EL SALVADOR.- Por la verdadera dignificación del sector magisterial


Por Quo Vadis Domine II

En el salvador durante muchos años el sector docente se ha caracterizado por ser un bastión muy importante en el proceso de formación de las pasadas, presentes y futuras generaciones de nuestro país.

Educadores y estudiantes, uno de los sectores más combativos

En el proceso histórico siempre el magisterio ha estado en presente en las luchas heroicas y ha aportado a la causa por la liberación de este país. En los años 40s, 50s, 60s, 70s, 80s y 90s el magisterio siempre estuvo sometido por las dictaduras militares, pero a pesar de ello no fue del todo mancillado.

Es así como en junio de 1965 un prestigioso equipo de profesoras y profesores dirigidos por la doctora Mélida Anaya Montes, José Mario López Alvarenga y demás personas colaboradoras, reúnen al magisterio nacional en San Salvador para protestar por el atropello de que eran víctimas en ese entonces; estas actividades dieron paso a la fundación de ANDES 21 de Junio, un 9 de diciembre de 1965, en el cual el magisterio aglutinó a maestros/as a nivel nacional y empezó a luchar por sus derechos.

Al mismo tiempo varios maestros concientizaban a grupos de estudiantes quienes en años posteriores pasaron a conformar el MERS, y que pasaron a formar parte del movimiento de masas y de las organizaciones guerrilleras del país.

Tras los mejores años de ANDES 21 DE JUNIO, en la actualidad nos queda un sindicato despedazado, fragmentado y dividido, que solo piensa en las elecciones y supeditado a un instituto político del cual recibe los lineamientos, siendo estos obedecidos mientras los problemas de los docentes siempre están a la orden del día.

Por una mejor calidad educativa y mejoras salariales

La situación laboral y salarial de los docentes es deplorable, más aún la de los docentes del área rural que tienen que hacer el sacrificio de quedarse en las comunidades, ya que la distancia no les permite trasladarse a sus hogares de origen; estos docentes imparten asignaturas que no son de su propia especialidad, dándose también el caso de que por falta de presupuesto hay centros escolares que trabajan bajo la modalidad de aulas integradas y trabajan con 3 o 4 secciones al mismo tiempo, acumulándole más carga laboral al docente por el mismo salario.

En todos estos años se ha hablado de reformas a la ley de la carrera docente y reformas educativas y aun es más lamentable que se esté trabajando con libros y temas ya muy desfasados; el docente tiene que invertir a veces de su propio bolsillo con tal de aportar en la calidad del aspecto educativo, en aquellos casos en los cuales hay conciencia de que se necesita mejorar la calidad de enseñanza.

El salario actual de los docentes salvadoreños es uno de los más bajos de América Latina, a pesar de que se han hecho los aumentos respectivos, pero se van más en cotizaciones y en descuentos. La situación de mejoría del docente se ve paupérrima en la atención y servicio de salud que espera; a pesar de que se cotiza en una modalidad de bienestar magisterial, no hay beneficios, ya que se paga y a veces no hay medicamentos, y el docente debe pagar pasajes para trasladarse con la receta para poder ir a traerlos a otro lugar donde sí hay.

En el momento actual hay docentes que tienen el tiempo ya cumplido de servicio, pero no se jubilan por la situación económica, y debido a que el Estado no les da las condiciones necesarias para un verdadero retiro digno, dado que las AFP juegan con las pensiones, las administran y solo dan pequeños dividendos de los ahorros de los futuros pensionados.

Aunque la incorporación a la vida laboral en este país es muy difícil, aun en el magisterio nacional, no todos los maestros/as están amparados con una verdadera estabilidad laboral que les garantice un trabajo estable, ya que hay maestros interinos y por horas clase.

¿Dónde están los cambios?

En los gobiernos del FMLN se ha realizado cambios, los cuales, en comparación con los gobiernos de la derecha arenera son innovadores, aunque en realidad son cambios cosméticos.

Así por ejemplo, durante la pasada administración del presidente Funes dotaron de uniformes y alimentos a los establecimientos escolares, utilizando dinero de las arcas del Estado para dar cobertura a los programas sociales. El gobierno actual de Sánchez Cerén al tomar posesión recibió un gobierno sin dinero en las arcas del Estado, un país endeudado por más de 10,000 millones de dólares.

