EL SALVADOR.- El reparto del CNJ: fruto de una negociación bipartidista

 

Por Alberto Castro

La actual Sala de lo Constitucional de la CSJ tiene la característica de ser el freno que ha tenido el FMLN como gobierno, y ser garante de los intereses de la burguesía oligárquica, cuya representación política está en ARENA en pugna con la burguesía emergente representada por el partido oficial. Este vaivén es una de las caras de las disputas interburgesas por cuotas de poder trasladadas a la institucionalidad democrática burguesa. La investigación penal de la posible corrupción del ex presidente Mauricio Funes es otro de los puntos inflexivos. Recientemente el FMLN recurrió a la movilización de sus bases para ejercer presión ante el boicot de los préstamos, y como acción a priori sobre las elecciones del CNJ.

Reacciones sobre la marcha y el caso Funes

El partido oficial en su declive a buscado auxilio en su base social para confrontar a la Sala: la Concertación Popular por un País sin Hambre y Seguro (CONPHAS) fue quien encaro la movilización de calle el pasado 22 de septiembre hacia la Corte Suprema de Justicia exigiendo la salida de los cuatro magistrados de la Sala de lo Constitucional.

El secretario general del FMLN, Medardo González, vertió declaraciones respecto, a la marcha y al caso Funes, sobre quien expreso que su partido lo respalda; “Creemos que no debemos abandonar al Mauricio Funes, creemos que debemos ser consecuentes en la acusación que hay sobre él, no lo podemos abandonar, no ha sido condenado, mientras no haya condena nosotros mantenemos nuestra postura”.

Sobre la discordia con la Sala de lo Constitucional manifestó: “Tenemos presente como FMLN que la Sala de lo Constitucional, en una sentencia, dijo ya no más a los diputados suplentes, se fueron encima de la Constitución, del Tribunal Supremo Electoral, han sacado sentencias o resoluciones que afectan las finanzas del Gobierno. Ante resoluciones o sentencias políticas habrá una parte de la población que podrá estar totalmente de acuerdo con las sentencias, pero otras que no…Ese argumento de que estamos en contra de la Sala no es un argumento, es algo demagógico, ¿en qué lugar del mundo no hay movilizaciones?”.

El FMLN estuvo en el fondo de la movilización contra de los magistrados de la Sala de lo Constitucional, como carta de la baraja previo a las elecciones del Consejo de la Judicatura.

Negociaciones multicolores

La elección del Consejo Nacional de la Judicatura es pieza clave en el engranaje de control y reparto político Estatal, máxime cuando hasta 2018 llegara el cargo de los cuatro magistrados actuales de la Sala de lo Constitucional, y es al CNJ a quien le corresponde hacer la terna de candidatos. Por lo que la elección del CNJ no pudo ser más que una negociación entre ARENA y FMLN, donde GANA saco una pequeña renta política, en el mismo hecho se eligió a la nueva procuradora de los Derechos Humanos. Con 35 votos de ARENA, 31 del FMLN y 11 de GANA se aprobó la elección de los 7 integrantes del CNJ propietarios y los respectivos suplentes. ARENA propuso tres conejeros propietarios afines, el FMLN también llevo tres afines y uno por GANA, quedando configurado este Órgano con una distribución bipartidista y una cuota menor para GANA, tercera fuerza de la Asamblea Legislativa.

Por su parte PDC y PCN excluidos se expresaron en desaprobación, sin embargo, poco importo, con esto empieza a tomar forma el escenario del próximo año, que además será preelectoral. Ante estas circunstancias el proletariado y pueblo debe sostener independencia de las dos fuerzas políticas que se disputan el control hegemónico. Los 4 magistrados de la Sala de lo Constitucional que están por terminar su periodo al frente de este importantísimo Órgano, se van con el acometido de haber fortalecido la polaridad, y haber fungido para favorecer los intereses de la burguesía oligárquica. No se vislumbra un cambio a grandes rasgos, sino continuidad del proyecto burgués neoliberal al que el FMLN como Gobierno no ha desistido, más bien lo sigue aplicando. La organizaciones sindicales y populares deben expresarse, pero no a favor del FMLN o de ARENA, más bien para evitar la consecución de las políticas de ajuste fiscal de corte neoliberal, que tanto rojos como tricolores intentan imponer.

Share