COSTA RICA.- Sobre el movimiento obrero y estudiantil en la UCR


Por Ernesto Fuertes

Mientras escribimos estas líneas, existen cuando menos 3 instancias de coordinación diferentes en la Universidad de Costa Rica (UCR) actuando de manera simultánea: un grupo sobre el tema de interinos, otro grupo para la formación de un Bloque Estudiantil para el movimiento de diversidad sexual y el tercer grupo se encarga del presupuesto universitario o Fondo Especial para la Educación Superior (FEES).

La lucha por aumentar el FEES

Este último extendiéndose no solo a la UCR, sino en coordinación con el resto de movimientos estudiantiles de las universidades públicas. ¡Desde el Partido Socialista Centroamericano (PSOCA) saludamos a estas instancias! Estamos ya participando y apoyando en todo lo que podemos a cada una de ellas y deseamos su difusión y el logro de cada uno de sus objetivos. Pero, por esta misma razón, proponemos lo siguiente.

Los salarios o los cupos de interinos de la UCR solo pueden resolverse si aumenta el presupuesto o los ingresos de la educación superior pública, lo cual quiere decir que está directamente relacionado con el presupuesto del FEES; los estudiantes solo pueden resolver el tema del FEES si se solucionan problemas como el déficit fiscal (que son precisamente utilizados para justificar los recortes y la reducción continua del presupuesto). Por lo tanto, esto está directamente relacionado con la lucha no solo de los trabajadores universitarios (como los interinos), sino con la pelea del movimiento popular costarricense contra los proyectos de la Asamblea Legislativa que pretenden recortar el gasto del gobierno central y, por lo tanto, el presupuesto para la educación dentro del cual se incluye el FEES.

Por último, el movimiento de diversidad solo puede triunfar con: la democratización de las instituciones del Estado; con la consecución de un Estado Laico; el fin de la discriminación basada en sexo, etnia, nacionalidad o discapacidad, entre otros; y, por lo tanto, con el triunfo de políticas propias de un gobierno popular. Esto quiere decir, no solo que los interinos y los estudiantes tienen los mismos objetivos a lo interno de la UCR, sino que es en el mejor de sus intereses el total apoyo a una posible huelga indefinida convocada por el movimiento sindical costarricense en contra de los proyectos de ley de la Asamblea Legislativa (tal y como se difunde entre sindicatos de la salud o de la educación), así como su participación o formación de una instancia de coordinación que unifique todos estos problemas universitarios (obreros y estudiantiles) bajo un solo frente común, en conjunto con los trabajadores fuera de la UCR que están impulsando la derrota de la ‘austeridad’ promovida por el Estado.

Por consiguiente, nos parece que mantener separadas y fragmentadas estas instancias de coordinación, y en especial cuando se encuentran trabajando de manera simultánea, significaría rebajar y entorpecer los objetivos y los intereses mismos de los trabajadores y estudiantes que conforman estas valiosas instancias; como lo decíamos en un artículo anterior: “Algunas de ellas [las actividades], es cierto que se realizan en ‘coordinación’ y unidad de acción, pero la espontaneidad hace que muchos grupos y sectores queden por fuera: se convocan a reuniones de un día para el otro, o incluso el mismo día tan solo horas antes de realizarse, por lo que las coordinaciones resultan algo así como extensiones de las propias organizaciones exclusivas que convocan, y no una coordinación real. Con esto se crea la ilusión de que se está haciendo unidad de acción o que se está dirigiendo un movimiento, pero en realidad se lo está fragmentando, debilitándolo, y se está simplemente en la retaguardia siguiendo la marcha de los eventos”.

Superar la fragmentación, crear un movimiento nacional

El no plantear que todas estas causas están conectadas entre sí por la situación económica y política del país, y que la solución de sus temáticas solo puede lograrse con la alianza o unificación con el resto de los otros sectores, nos parece terriblemente dañino para esos propios movimientos. Estas asambleas y coordinadoras tienen el gran mérito (que no podemos decir en ningún momento que sea exclusivo del PSOCA, sino de todas las organizaciones que participamos juntas en esto) de contener en germen la salida del sectarismo y la formación de un movimiento que interactúe entre sí como movimiento, la salida de la aleatoriedad y la espontaneidad, de la falta de actividades políticas de difusión e información (tal y como los mismos estudiantes lo sienten en el movimiento estudiantil), así como promover la democratización asamblearia y anti-burocrática en el manejo de las asambleas y demás instancias coordinadoras. Pero es precisamente por esta característica tan valiosa del movimiento, que está siendo construido entre activistas independientes e individuales, asociaciones, colectivos y partidos hermanos, que consideramos necesario proponer esta perspectiva de unificación. Esta decisión no puede ser tomada por ningún grupo ejecutivo de ‘coordinación’: solo por el voto de las asambleas.

No se trata de diluir cada temática particular: no queremos que se olvide el tema de la diversidad sexual, ni que se olvide el FEES, ni que se olviden a los trabajadores interinos de la UCR. Lo que queremos es todo lo contrario: que se planteen soluciones que logren efectivamente alcanzar los objetivos de cada uno de los sectores y problemáticas particulares.

