GUATEMALA.- Declaracion del PSOCA sobre la reciente toma de la USAC

POR LA INDEPENDENCIA DEL MOVIMIENTO ESTUDIANTIL DE LA USAC

¡POR LA PARTICIPACION ACTIVA Y DEMOCRATICA DE LAS BASES ESTUDIANTILES!

¡NO A LA INTROMISIÓN DEL CSU EN LA TRANSFORMACIÓN DE LA AEU!

Ante la reciente toma de las instalaciones de la Universidad de San Carlos de Guatemala (USAC) por grupos estudiantiles de las facultades de Derecho, Ingeniería y Ciencias Económicas, pertenecientes a la organización Estudiantes Por La Autonomía (EPA), desde el Partido Socialista Centroamericano (PSOCA) alertamos y llamamos a reflexionar sobre lo siguiente:

 

1. La toma del Campus de la USAC durante 54 días en 2010 por parte de EPA marcó un hito en la evolución del movimiento estudiantil de Guatemala y Centroamérica. El acuerdo con que finalizó dicha toma generó: por un lado, una mesa de diálogo para reformar los artículos de la Ley Orgánica de la USAC, reglamento de elecciones y estatuto interno que fueron tocados por la Corte de Constitucionalidad, y para restituir los derechos estudiantiles en la elección de autoridades de las unidades académicas; y por otro lado, el inició de un proceso de organización de un Congreso de Reforma Universitaria. Ambos acuerdos han marchado dificultosamente, las autoridades universitarias permanentemente ponen obstáculos y zancadillas con tal de no realizar una Reforma Universitaria, democrática e incluyente.

La proyectada reforma a la Ley Orgánica de la USAC  se ha diluido en el tiempo, y ni siquiera los delegados de EPA saben qué ha sucedido con la misma. La organización del congreso de Reforma Universitaria ha marchado con muchas dificultades, básicamente a causa de los tropiezos que ponen el Consejo Superior Universitario (CSU), sectores conservadores de los docentes y elementos oportunistas del sindicato de trabajadores de la USAC. Todos estos sectores se resisten a perder sus privilegios y se niegan a democratizar la vida interna de la USAC.

2. Trascurridos dos años de esa toma, hemos asistido al surgimiento de una vanguardia estudiantil que se ha auto organizado, a veces en torno a ciertas asociaciones de las unidades académicas, a veces de manera independiente. Esto es sintomático de un paulatino despertar de las bases, que se ha manifestado no sólo en luchas por intereses sectoriales específicos, sino por el apoyo de esta vanguardia a luchas de otros sectores populares por sus reivindicaciones concretas.

3. El viernes 10 de agosto un grupo de estudiantes pertenecientes a la Asociación de Estudiantes Universitarios (AEU) tomó por seis horas el campus de la USAC. La razón de esta acción fue la denuncia de algo que ya es del conocimiento general: que la máxima organización estudiantil de la universidad, la AEU, está tomada desde hace largos años por un grupo de mafiosos que introducen armas y drogas al campus y tienen intereses en toda clase de negocios en las unidades académicas. Lo novedoso fue que un grupo de esta dirigencia corrupta de la AEU, dirigido por Karlos de León, planteó la denuncia contra otro grupo, dirigido por Jorge Mario García.  La toma fue síntoma de una supuesta división entre ambos grupos de la AEU, que se recrudece en un año en que hay elecciones a la dirección de esta asociación.

4. En vista las pugnas internas en la AEU, dirigentes de EPA en las facultades de Ingeniería y Derecho, propusieron a otros grupos estudiantiles dentro de EPA tomar el campus de la USAC con el propósito principal de exigir al CSU que convoque a una Asamblea General de Estudiantes que desconozca a la actual directiva de AEU y llame a elecciones garantizando un proceso limpio y legítimo. Al interior de EPA se dio una intensa discusión sobre la conveniencia o no de esta toma, de la validez de la demanda principal y de la poca información transmitida a las bases estudiantiles sobre la problemática. Al  final, las dirigencias de EPA en ingeniería, derecho y ciencias económicas, de manera unilateral, con la clara intención de imponer su hegemonía sobre los demás grupos estudiantiles,  decidieron lanzarse el 14 de agosto a la toma de las instalaciones de la USAC, sin que existiese un acuerdo mayoritario dentro EPA. Estas actitudes unilaterales de una minoría debilitan la lucha que debemos librar contra las autoridades y contra la corrupta dirigencia de la AEU. Agregaron como demandas, la resolución del conflicto  en torno al plan de repitencia en la Facultad de Ciencias Económicas, la restitución de los derechos estudiantiles en la elección de autoridades en las unidades académicas, la realización de la Reforma Universitaria y el otorgamiento por parte del gobierno, del  5% del presupuesto general para la USAC.