Esto ha llevado a la falta de pago a los proveedores, quienes a estas alturas del año escolar no han recibido su pago por la confección de uniformes escolares y calzado a nivel de Educación Básica y Media; además los centros escolares no han recibido el bono anual para gastos de compras y materiales didácticos para ejercer su labor y suplir algunas necesidades; igualmente los institutos nacionales no han recibido mejoras en sus instituciones.

Además siempre ha habido publicaciones de plazas 2 veces en el año, para que los docentes desempleados o interinos puedan aplicar y estamos en el mes de julio y no ha habido ninguna publicación al momento, sabiendo que en muchos centros educativos del país se necesitan docentes.

Estabilidad laboral del docente interino

En años anteriores los docentes interinos que estaban bajo la modalidad del sistema EDUCO sufrían de inestabilidad laboral. Aunque al final del año el docente tenía la posibilidad de renovar su contrato, recibía su salario, aguinaldo e indemnización en caso de que no continuara laborando en su centro escolar.

Ahora se eliminó la modalidad EDUCO y pasó a modalidad de concejos consultivos escolares, donde hay más participación, aunque las prestaciones de los docentes interinos se han recortado. Por ejemplo, el docente interino es contratado por un año y al final del año recibe su pago y aguinaldo, pero no recibe indemnización; si se le contrata nuevamente debe esperar al inicio del año y contar con el aval del concejo consultivo escolar y la misma Departamental de Educación, quien debe emitir los fondos para el pago de los docentes interinos. En teoría, según la ley de la carrera docente, todo docente interino tiene los mismos derechos que un profesor propietario, aunque en el mes de enero que inicia el año escolar el docente interino no gana el sueldo que gana el docente propietario debido a que el MINED le descuenta debido a la misma derogación y asignación de la partida para el pago del mismo. Ha habido situaciones en las cuales los docentes interinos vienen a cobrar hasta 2 o 3 meses después de haber empezado funciones y cuando vienen a cobrar ese dinero ya lo deben.

Existen una serie de problemas a nivel del magisterio nacional, a pesar de que el actual presidente de la república proviene de este sector. La situación tiende a agudizarse debido a los planes y proyectos neoliberales y las recetas de los organismos financieros internacionales, quienes buscan convertir la educación en una mercancía; actualmente el sector docente a nivel de Centroamérica sufre toda una embestida por parte de los gobiernos.

Unidad en la acción de todas las organizaciones de educadores

Pareciera que el Ministerio de Educación se encamina a un desfinanciamiento; la situación en el sector educativo es tal que los representantes de los gremios de profesores, Simeduco y Bases Magisteriales hablan de acciones de protestas entre las estarían cierres de escuelas. Según Paz Zetino Gutiérrez, secretario general de Bases Magisteriales, "el Ministerio de Educación está fracasado en ese aspecto (entrega de dinero).

La información que tengo es que la situación es tan difícil que, incluso, la entrega del segundo uniforme, que estaba programada para estos días, la postergaron dos meses.

Les dijeron a los proveedores: 'no lo entreguen, tómense el tiempo'. Eso sólo tiene una explicación: no les han pagado" así mismo señaló "...Lo más seguro es que vamos a hacer una conferencia para alertar al magisterio, en el sentido de que no solo está en riesgo la dotación de los recursos de funcionamiento en las escuelas y el pago a los proveedores, sino también la revisión salarial, que por ley debe hacerse cada tres años, pues se está agotando el tiempo para hacerlo porque tiene que ir en el presupuesto 2015." (EDH. 25/07/2014).

A pesar de la situación, los docentes todavía no se atreven a desafiar el gobierno de turno, ya sea porque aún confían en el mismo o por el temor a sufrir represalias.

Desde el Partido Socialista Centroamericano  (PSOCA) consideramos que es necesario luchar por mejorar la calidad educativa, tanto en la ciudad como en el campo, lo cual necesariamente tiene que pasar por mejorar las condiciones laborales y salariales de los docentes.

Por eso llamamos a la unidad en la acción de todos los trabajadores del magisterio, así como llamamos a la organización, movilización y lucha tanto del sector docente, estudiantil y de padres de familia.

Las bases de las diferentes organizaciones del magisterio deben exigir la unidad de éstas así como la independencia de clase.

Share