EL SALVADOR.- Elecciones de ATRAMEC: ganó la democracia.

Por Alberto Castro

La Asociación de Trabajadores del Ministerio de Educación (ATRAMEC) realizo el día 19 de Agosto, la Asamblea Extraordinaria en la que también se llevaron a cabo las elecciones de la Junta Directiva. Esta actividad se llevó a cabo con una serie de situaciones previas que se debatían alrededor del continuismo o de la renovación de su dirección. Además, se discutieron las reivindicaciones de los trabajadores con la entrada de una nueva dirección, después de 35 años que la misma persona había estado ocupando la dirección de la asociación.

Vientos de cambios y la nueva etapa.

Los resultados de las elecciones en los que participaron 645 votantes de 1807 afiliados (datos con número de afiliados hasta julio de 2014, ya que el Secretario saliente no ha brindado actualizaciones al respecto), dieron como vencedora a Marta Campos para la Secretaria General, quien gana con un margen bastante estrecho (12 puntos de ventaja), pero de manera democrática al secretario saliente, que como habíamos dicho llevaba más de tres décadas al frente de este sindicato.

En el transcurso del tiempo, ATRAMEC ha librado luchas heroicas de los trabajadores del ministerio de educación, muchas de las cuales han servido para mejorar la situación laboral. Con este triunfo democrático, se abre pues una nueva etapa en este sindicato. Quienes ganan son los trabajadores al imponer su democracia, decisión que debe respetar la dirección saliente. A la dirección de ATRAMEC llega por primera vez una mujer, que estará ejerciendo como tal durante un año que comenzara el27 de Agosto. Es un periodo corto, pero abre la brecha para que se ventilen aires de democracia y luchas de los trabajadores, quienes en esta ocasión contaran con una nueva dirección que llega por la propia decisión de las bases, y no por imposiciones burocráticas. Esta vez los trabajadores tuvieron la voz, y la hicieron valer, y por ello la junta directiva saliente debe respetar los resultados.

A tomar en cuenta.

Es importante que los fondos con los que empezara a desempeñar sus funciones la nueva dirección de ATRAMEC, deban estar bien esclarecidos legalmente (con auditoria), a fin de evitar inconvenientes a futuro. La continuidad de las conquistas que hasta el momento se tienen debe mantenerse, pero no estancarse en eso.

Se debe reiniciar la lucha seguir por mejoras laborales: el mejoramiento al escalafón hasta el 6% anual, también el incremento de los grados salariales de 11 a 15 que se plasmen en una nivelación de salarios para empleados públicos, aumento de la canasta básica y que esta no sea subsidiada por las economías salariales, sino que se establezca en el presupuesto que corresponde para el MINED. Estas son reivindicaciones que todos, tanto la nueva dirección como bases tienen que abrazar y velar por su conquista. Es de saber que una sola gestión no basta para acomodar la situación del sindicato a favor de los trabajadores, pero al menos podría servir para señalar el camino a seguir.

El porqué de su importancia.

Las elecciones que dan como resultado a la restauración de la voluntad de los trabajadores es un ejemplo a seguir, para los demás sindicatos. Es muy saludable que se renueven sus direcciones, de lo contrario se crean burocracias, las cuales con el paso del tiempo se pasan a favor de la patronal abandonando a los trabajadores, que son lo esencial, quienes le dan vida a los sindicatos, por lo que desde el Partido Socialista Centroamericano felicitamos ATRAMEC por dar ejemplo de democracia sindical, de igual forma instamos a todos los trabajadores afiliados a sus respectivos sindicatos a que también hagan prevalecer sus intereses sobre sus direcciones, una dirección no sirve sino esta con las bases, para que funcione como tal tiene que responder a las demandas laborales que existen.

El llamado es entonces por la unidad sindical de todos los sindicatos, federaciones y centrales obreras del área centroamericana, la dispersión es un arma de la burguesía, todos los trabajadores debemos superar cualquier diferencia ideológica, religiosa, etc. Y centrarnos en las demandas que como trabajadores tenemos.

Share