Independientemente de nuestra crítica a las decisiones unilaterales, estas demandas son justas aunque parciales. Y es que mientras no participen activamente la mayoría de las organizaciones estudiantiles dentro y fuera de EPA, a través de las reuniones y asambleas democráticas, no estarán reflejadas el conjunto de las reivindicaciones estudiantiles. Sin la participación activa y consciente de la mayoría de los estudiantes el triunfo no estará garantizado.

5. El Partido Socialista Centroamericano (PSOCA) considera un craso error involucrar al CSU en las elecciones de la AEU. Bien sabemos la agenda neoliberal y de privatización velada que orienta la actuación del CSU, su vinculación con los partidos burgueses, los intereses y ambiciones personales que persiguen y su aversión y represión contra los movimientos estudiantiles progresistas independientes. La propuesta de quienes se han tomado la USAC, en el sentido que el CSU sea el árbitro supremo de las elecciones de la AEU, implica subordinar y colocar la anhelada independencia del movimiento estudiantil en bandeja de plata a los sectores más conservadores de la USAC y entregar la autonomía de este movimiento.

La democratización, independencia y rescate de la actual AEU, y de cualquier otro movimiento estudiantil, solo será posible con la participación democrática y activa de la mayoría de los estudiantes. La democratización e independencia del movimiento estudiantil de la USAC, nunca será producto de las acciones audaces de una minoría que, aunque parezca combativa, se resiste a obedecer el mandato mayoritario de las bases estudiantiles.

Es un tema importante de discusión si vale la pena recuperar el espacio de la AEU como institución estudiantil legítima desde la cual se pueden impulsar cambios relevantes, o si ya es una institución caduca que debe ser reemplazada por otra más adecuada a las necesidades del actual movimiento estudiantil. Pero esta discusión debe darse desde las bases estudiantiles mismas, mediante un proceso democrático asambleario de movilización y concientización. La intención de involucrar al CSU revela los métodos burocráticos, caudillistas y autoritarios de los líderes del sector de EPA que ha tomado la USAC, y el desprecio que en el fondo tienen por las amplias bases estudiantiles.

6. Las problemáticas del plan de repitencia, el presupuesto de la USAC y los derechos estudiantiles en la elección de autoridades, sólo tienen una solución estructural, que se dará por medio de una Reforma Universitaria. Pero no una reforma decretada desde arriba por un CSU que se opone a toda clase de transformaciones progresistas y democráticas. Pensamos que la demanda central en esta coyuntura es la agilización, a partir de las organizaciones de base, del proceso de reforma.

7. Creemos que es vital que los estudiantes de todas las unidades académicas realicen asambleas generales para decidir el futuro de la AEU y el futuro de la actual toma de la USAC, pues no fueron consultados. Los compañeros que tienen tomada la USAC deben permitir el ingreso de los estudiantes al campus universitario para realizar estas asambleas democráticas, tomando todas las previsiones del caso para evitar una contra-toma por parte de las autoridades.

8. Exhortamos a los compañeros estudiantes y docentes de todas las facultades, escuelas y centros regionales a suspender las actividades académicas mientras dure la toma y, siguiendo el ejemplo de la Escuela de Historia, a que se declaren en asamblea permanente para discutir en conjunto democráticamente estudiantes, catedráticos y trabajadores, los problemas de fondo que afectan a nuestra universidad, y las situaciones estructurales a nivel nacional que les sirven de marco. Esta sana discusión constituye una formación profesional más valiosa que cualquier lectura o investigación a que se obligue a los estudiantes mientras esté vigente la toma. Estas asambleas y actividades deben realizarse en el interior del campus, un campus bajo el control del estudiantado.

9. Denunciamos la intención del CSU de presentar una petición al Ministerio Público para que investigue a los compañeros que tienen tomada la USAC. Los funcionarios universitarios al servicio del gran capital ya empezaron a mostrar las garras y colmillos de su vocación represiva. Ante una posible intromisión de las fuerzas represivas en la USAC para desalojar, el movimiento estudiantil en su conjunto debe estar presto a defender la autonomía universitaria.

 

¡POR UNA REFORMA UNIVERSITARIA DEMOCRÁTICA E INCLUSIVA!

¡INSTAUREMOS ASAMBLEAS DEMOCRÁTICAS DE TODOS LOS ESTUDIANTES, DOCENTES Y TRABAJADORES UNIVERSITARIOS!

 

Secretariado Ejecutivo Centroamericano (SECA)

PARTIDO SOCIALISTA CENTROAMERICANO (PSOCA)

19 de Agosto de 2012

Share