EL SALVADOR.- La crisis sindical del magisterio


Por Quovadis Domine II

Actualmente, al referirse a la crisis del magisterio nacional, hay que recordar las pasadas luchas y conquistas sindicales que se lograron gracias a la unión y a la articulación del sector docente de aquel entonces y las reformas y prestaciones que “dicen que se han logrado” al día de hoy.

Muchos dirigentes de los sindicatos de maestros/as se han apegado a una agenda electoral y han perdido su capacidad de acción y convocatoria, ya no representan lo que fueron en su momento.

Las direcciones de los sindicatos deben asumir sus funciones

En estos años se han reformado muchos aspectos en el ámbito educativo, pero no ha cambiado la situación en los centros educativos, donde aun existe exclusión, maltrato y soberbia de algunos docentes y directores/as. Los asesores pedagógicos callan ante la injusticia. Cuando a los representantes de los sindicatos se les hace comentarios y sugerencias, invitándolos a que vayan a ver el problema y que ofrezcan alternativa de solución y lo único que ofrecen es “por favor si gusta puede venir a nuestras oficinas en San Salvador y con gusto le atenderemos”. Esto dicen los representantes de Bases Magisteriales, los de ANDES 21 DE JUNIO: “por el momento no podemos ir a reunirnos ya que tenemos una agenda muy apretada de reuniones”.

Vemos a los directores departamentales de educación propuestos por ANDES 21 DE JUNIO. Cuando llega el docente interino/a a exponer su situación laboral, lo que dicen es: “mire su caso es muy especial, pero lo mejor es que calle y actué hipócritamente para que así pueda mantener un perfil bajo y aun así a lo mejor le puedan otorgar sus compañeros/as de trabajo su continuidad dentro del mismo centro escolar y le puedan renovar su contrato”. Mientras, el docente o la docente siempre son ultrajados sin contar con el apoyo de los titulares propuestos por los sindicatos y mucho menos por los que dicen luchar por los derechos de los docentes. Algunos delegados de la junta de la carrera docente le exponen sus problemas y la respuesta “es primero dios algún día de estos pueda ir a visitarlo a su centro escolar y muchas gracias por exponer su caso”.

El Sufrimiento de los docentes

La lucha no debe claudicar, si no acompañarla con una serie de propuestas y reivindicaciones de la clase trabajadora y del magisterio. En la agenda se necesita trabajar en una reforma al sistema de pensiones para un retiro digno de los maestros/as; se necesita de un decreto ejecutivo que les permita a los trabajadores y docentes retirarse con algún incentivo por su labor realizada en sus 30 años de servicio para las mujeres y 35 años de los hombres. Aunque en el magisterio nacional son muchos años más de servicio que tienen los compañeros/as, que no se retiran porque actualmente se vive en una situación económica deplorable y al retirarse no ganaran lo mismo que ganaban al momento de retirarse y el trámite es demasiado engorroso. Hay maestros/as enfermos/as con muchas deudas en instituciones financieras y no se retiran por tratar de pagar sus deudas o darles una mejor oportunidad a sus hijos/as en el ámbito educativo o material. Hay docentes esperando una oportunidad laboral, que se han graduado hace 15 años y aun hacen trámites para trabajar en algún centro escolar; no hay oportunidad, ya que los docentes de muchos años de antigüedad no se retiran, hay necesidades en las escuelas pero no hay suficientes fondos para pagar docentes. En las instituciones educativas privadas se paga mal al docente y no les cubren todas sus prestaciones laborales a pesar de estar supeditadas al MINED.

Tantos son los problemas que hay en el sector docente que hay maestros que han sido amenazados por delincuentes y pagan extorsiones. Otros casos en que las docentes han sido objeto de violación y privación de libertad por bandas de criminales. Estos problemas han sido expuestos y los gobiernos pasados y presentes reciben a diario muchas quejas y la única opción que queda es que los docentes continúan laborando a pesar de todo.

Construcción o rescate de las organizaciones sindicales del magisterio

El magisterio nacional está bastante descuidado. Mientras otros solo piensan en un curul en la Asamblea, en ser gobernadores, candidatos a alcaldes, ministros y presidentes, ¿qué han hecho por el magisterio nacional desde sus cargos? solamente incrementar sus ganancias y aferrarse a perpetuidad en los privilegios que les da el poder o las migajas que les da de comer la partidocracia.

La situación pareciera es la misma en Centroamérica, por lo cual debemos trabajar para cambiar la realidad y articular esfuerzos para luchar juntos por nuestros derechos y reivindicaciones laborales y en contra la hegemonía del imperialismo norteamericano y sus respectivas injerencias en las decisiones de la región centroamericana.

Share