EL SALVADOR.- Por la reconstrucción del 1 de Mayo


Por Germán Aquino

Este primero de mayo, como en los años anteriores, las marchas finalizaron en dos puntos como fueron la plaza Salvador del Mundo y la plaza Barrios. Con respecto a estas dos marchas existen señalamientos de ciertos dirigentes políticos como Dagoberto Gutiérrez quien manifestó: “…que la separación de las marchas representa dos filosofías diferentes, porque mientras la del FMLN ‘es la marcha que entrega el poder a Washington’, la otra es la que representa las demandas del pueblo trabajador” y los señalamientos de Paz Zetino, dirigente de Bases Magisteriales, según los cuales en la otra marcha estaban los “grupos de fachada del FMLNy que en esa marcha se reunían los que de verdad estaban en favor de hacer avanzar a la clase trabajadora.” (http://tr.org.sv/principal/?p=239).

Una misma clase: mismos intereses

Para el Partido Socialista Centroamericano (PSOCA), parte de estos señalamientos son debatibles y podrían revestir cierto interés político, ya que si bien es cierto existieron dos marchas, ello no implica que la mayoría de organizaciones que se movilizaron hacia la plaza Salvador del Mundo sean las que están entregando el poder a Washington. Es cierto que esta marcha fue instrumentalizada por la cúpula del FMLN, pero ello no implica que estas organizaciones sean las entreguistas o proimperialistas; por el contrario, en dicha marcha se movilizaron organizaciones que mantienen una posición crítica o no comparten las políticas del gobierno y de la cúpula del FMLN. Se debe hacer una diferencia entre lo que es el FMLN y las organizaciones que integran el movimiento social, así como entre la cúpula del FMLN y sus bases, y las organizaciones sociales y sus direcciones. El PSOCA también considera irresponsable el señalar como grupos de fachada del FMLN a las organizaciones que se movilizaron hacia la plaza Salvador del Mundo.

Al mismo enemigo el mismo combate

El PSOCA considera que las organizaciones que se movilizaron hacia la plaza Barrios tienen claro sus intereses de clase y han roto ya con la cúpula del FMLN. Desde este núcleo de organizaciones sociales en la práctica se está constituyendo un nuevo referente político al cual debemos atraer a las demás organizaciones obreras, campesinas, estudiantiles, indígenas, etc.

A nivel de la izquierda el movimiento social, y sobre todo el sindical, se debate entre dos posiciones: los que son afines al gobierno del FMLN y los que no lo son, ante lo anterior el PSOCA llama a las bases de ambos bloques, independientemente de en qué marcha hayan participado, a exigir la unidad como clase trabajadora, como clase se tiene un mismo interés, también hace el llamado a todas las organizaciones campesinas, indígenas y populares a luchar unidas, debemos organizarnos para luchar unidos, además de ello, debemos exigir que se mantenga la democratización al interior de las organizaciones y la independencia de clase.

Por un plan de lucha conjunto

Se debe levantar un plan de lucha conjunto que reúna aspectos como amento general de salarios para los trabajadores privados y públicos de acuerdo al aumento del costo de la vida, luchar contra los Asocios y-o alianzas Públicos Privados y todos los planes de apropiación imperialista de los recursos naturales, rechazar todas aquellas leyes de corte neoliberal y demás leyes que atentan contra la estabilidad laboral y los derechos de la clase trabajadora, defensa de la seguridad social y renacionalización de los servicios públicos energía, comunicaciones, salud y educación, etc., reforma agraria integral.

Share