Hoy por hoy, los proyectos de ley de la Asamblea Legislativa que buscan todos, la reducción del gasto público en educación (a través del FEES) afectarán la posibilidad de mejorar las condiciones de los interinos; además, se impone por vía rápida y autoritaria, en violación de derechos democráticos de la misma forma con la que se irrespetan los derechos democráticos de la población sexualmente diversa. Esto coloca a estas coordinadoras en la necesidad de unirse hombro con hombro entre estudiantes, trabajadores (tanto universitarios como de otras áreas) y demás sectores populares del país en contra de este gobierno y en contra de los proyectos de ley que impulsan actualmente en el parlamento, y unirse en la conquista por parte de todos estos sectores juntos y unidos de una serie de políticas propias de un gobierno popular.

Ligarnos a otros sectores en lucha

El 26 de Mayo se llevó a cabo la asamblea sobre el tema del FEES en la Facultad de Ciencias Sociales de la UCR. La misma votó por abrumadora mayoría la propuesta de nuestros compañeros del PSOCA de formar una coordinadora de carácter nacional que agrupe todas estas problemáticas universitarias. Pero inmediatamente después, algunos grupos de izquierda se negaron a la participación del movimiento universitario en Organización Popular Ya (OPY), aunque OPY representa ya una instancia de coordinación general. No tenemos la intención de hacer un texto de polémica sectaria, pero queremos externar fraternalmente nuestro desacuerdo con estas decisiones. En las asambleas se dice que ya existen instancias de coordinación refiriéndose a reuniones de Bussco, o refiriéndose a los distintos grupos, partidos o colectivos políticos que participan en todas estas instancias de interinos, FEES o diversidad sexual. Pero asumir que cualquiera de estas organizaciones es ya la coordinación nacional, sería pasar por encima de las decisiones democráticas y libres de los estudiantes y trabajadores interinos que conforman todas estas instancias. Nadie ha votado por ninguno de esos grupos ni por Bussco para conformar ninguna coordinación nacional. ¡La asamblea general sobre el FEES ni siquiera se ha realizado!

Por supuesto que todas estas instancias tienen que trabajar con Bussco, y apoyarlos en la convocatoria de una huelga indefinida que sería la única forma de solucionar cada uno de los problemas de interinos, del FEES y de los derechos democráticos de la comunidad sexualmente diversa. Por eso el trabajo de todas estas organizaciones, incluso con las que no estemos de acuerdo en algún punto particular, nos parece tan importante de ser apoyado e impulsado por todos nosotros. Pero para esto es necesario la formación de una coordinadora mucho más amplia que Bussco, el cual ni siquiera representa solo a sectores universitarios (como el SINDEU), sino a sindicatos magisteriales o de salud, etc. Esto plantea la necesidad de la conformación de una coordinadora nacional general que unifique a Bussco con estos diversos movimientos universitarios y que convoque a muchas otras organizaciones, donde las bases e individuos que conforman todas esas asambleas elijan cual es el mejor modo para organizarse y las políticas para apoyar. Las instancias del FEES, de interinos y de diversidad sexual, tienen que proponerse la necesidad de formar dicha coordinación.

Por eso el negarse a participar en OPY, es al mismo tiempo negarse a crear la coordinadora nacional que las propias asambleas están votando. y frenar activamente la unidad misma que dicen estar defendiendo. OPY es la única coordinadora permanente que existe actualmente en el país que abarca a organizaciones sociales de distintas áreas y temas, a través de la cual podemos empezar a ampliar aún más la organización conjunta de todas estas problemáticas, con el fin de solucionar de una vez por todas estos derechos económicos y políticos. Esto implicaría unificar a los distintos sectores que convoca OPY, con los sectores que convoque el movimiento universitario de interinos, diversidad sexual y FEES, y esto a su vez en conjunto con Bussco. Pero si los demás grupos políticos insisten en negarse a participar en OPY por simples intereses partidarios mezquinos, nosotros sí estamos dispuestos a sumarnos a sus instancias de coordinación, precisamente para impulsarlas, apoyarlas y unificarlas: lo mínimo que podemos proponerle al movimiento universitario de trabajadores y estudiantes es que formen otra instancia propia, sin imponer comités ejecutivos que no han sido votados por nadie y que no pueden representar ninguna coordinación si ni siquiera hacen convocatorias públicas a sus reuniones, y nosotros desde el PSOCA y como propuesta abierta de nuestro partido a los compañeros de OPY, nos sumaremos a esa coordinadora nacional más amplia.

Por último, con las “Propuestas del PSOCA para la Asamblea del FEES” presentamos nuestra posición sobre cuáles son las políticas que revertirían los actuales proyectos de ley del gobierno y que, en sustitución de estos, podrían ser implementados ya mismo para el mejoramiento de la economía costarricense y centroamericana, así como la democratización de sus instituciones. Creemos que esos puntos son los que tienen que ser defendidos por la unión y coordinación de todas estas instancias mencionadas anteriormente.

¡Por la unidad de trabajadores y estudiantes en la UCR!

¡Todo el apoyo a la huelga indefinida en Costa Rica!

¡Coordinemos todas las luchas: unámonos a Organización Popular Ya!

Share