaciones sindicales deben ser incorporadas a los organismos de toma de decisión de la de la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA), y transparentizar el uso de los recursos financieros.

Recortes a la energía eléctrica

Además del agua, la energía eléctrica sufrirán recortes en el subsidio, para ello realizo una reforma a la Ley del Fondo de Inversión Nacional en Electricidad y Telefonía, FINET mediante dicha reforma en “…los hogares que consuman entre 1 y 60 kilovatios/hora, tendrán un subsidio de $3 como máximo y quienes consuman entre 61 y 99 kilovatios/hora solo recibirán un beneficio de hasta $4…”(EDH.200217). Estos recortes vendrán a impactar en la ya deteriorada economía de la clase trabajadora y de los sectores medios, ya que tendrán que cargar con el pago del consumo propio y del consumo del gran empresariado ya que el gran empresariado trasladara dichos costos al consumidor final.

En la actualidad la comercialización de la energía eléctrica, gracias a las privatizaciones realizadas en los gobiernos areneros, se encuentra en manos privadas siendo dichos empresarios quienes se quedan con las ganancias. Debemos exigir que la generación y la comercialización de la energía eléctrica sea renacionalizada, ello implicaría un buen ahorro al Estado.

Share