EL SALVADOR.- Salvador Sánchez Cerén encubre a su camarada


Por Alberto Castro

El jueves 19 de octubre el presidente de la Republica Salvador Sánchez Cerén juramentó al histórico dirigente y ex comandante guerrillero del FMLN y asesor de las empresas Alba, José Luis Merino, como viceministro de Inversión Extranjera y Financiamiento para el Desarrollo. Una nueva dependencia del Ministerio de Relaciones Exteriores que a su vez ya cuenta con tres viceministros más. El ex comandante guerrillero que ahora lo protege el cargo en el nuevo viceministerio creado especialmente para su inmunidad, tiene en contra señalamientos que son respaldados por ARENA, su inmunidad está sujeta al periodo actual del FMLN, es una cabeza que está siendo pedida por los dirigentes tricolores.

El fuero es la clave

Se sabe que el país está en un abismo económico que se acrecienta con el bajo crecimiento económico y la crisis fiscal, razón por la cual los pilares del bipartidismo están en negociaciones encaminadas al pacto fiscal de la mano del FMI, lo cual ha dado lugar a examinar el Gasto público para ordenar las finanzas, en este contexto el Presidente repentinamente ha creado un nuevo ministerio para respaldar a su viejo camarada sobre quien pesa una serie de investigaciones, y no es para menos, pues justo a siete días de que termine su período como uno de los 20 diputados en el Parlamento Centroamericano (PARLACEN), en representación del FMLN, empezó con un nuevo cargo público el cual le permite seguir estando protegido por el pasaporte diplomático y por el fuero constitucional.

El nuevo viceministro fue señalado por el senador estadounidense Marco Rubio el 29 de junio quien expreso lo siguiente: "Este tipo es un lavador de dinero de clase mundial, de armas para las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia), ha lavado millones de dólares para las FARC y para oficiales corruptos de Venezuela. Por qué este tipo no ha sido sancionado?".

Cinco días más tarde el actual fiscal general de la República, Douglas Meléndez, dijo que retomaría las acusaciones que hiciera el senador estadounidense agregando que, "Ya hay una investigación abierta desde el mes de enero del año 2014 relacionada sobre hechos con vinculación del señor Merino en la Fiscalía a raíz de un aviso que interpuso el diputado d'Aubuisson, relacionado por el tema de drogas y armas. Vamos a revisar toda esa información y la vamos a retomar si es necesario, hay un expediente abierto".

En otro momento Merino fue vinculado públicamente con la guerrilla colombiana, en mayo de 2008, el derechista periódico español El País publicó una noticia en la que señalaba que, según información incautada a las FARC, el dirigente colaboraba con el grupo que recientemente firmó la paz con el gobierno de Colombia. De acuerdo con ese medio, en los documentos contenidos en el ordenador del entonces portavoz de las FARC, alias "Raúl Reyes", muerto en combate en marzo de ese año durante la intromisión de tropas colombianas en Ecuador, decía que "Venezuela estaba sirviendo de puente de la guerrilla con los mercados de armas de Europa del Este". La nota indicaba que los "documentos de los ordenadores dan cuenta de otras vías de aprovisionamiento" y que una "de ellas es la lograda a través de un personaje llamado Ramiro", del FMLN cuando era una guerrilla (Ramiro fue el pseudónimo de José Luis Merino durante la guerra civil).

Corrupción en las entrañas del bipartidismo

Este suceso ha dado mucho que hablar en las últimos días, el Gobernante partido FMLN es heredero de las siglas del frente guerrillero, ostenta el título oficial de la izquierda en el país, sin embargo ante todo es la expresión política de una nueva burguesía emergente que se ha fortalecido gracias al control y manejo que ha venido teniendo en las instituciones Estatales desde que gano la presidencia por primera vez en 2009, sus dirigentes son una camaradería ejecutiva empresarial que dirige a dicho partido, que mueve a sus anchas con fervor a una militancia que aun cree en un cambio social.

Para no pasar a la causa arenera se necesita motivar la creación de tribunales populares que investiguen a todos los servidores públicos actuales, las jergas del bipartidismo (tanto ARENA como el FMLN) en sus entrañas son una guarida de corruptos que han utilizado las instituciones públicas como un club V.I.P siendo para sí mismos una membrecía cerrada. El caso Merino seguramente será so pretexto para que arrecie otra campaña pro CICIES por parte de ARENA.

Share