EL SALVADOR.- ¿De qué Independencia nos hablan?


Por Mario Vladimir   Carranza

Con un verdadero bombardeo mediático sobre la crisis fiscal, el gobierno del FMLN y de Salvador Sánchez Cerén, se han encargado de venderle a casi toda la población salvadoreña la falsa idea de que el Estado está en una profunda crisis financiera; lo que hasta cierto punto parece ser real, ya que las estadísticas siempre realizadas por agencias del sistema, marcan un 63% del producto interno bruto ya comprometido con los agentes financieros internacionales, llámense éstos: fondo monetario internacional FMI, banco mundial BM, banco centroamericano de integración centroamericana BCIE y la unión europea UE.

Puro discurso bla, bla, bla

Todos estos organismos son instrumentos de sumisión de los países desarrollados sobre los subdesarrollados. En el caso de El Salvador, durante décadas el país ha sido visto por un grupúsculo de vividores como su feudo, o más bien como su gallinita de los huevos de oro, a la cual han exprimido tanto que ya no da para más. En vista de ello, los actuales vividores para seguir en el poder, se olvidan de que en un momento pregonaron el discurso antiimperialista, porque solo han sido puro discurso. Cuando les ha convenido, criticaron a los EEUU. Actualmente se han convertido en unos dependientes de aquellas políticas neoliberales que tanto criticaron en la oposición, y que tanto daño han causado.

Estas serán peores para la clase trabajadora si el gobierno del FMLN aplica al pie de la letra las órdenes del FMI, el cual ha sido enfático en sostener que si el Estado no aplica las "recomendaciones", no podrá enderezar la crisis y se volverá insostenible e ingobernable, aunque ello signifique despedir a miles de trabadores y trabajadoras, eliminar el escalafón a miles de empleados públicos, quitar los pírricos subsidios al gas propano, al transporte, así como a la energía eléctrica (ya aplicado en parte este mes), incremento del IVA del 13% al 15% el próximo año, subir la edad de las y los trabajadores para jubilarse, incrementar el valor de sus cuotas, eliminar bonos, contratos colectivos de trabajo, desmejorar salarios entre otros, etc.

CSS convoca a movilización

Esta sarta de estocadas del FMI va a dar precisamente al bolsillo de la clase trabajadora y la clase media, a la cual buscan desaparecer. Este gobierno del "cambio"; desgraciadamente ya están cambiando para hacernos más pobres.

Es por ello que la Coordinadora Sindical Salvadoreña (CSS) ha realizado una serie de acciones de denuncia de estas medidas neoliberales. Recientemente realizó una conferencia de prensa   frente a la entrada oriente del Ministerio de Hacienda. En dicha actividad la CSS envió un revolucionario saludo a la clase trabajadora salvadoreña al mismo tiempo invitó, para el día 15 de septiembre, a mostrar nuestro descontento marchando desde la plaza de la salud (zona hospitales) a las 8.00am, luego hacia plaza Gerardo Barrios donde habrá tribuna popular para las organizaciones de la CSS y todas aquellas que coherentemente se sumen a la marcha del pueblo indignado con el gobierno del FMLN, por llevarnos cada vez a mayor pobreza.

Por una verdadera independencia de la clase trabajadora centroamericana

La clase trabajadora salvadoreña y Centroamericana está siendo golpeada por las políticas impuestas por el modelo neoliberal corporativista, que con el ánimo de mantener el statu quo en los países dependientes del imperialismo norteamericano, es capaz de destruir a las y los trabajadores llevándoles a la ruina.

No se puede hablar de independencia si los gobiernos obedecen fielmente los dictados de los organismos financieros internacionales, los cuales van en contra de los intereses de las grandes mayorías. Ante lo anterior, los trabajadores debemos manifestarnos este 15 de septiembre. Salgamos a demostrar al gobierno de Sánchez Cerén y del FMLN que si siguen con sus acciones antipopulares nos tendrá permanentemente en las calles, ya que el pueblo está cansado de tanto atropello a sus precarias finanzas, así como también quiere una verdadera independencia y libertad. Los salvadoreños hemos perdido al obedecer los dictados, la voluntad y voracidad de potencias como Estados Unidos de Norteamérica y otras que, con tal de mantener sus formas de vida, no les interesa hundir a otros países en la desgracia. Toda la clase trabajadora centroamericana a lucha unida por una nueva independencia política de Centroamérica.

Ante la crisis financiera del actual gobierno la solución estriba no en que los pobres paguen más impuestos y se les quiten sus prestaciones económicas y sociales, si no que haciendo que los ricos paguen más, que paguen los impuestos que deben a hacienda y que los funcionarios de los gobiernos de ARENA y del FMLN   que han robado al pueblo devuelvan lo sustraído y sean juzgados.

Share