HONDURAS.- Ante la rebelión policial: llamamos a asambleas, organizarse en comités y nombrar una nueva oficialidad

Valoración del Usuario: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 


A raíz del fraude realizado en las elecciones del pasado 26 de noviembre, y de las constantes dilatorias del Tribunal Supremo Electoral (TSE) que se niega a reconocer el triunfo del candidato opositor, Salvador Nasralla, el escenario en Honduras avanza rápidamente a una situación revolucionaria, en donde la mayoría del pueblo rechaza la reelección del presidente Juan Orlando Hernández (JOH).

La semi insurrección popular en los barrios de casi todas las ciudades de Honduras, los días 30 de noviembre, 1 y 2 de diciembre, que se manifestó en la toma de puentes y bloqueos de carreteras, calles y caminos, pretendió ser contenida con la instauración del toque de queda y con el uso de las fuerzas policiales contra la población que desarmada realizaba acciones de protesta contra el fraude electoral. El resultado de la represión fue más de una decena de muertos y mas de un centenar de detenidos.

Los saqueos fueron en realidad actos aislados, magnificados por los grandes medios de comunicación. Estos saqueos reflejaron la rabia acumulada de grandes sectores sociales que han sido marginados por el neoliberalismo. El gobierno de JOH recurrió a las fuerzas policiales para frenar el estallido social y con ello creó grandes fisuras dentro de la policía.

Las gigantescas manifestaciones del domingo 3 de diciembre, tanto en Tegucigalpa como en San Pedro Sula, y otras ciudades menores pero importantes, demuestran que la mayoría de la población está en contra el continuismo y contra la pretendida reelección de JOH.

El día 4 de diciembre se produjo otro importante fenómeno político: el batallón de Cobras (fuerza policiales elite usada para reprimir manifestaciones) se rebeló contra las ordenes del ministro de seguridad, y como un juego de dominó, diferentes unidades policiales, metropolitana, preventiva, etc., se negaron a salir a las calles, argumentando que no pueden reprimir al pueblo, porque ellos son parte del pueblo.

En las escenas de los noticieros de televisión se ha podido ver a la población en resistencia, confraternizando con los policías, quienes en su mayoría provienen de los sectores mas humildes de la sociedad hondureña. Estas son escenas propias de un proceso revolucionario democrático en curso, que apenas está comenzando.

Desde el Partido Socialista Centroamericano (PSOCA) llamamos a todos los elementos de base de los diferentes cuerpos de la Policía a no reprimir las manifestaciones populares y a no disparar nunca más contra el pueblo.

De igual manera, llamamos a los policías a realizar asambleas para elegir a sus jefes y oficiales. La cadena de mando debe ser sustituida, y solo deben quedar los oficiales que no tienen manchadas las manos con sangre del pueblo, y aquellos que sean electos por los propios policías.

Los exhortamos a formar comités de policías en todas las unidades policiales, que se encarguen de vigilar que no haya más represión contra el pueblo. Debe ser, al contrario, en adelante los miembros de la policía que se han sublevado deben trabajar estrechamente con los comités de los barrios, y con los piquetes de protesta, coordinándose, para garantizar la seguridad de las manifestaciones, y para garantizar la seguridad ciudadana que tanto anhela el pueblo de Honduras. Solo así se podrán contener a los delincuentes e infiltrados que pretenden sabotear las movilizaciones de protesta.

Las reivindicaciones económicas de los policías de base sobre bonificaciones, salarios atrasados, etc, deben ser atendidas de manera inmediata, exigiendo al gobierno su cumplimiento. Pero la satisfacción de estas reivindicaciones, nunca debe servir para comprar conciencias o para volver a utilizar la policía en actos represivos contra el pueblo, como el pasado 1 y 2 de diciembre.

La negativa del TSE de reconocer el triunfo de Nasralla nos obliga a luchar por un nuevo proceso electoral donde se elija una Asamblea Nacional Constituyente, que reorganice al Estado en beneficio de los trabajadores, campesinos, indígenas y los más pobres.

Centroamérica, 4 de diciembre del 2017

Secretariado Ejecutivo Centroamericano (SECA)

Partido Socialista Centroamericano (PSOCA)

Share